Entretenimiento

05 de septiembre de 2021

Perro se negó a dejar a su dueña hasta el final y se quedó sentado cerca de su ataúd

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Cuando María Isabel Benites Chamba, de 95 años, falleció a mediados de agosto de 2021, nadie se imaginaba lo mucho que le dolería a su mascota.

Tener mascotas es una de las cosas más maravillosas que una persona puede hacer. No es solo abrir las puertas de tu casa a un animalito; es recibir a un compañero que te será fiel desde el primer día, hasta cuando de su último aliento.

Muchos consideran que las mascotas son ángeles en la Tierra. Son unos seres maravillosos que traen mucha felicidad a sus dueños y se sienten igual de felices cuando están junto a ellos.

Bumer en el coche fúnebre junto a su dueña. | Foto: Facebook/FunerariaysaladevelacionessantaRosa2017

Publicidad

Maria Isabel Benites Chamba, oriunda de Ecuador, tuvo la compañía de un fiel peludo. El perrito, llamado Bumer, se mostró sumamente triste cuando la anciana de 95 años falleció.

Después de su partida, los familiares de Benites Chamba organizaron su despedida, a la que por supuesto asistió su querido Bumer.

"Se podía ver la lealtad y el afecto que existía entre ella y su perro", dijo un portavoz de la funeraria. "Él siempre estuvo ahí con su dueña".

El perrito siempre estuvo junto al cuerpo de su dueña. Cuando estaban celebrándose los actos velatorios, Bumer permaneció debajo del ataúd. Y cuando su querida María Isabel fue trasladada al cementerio, el peludito se montó en el coche fúnebre junto al féretro.

Publicidad

Publicidad

“Él rodeó el coche fúnebre antes de subir a bordo como si dijera: 'Quiero ir a despedirme de mi mamá'”, aseguró el portavoz. "Un tremendo ejemplo de lealtad".

Sin duda, no hay nada más especial que la relación entre nosotros y nuestras mascotas. Es desgarrador pensar que, algún día, inevitablemente nos separaremos. Pero el amor perdurará, así como el cariño de Bumer por Maria Isabel Benites Chamba. Qué descanse en paz.

¿Conoces alguna otra historia así? No dudes en contárnosla en la sección de comentarios.

Publicidad