logo
Getty Images
Fuente: Getty Images

Así era la casa de la infancia de los príncipes William y Harry junto a la princesa Diana

Diego Rivera Diaz
26 jul 2021
17:20
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

En su infancia, los príncipes William y Harry llamaron al Palacio de Kensington su hogar. Fue allí donde pasaron sus primeros años junto a sus padres, Diana y Charles.

Publicidad

Poco después de contraer matrimonio, el príncipe Charles y la princesa Diana se mudaron a los departamentos 8 y 9 del palacio de Kensington. Fue allí donde la pareja crio a sus hijos, los príncipes William y Harry.

Hoy en día, el duque de Cambridge vive en la propiedad con su esposa, Kate Middleton, y sus hijos. Habitan el departamento 1A. Hoy te traemos un vistazo al hogar de infancia de William y Harry.

Princesa Diana y príncipe William en su hogar en Kensington en octubre de 1985. | Foto: Getty Images

Princesa Diana y príncipe William en su hogar en Kensington en octubre de 1985. | Foto: Getty Images

Publicidad

El palacio de Kensington es una residencia real ubicada en Kensington Gardens, en la zona londinense de Kensington y Chelsea. Ha sido la residencia oficial de distintos miembros de la familia real británica desde el siglo XVII.

Actualmente, es el hogar de los duques de Cambridge, William y Kate, y de los duques de Gloucester, los duques de Kent, el príncipe Michael de Kent y su esposa. Pero a mediados de los 80, fue el hogar que vio a Diana criar a sus hijos.

Lee más: Las 5 fotos más lindas de William y Harry con su madre, la princesa Diana

La joven princesa pasó largas horas con los niños en su departamento en el palacio, jugando y pasando tiempo de calidad juntos. Fue una crianza más bien inusual para miembros de la aristocracia.

Publicidad
Príncipes Charles y William y princesa Diana en Kensington en febrero de 1983. | Foto: Getty Images

Príncipes Charles y William y princesa Diana en Kensington en febrero de 1983. | Foto: Getty Images

El departamento estaba hermosamente decorado, y era un espacio perfecto para criar a una familia feliz. La decoración fue diseñada por la difunta princesa de Gales, con la ayuda del diseñador Dudley Poplak.

Publicidad

Su hogar ocupaba tres pisos del palacio, incluyendo amplias salas de estar, salones de juegos para los niños, una hermosa chimenea, estudios y bibliotecas. Los pequeños príncipes tuvieron mucho espacio para ser libres.

El piso superior contenía las habitaciones de los niños y sus salones de juegos e incontables juguetes. Una lujosa compañía de juguetes infantiles se encargó del diseño del piso, con suaves alfombras con patrones frutales.

Princesa Diana y príncipes William y Harry en octubre de 1985. | Foto: Getty Images

Princesa Diana y príncipes William y Harry en octubre de 1985. | Foto: Getty Images

Publicidad

En las fotos de aquellos días, Diana suele estar siempre muy cerca de los niños, jugando con ellos. El hogar contaba con un enorme piano de cola, sobre el cual había muchos retratos familiares.

Los niños posaron sus manos sobre un instrumento por primera vez frente a este piano, bajo la amorosa supervisión de su madre.

Lee más: 5 veces que William, Harry y sus esposas rindieron homenaje a la princesa Diana

En Kensington, la familia era realmente libre, sin las típicas presiones de la monarquía que atosigarían a Diana años después.

Era un espacio donde Diana y sus hijos podían vivir lejos de los paparazzi, las cámaras y los tabloides. Fue el refugio perfecto para forjar valiosos recuerdos que ambos príncipes de seguro siguen atesorando.

Publicidad
Príncipe Harry en Kensington en octubre de 1985. | Foto: Getty Images

Príncipe Harry en Kensington en octubre de 1985. | Foto: Getty Images

Harry y William podían correr, saltar y jugar a sus anchas en el departamento. Había caballitos de juguete, soldados, bloques de construcción, y prácticamente cualquier cosa que pudiesen desear.

Publicidad

Era una plácida existencia, que logró protegerlos de la presión mediática que definiría el resto de sus vidas. Fueron años libres de cámaras, del destello del flash de los fotógrafos, de los rumores y las intrigas.

Fue una infancia idílica en un memorable entorno. Diana se esforzó por darle a sus hijos algo que ningún miembro de la familia real había tenido antes: una verdadera infancia.

Príncipes Harry, William y Charles y princesa Diana en Kensington en diciembre de 1986. | Foto: Getty Images

Príncipes Harry, William y Charles y princesa Diana en Kensington en diciembre de 1986. | Foto: Getty Images

Publicidad

Charles también estuvo presente en esa época. Su relación con Diana aún no se había desmoronado. La abismal distancia que los separó años después no existía.

Fueron muchas las noches que pasaron reunidos en familia, ante el calor de una hermosa chimenea blanca.

Lee más: William y Harry habrían peleado "como perro y gato" en el funeral de Philip

También compartieron ratos amenos en el comedor, un amplio espacio con cortinas rojas y una gran mesa verde oscuro.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Harry reveló que Meghan quería acabar con su vida estando embarazada: ella eligió vivir para que él no perdiera a otro ser querido

08 de mayo de 2022

Harry sintió que a Diana la "persiguieron hasta la muerte" cuando salía con un hombre que "no era blanco": temía que Meghan viviera lo mismo

12 de mayo de 2022

Príncipe William y su esposa reaccionan al anuncio de Elizabeth II sobre que Camilla será reina consorte

17 de febrero de 2022

Príncipe Charles dejó a Diana embarazada y llorando y se fue a montar caballo cuando ella se tiró por las escaleras

14 de marzo de 2022