logo
facebook.com/daniel.vanderbeken
Fuente: facebook.com/daniel.vanderbeken

Abuela de 86 años encendió una vela para que su nieto tenga suerte en un examen y perdió todo

Guadalupe Campos
29 jul 2021
21:30
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Teresita es una abuela argentina de 86 años. Un gesto de fe y amor hacia un nieto se convirtió para ella en una horrible pesadilla: lo perdió todo.

Publicidad

Hace más de seis décadas y media, Teresita, que por entonces tenía 20 años, levantó con su marido su casa en la localidad argentina de Gualeguaychú, Entre Ríos. Allí, entre esos muros fruto del esfuerzo de ambos, criaron a sus ocho hijos, y llenaron el espacio de amor y recuerdos.

Publicidad

"Cuando murió mi abuelo, ella decidió seguir viviendo ahí, en esa casa que tanto amor le dio", contó Magalí, una de sus nietas.

Un mes atrás, esta anciana encendió una vela. Uno de sus nietos tenía que rendir un examen, y así elevaba ella su plegaria para que le fuera bien. Pero ocurrió lo impensado.

Leer también: Adolescente salva a una familia de morir en un incendio: no olieron nada porque tenían COVID

Antes de irse a dormir fue a controlar que todo fuera bien: la vela casi se había consumido, y parecía a punto de apagarse. La dejó entonces así y se fue a dormir.

Publicidad

Pero las apariencias engañan, y lo que parecía una llamita moribunda terminó siendo su peor desgracia. Y sobrevino la tragedia.

La despertó la luz en mitad de la noche. Y al despertar, en la vigilia la esperaba la pesadilla: su casa estaba en llamas.

Publicidad

Apenas tuvo tiempo para encontrar sus llaves y salir a pedir socorro a la calle. Sus vecinos fueron quienes llamaron a los bomberos, y llegaron cinco autobombas para controlar el incendio.

Leer también: Vecinos rescatan a tres niños de un incendio en un tercer piso, en dramático video

De su casita no quedó casi nada: cenizas, escombros y destrucción fueron el resultado de un fuego rápido, intenso y avasallante, que arrasó con sus pertenencias, fotos y recuerdos.

Ahora, de momento está viviendo en la casa de su nieta Magalí. Sus familiares están recaudando fondos mediante donaciones y se han puesto a vender pasteles y pastas: quieren juntar el dinero necesario para reconstruir, al menos parcialmente, la casa.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Niño cuida a su abuela: tras su muerte, hereda retrato de Washington y halla una llave adentro - Historia del día

12 de mayo de 2022

Hombre descubre que su abuela tenía mansión de $1,3 millones pese que vivía en una casucha y que él no es el heredero - Historia del día

05 de mayo de 2022

Hombre visita la casa que su difunta abuela le dejó 32 años atrás y la ve perfectamente limpia - Historia del día

21 de abril de 2022

Anciano va a visitar a su hija por su cumpleaños número 80 y ella no lo deja entrar a casa - Historia del día

22 de febrero de 2022