Sobre AM

Farmacia nombra a un perrito jefe de seguridad: firmó un contrato y tiene su propio gafete

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Una farmacia de México "contrató" a un perrito callejero de edad avanzada como jefe de seguridad. Su historia conmovió tantos corazones que se volvió viral.

La historia de Matute comenzó parecida a la de muchos otros perros callejeros. Pero dio un giro que lo cambiaría todo. Lee su caso aquí, en AmoMama.

La farmacia Victoria se encuentra en la localidad de Villas de Pachuca, en México. Allí, un perro de la zona empezó a rondar el local, cuando el lugar en el que solía estar cerró por la pandemia.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Hermenegildo de Jesús Rodríguez Fonseca, encargado de la farmacia, habló con la prensa y contó el caso. Según cuenta, no es la primera vez que el comercio cuida de algún animalito que lo necesita.

Relata que Matute "tiene aproximadamente 12 años y siempre ha vivido en situación de calle". Es conocido de la zona, y tres veces hubo familias que intentaron adoptarlo, pero no se adaptó a la vida doméstica.

En la farmacia, sin embargo, halló su lugar enseguida. Pronto se adaptó al personal del comercio y a los clientes, y ellos se habituaron a él.

Cargando...

Publicidad

Un día, cuenta Hermenegildo, un hombre sospechoso entró a la farmacia. Parecía estar bajo el efecto de alguna sustancia, y lucía muy sospechoso. "El perro se puso muy alerta ante esa situación", relata.

Matute, habitualmente tranquilo y cariñoso con todo el mundo, le hizo una canina advertencia al intruso, que se marchó. A partir de entonces, el perrito se ganó su gafete.

"Fue como una cuestión nada más simbólica para el perrito", dice Hermenegildo, autor de la idea. "Al final él está todo el tiempo aquí con nosotros".

Cargando...

Publicidad

Subraya también que "es un perro muy noble, muy sencillo, que es muy fácil de querer", pero que no vio venir la repercusión del gesto: "No esperábamos esta reacción de la población".

Cargando...

Publicidad

En las redes sociales, destacaron que en la farmacia "lo alimentan, le tienen su sitio dentro del local, y recibe su baño periódico  por aquello de la higiene". 

Por lo que se ve en las fotos, se toma su trabajo muy en serio. Aunque, claro, no deja de dormir alguna que otra siesta en un costado del mostrador, cuando todo está tranquilo.

¿Qué piensas de esta historia? ¿Conoces algún comercio en el que la mascota sea un trabajador más? ¡Comparte tus comentarios y reflexiones!

Cargando...
Cargando...

Publicidad