Sobre AM
NoticiasPersonas

31 de agosto de 2021

Le dijeron que era infértil y dio a luz a quintillizos

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Tras años de sufrir decepciones mes a mes al no lograr el ansiado embarazo, esta pareja recibió la mejor noticia de sus vidas, multiplicada por cinco.

Durante tres años, Alejandro y Brenda Raymundo añoraban convertirse en padres. Pero la condición que sufría la joven, síndrome de ovarios poliquísticos, se lo dificultaba. 

Finalmente, la pareja se armó de valor y acudió a una clínica de fertilidad, con la esperanza de hacer su sueño de ser padres, realidad. Esta es su conmovedora historia.

“MIEDO Y ALEGRÍA”

Cargando...
Cargando...

Publicidad

En octubre del año pasado, Brenda acudió a una clínica de fertilidad, donde le dieron un medicamento que estimularía a sus óvulos. Así contrarrestaría le causa principal de su infertilidad.

Apenas dos meses después, un test de embarazo les dio positivo por primera vez y la emoción era simplemente indescriptible. 

“No podíamos creerlo. Tener nuestro primer resultado positivo en la prueba de embarazo fue increíble. Habíamos esperado tanto para verlo”, expresó Brenda, según recoge The Sun.

Cargando...

Publicidad

Una semana después, acudieron a la consulta de rutina por el embarazo. Mientras el médico exploraba su vientre, en la pantalla aparecieron lo que parecían cinco burbujas de aire. Pero cuando preguntó que era, la cara del ecografísta la sorprendió.

Así fue como se enteró de que esperaba cinco bebés y no pudo parar de llorar. Sentía una mezcla de alegría y miedo por un futuro incierto. No le habían advertido que había esa posibilidad.

CINCO HERMOSOS HIJOS

Debido al alto riesgo de su embarazo, esta mujer de 28 años debió acudir semanalmente al hospital para ecografías de seguimiento. Debido al covid-19, su esposo nunca la pudo acompañar. 

Cargando...

Publicidad

Cargando...

Publicidad

El 17 de mayo, luego de 31 semanas de embarazo, nacieron en el Parkland Hospital en Dallas los cinco preciosos bebés: Alejandro, Humberto, Antonio, Leilany y Amara. Sus pesos oscilaron entre 0.9 y 1,7 kilos.

“Pensé que nunca sería mamá, nunca pensé que vendrían cinco a la vez. No dormimos, pero no podríamos estar más felices”, dice la agotada madre.

Los niños permanecieron en el hospital hasta finales de julio, cuando finalmente llegaron a su hogar. Ahora, con sus padres y abuelos, comienzan a mostrar sus diversas personalidades y a llenar todo de caos y felicidad.

Cargando...
Cargando...

Publicidad