Sobre AM
NoticiasNoticias mundiales

13 de agosto de 2021

Padres de la niña que murió entrenando baloncesto: "Esto no debería pasarle al hijo de nadie"

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Imani Bell era una niña de tan solo 16 años. La obligaron a hacer una práctica extenuante de baloncesto en medio de una ola de calor, y murió como consecuencia de eso. Ahora, la familia busca justicia.

Eric y Dorian Bell, padres de la estudiante secundaria fallecida, ahora llevan a juicio a los entrenadores de su hija. Hablaron con la prensa sobre del caso, y en AmoMama te traemos los detalles.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

El triste episodio ocurrió el 13 de agosto de 2019 en una escuela de Jonesboro, Georgia, Estados Unidos. Aquel día, las temperaturas rondaban los 40°.

En ese contexto, Larosa Walker-Asekere y Dwight Palmer, los profesores de baloncesto de Imani, mantuvieron su práctica en exteriores. La sometieron a una práctica que involucraba subir escaleras en el intenso calor.

Eric Bell, padre de la niña, es también entrenador de baloncesto en otra escuela. Aquel día, él había cancelado la práctica de sus alumnos por el calor.

"Es una situación triste porque había protocolos. Si los protocolos se hubieran seguido, no estaríamos teniendo esta conversación hoy", afirma. "No queremos que esto vuelva a pasarle a nadie más".

Cargando...

Publicidad

Recalcan que su hija era una adolescente perfectamente saludable. De acuerdo a los médicos, fue el intenso calor el que causó la descompensación que la llevaría a la muerte.

La familia de Imani inició acciones legales contra los entrenadores y las autoridades de la escuela. El martes 10 de agosto pasado, los entrenadores fueron formalmente acusados de asesinato en segundo grado y homicidio involuntario.

Cargando...

Publicidad

La defensa de Walker-Asekere adujo que su defendida estaba en su primer día de trabajo en esa escuela. Justificó que por ese motivo ella se guio aquel día por lo que indicaron otros responsables de la escuela.

La escuela declinó hacer comentarios. Lo mismo cuenta para la defensa de Dwight Palmer, el otro entrenador.

"Para atravesar estos tiempos difíciles, me gusta recordar su sonrisa", dice Eric Bell rememorando a su hija. "Era una persona muy positiva".

Por su parte, Dorian, madre de la niña, tiene claro que quiere que la historia de su hija tiene que ser ejemplar para que no vuelva a pasar: "Esto no debería pasarle al hijo de nadie", dice.

Cargando...
Cargando...

Publicidad