Mujer de Florida se topó con $1.000 millones en su cuenta bancaria y estaba feliz, pero era una deuda

Mayra
26 jun 2021
23:20
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Para muchos, entender los estados bancarios resulta algo complicado. Esta mujer de Florida sintió que era una de las mujeres más ricas del mundo, por un par de días.

Publicidad

Tras el fallecimiento de su esposo, Julia Yonkowski no había vuelto a manejar la cuenta bancaria que tenía conjuntamente con él. Hasta el pasado 19 de junio cuando intentó extraer 20 dólares.

En su lugar, el cajero le indicó que le cobraría un sobregiro. Sorprendida, la mujer pidió un saldo y la cifra que leyó la sorprendió, ¡era millonaria! En AmoMama te contamos la divertida historia. 

Julia Yonkowski, de Largo, Florida. | Foto: Captura de YouTube/WFLA News Channel 8

Publicidad

DE MILLONARIA A DEUDORA

Al llegar a la entidad bancaria y enterarse de que el cajero no podía darle el monto solicitado porque “causará sobregiro y se le cobrará”, prefirió cancelar la operación y averiguar cuánto tenía la cuenta.

El sistema le mostró la cifra más alta que jamás había visto, 999.985.855,94 dólares. Julia no podía siquiera leer el monto. Pero algo sí sabía, ese dinero no era suyo.

“Dios mío, yo estaba horrorizada. Yo sé que la mayoría de la gente va a pensar que ganaron la lotería, pero yo estaba horrorizada”, confesó la mujer, según cita El Universal.

Publicidad

Lejos de pensar en la posibilidad de sacar el dinero y vivir la gran vida, Julia intentó en forma desesperada comunicarse con Chase Bank, entidad donde tiene la cuenta bancaria.

Por ser fin de semana, no tuvo suerte con eso. Pero mantuvo su decisión de no tocar ese dinero. Tenía muy presente historias similares de otras personas que habían sacado y gastado el dinero y luego habían tenido que devolverlo.

El lunes siguiente, un funcionario del banco le dio la segunda sorpresa: ese saldo era deudor, es decir, su cuenta reflejaba que le debía esa cantidad a la entidad.

Comprobante del cajero automático Chase Bank. | Foto: Captura de Youtube/WFLA News Channel 8.

Publicidad

PREVENCIÓN DE FRAUDES

Pasado el susto inicial, el funcionario le explicó a Julia que no tenía que pagar esa cantidad de dinero. Es un recurso que utilizan los bancos cuando detectan movimientos sospechosos en alguna cuenta.

En su caso, ella no había legalizado la nueva situación de la cuenta al morir su esposo. Así que al intentar sacar el dinero, el banco congeló la cuenta y mostró un saldo deudor para imposibilitar la movilización del dinero. 

Finalmente, Julia realizó los trámites necesarios para validar la cuesta sin la firma de su difunto esposo y pudo sacar aquellos 20 dólares. Cuéntanos, ¿qué sería lo primero que harías si de repente te conviertes en millonario?

Publicidad