Sobre AM
NoticiasPersonas

20 de junio de 2021

La historia de un hombre de 76 años al borde de la pobreza que cuida a su bisnieto con cáncer

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

El pasado mes de febrero comenzó a circular en las redes sociales una petición de ayuda para un niño muy enfermo en Cuba.

El pequeño estaba ingresado en el hospital pediátrico de Pinar del Río y no tenía zapatos. Su bisabuelo le había comprado un calzado artesanal que luego le fue robado en el centro de salud.

De ese momento, muchas personas se conmovieron al conocer la historia de Alberto, un hombre de 76 años y de su bisnieto Erick.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Al niño de 7 años le encantan los robots, que le celebren su cumpleaños y Micky Mouse. Esta familia vive en una comunidad rural de Forteza.

Alberto es la persona que atiende, alimenta y lleva a las consultas a Erick. Este pequeño sufre de linfoma no Hodking.

Dos años después del primer diagnóstico, los doctores descubrieron que el pequeño también tiene una leucemia linfocítica aguda.

Alberto ha tenido que salir adelante con su niño, en una vivienda que no tiene las condiciones adecuadas para vivir.

Gracias a la publicación que hizo el youtuber DaguitoValdés, fue que esta familia comenzó a recibir ayuda. Muchas personas se acercaron hasta la vivienda de Alberto y Erick para entregarles arroz, pollo, libros y helados.

Cargando...

Publicidad

Luego llegaron donaciones de juguetes, dinero ropa y otros artefactos. Las autoridades locales, por su parte, solo habían entregado un par de colchones, el transporte para las consultas y cientos de promesas.

Cargando...

Publicidad

Alberto señaló que antes de que la gente los ayudara, pasaron mucho trabajo: “nos la vimos muy fea él y yo solitos aquí, guapeando, hasta para comer”.

El bisabuelo de Erick antes trabajaba como jardinero, pero ahora la edad ha hecho estragos en su cuerpo y no puede hacer ese tipo de actividad.

El anciano dijo que el niño es lo más grande que tiene en su vida y que hace todo lo posible para que este sea feliz.

A pesar de las necesidades, Erick vive tranquilo en su inocencia y adoptó a una perrita. Este animalito es su otra compañera. ¿Tienes algún mensaje de aliento para Erick y Alberto? ¡Déjalo en los comentarios!

Cargando...
Cargando...

Publicidad