logo
Getty Images
Fuente: Getty Images

Así fueron los últimos momentos de vida de Lady Di tras el fatal accidente, según rescatista

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Hace 24 años la noticia de la muerte de Lady Di impactó al mundo. El terrible accidente que acabó con su vida ocurrió en el puente del Alma en París.

Publicidad

Diana habría cumplido 60 años de edad el pasado mes de julio. A más de dos décadas de su deceso, algunos testigos presenciales del fatal accidente narraron al Daily Mail cómo fueron los últimos momentos de la princesa.

Uno de los presentes en el lugar de los hechos aquel 31 de agosto de 1997, fue el sargento de los bomberos, Xavier Gourmelon. Esto fue lo que contó.

La princesa Diana en una cena ofrecida por el presidente Mitterand, el 1 de noviembre de 1988 en el Palacio del Elíseo en París, Francia. | Foto: Getty Images

Publicidad

SU LLEGADA A LA ESCENA

Según dijo Gourmelon al medio, sabía que algo de extrema gravedad había ocurrido, pues ya se había solicitado la presencia de un equipo médico completo en el lugar de los acontecimientos.

Aquel fatídico domingo de agosto, el automóvil en el que iba la princesa Diana había sufrido un fatal accidente. El sargento corrió al puente del Alma en París con equipos de bomberos y ambulancias.

Lee más: La princesa Diana fue engañada: investigación revela cómo se obtuvo la explosiva entrevista de la BBC

Ya en el sitio, vio a Trevor Rees-Jones, el leal guardaespaldas de Diana, que se veía muy agitado, según relató, y necesitaba ayuda médica.

Publicidad

Gourmelon también vio a un médico agachado entre los restos del vehículo junto a otra de las víctimas del siniestro, que resultó ser Diana. Dijo que en ese momento todavía se movía y hablaba.

ÚLTIMAS PALABRAS DE DIANA

El equipo del jefe de bomberos sacó de los escombros a Dodi Al-Fayed, quien era el novio de Diana en aquel entonces, para tratar de resucitarlo. El sargento indicó que se quedó con la pasajera una vez que sacaron al hombre.

“Ella habló en inglés y dijo: ‘Dios mío, ¿qué pasó?’. Yo podía entender eso, así que traté de calmarla. Le tomé la mano”, dijo el bombero francés.

Publicidad

Gourmelon destacó que, aparte de su hombro, externamente la princesa no se veía demasiado malherida. Posteriormente le colocaron una máscara respiratoria, un collarín cervical, y fue cubierta con una manta isotérmica metálica.

Se decía que la respiración de Diana era normal y que su pulso estaba “bien y fuerte”. Posteriormente, el jefe de bomberos ayudó en el traslado de la princesa a una ambulancia. En ese momento Xavier todavía no conocía la identidad de la paciente.

Un capitán que se encontraba en el lugar del accidente le dijo que se trataba de una de las mujeres más famosas del mundo. Luego la reconoció.

La princesa Diana en París, el 11 de noviembre de 1988. | Foto: Getty Images

Publicidad

PERSECUCIÓN DE LOS PAPARAZZI

El accidente ocurrió a pocos minutos de que la princesa, su novio, el conductor Henri Paul, y Trevor Rees-Jones salieran del Hotel Ritz en la capital francesa, unos minutos después de la medianoche.

Según un testigo, el conductor dijo a los paparazzi fuera del hotel que no intentaran seguirlos, pues no los atraparían. Sin embargo, hicieron caso omiso. Fueron seguidos por fotógrafos hasta que golpearon un pilar a alta velocidad.

Dodi y Paul perdieron la vida en el impacto, mientras que Rees-Jones y Diana quedaron gravemente heridos. La princesa fue trasladada inmediatamente al Hospital Pitié-Salpêtrière.

Publicidad

Leer también: Princesa Diana: las distintas teorías detrás de la noche de su muerte

Tras su llegada al nosocomio sufrió un infarto y un médico logró que su corazón volviera a latir. Luego le hicieron unos rayos X que revelaron una hemorragia interna muy grave.

Posteriormente sufrió otro infarto. Los médicos intentaron todo lo que pudieron, pero no lograron resucitarla de nuevo.

Publicidad