Sobre AM
Entretenimiento

11 de octubre de 2021

Doctor exitoso tiene romance secreto con la mujer de limpieza y luego la abandona - Historia del día

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Un doctor sedujo a una humilde empleada de limpieza y luego la abandonó cruelmente por otra mujer. Pero poco después, el karma le hizo pagar su merecido.

Cuando la madre de Olivia se enfermó, ella tuvo que dejar los estudios para enfocarse en apoyarla. Sin título ni experiencia de trabajo, la joven terminó trabajando como empleada de limpieza en el hospital local.

El sueldo era bajo, pero le permitía pagar por su departamento, y cubrir las medicinas de su mamá. En su primer día de trabajo, Olivia conoció a un apuesto y joven doctor llamado Lucas.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Era tan atractivo que no podía dejar de verlo. Lucas notó su mirada y le devolvió una gran sonrisa. Olivia quedó encantada. Era su primer día y ya se estaba enamorando de un doctor.

Al poco tiempo, Olivia comenzó a esforzarse por terminar el trabajo más temprano, para poder quedarse cerca de la salida y ver a Lucas salir al final de su guardia. No se atrevía a dirigirle la palabra, pero le gustaba mirarlo.

Un día, Lucas se dio cuenta de que alguien lo estaba viendo al salir del trabajo. Olivia vio que miraba en su dirección y sacó su teléfono, fingiendo estar distraída.

Cargando...

Publicidad

"¡Oye, tú!", gritó Lucas, directamente hacia ella. Asustada, Olivia comenzó a alejarse lentamente sin dar la cara al doctor. Pero él se acercó a ella rápidamente y siguió hablando.

"¿Eres Olivia, no? ¿Olivia Martínez, del hospital?", preguntó Lucas.

"Sí", dijo Olivia con la voz baja. "No pensé que nadie supiese mi nombre, yo solo soy la que limpia", agregó. Lucas soltó una carcajada. "Bueno, tu uniforme dice el nombre, así que no tiene nada de raro que los demás lo aprendamos", dijo.

Cargando...

Publicidad

Olivia se sonrojó. Se sentía como una tonta. Todos en el hospital tienen distintivos con sus nombres. Era algo muy obvio, y se sintió estúpida por haber preguntado.

"Bueno, yo soy el Dr. Lucas Alvarado. Soy cirujano en el hospital", dijo Lucas, extendiendo su mano.

"Un placer conocerlo, Dr. Alvarado", dijo Olivia tímidamente.

"Por cierto, si no le molesta, quisiera preguntarle por qué ha estado mirándome tanto estos últimos días. Me di cuenta, no me vaya a decir que es mentira, porque la vi con mis propios ojos", dijo Lucas.

"No... no es nada... es que...", comenzó a decir Olivia. Pero Lucas la interrumpió. "Oye, ¿te gustaría ir a cenar conmigo esta noche? Así podemos sentarnos a hablar fuera del hospital", dijo el joven doctor.

Cargando...

Publicidad

Olivia asintió con la cabeza. Tuvieron su primera cita esa noche, y sería la primera de muchas. Al poco tiempo coordinaban sus horas de salida del hospital para verse en algún restaurante cercano y pasar horas charlando.

Cargando...

Publicidad

Una noche, estaban sentados juntos en plena cena romántica cuando Lucas le dio un beso y le dijo "me gustas demasiado, Olivia. Quiero estar contigo para siempre".

Olivia se sonrojó profundamente. "Tú también me gustas muchísimo, Lucas", le respondió la joven. "Es más, no sé cómo decírtelo, pero nunca me había sentido así antes".

Entonces, el semblante de Lucas cambió de repente. "Pero debo decirte algo, Olivia. Debemos mantener nuestra relación en secreto", declaró el hombre.

Olivia quedó perpleja. "Pero, ¿por qué? ¿Qué tiene de malo que estemos saliendo? ¿A quién podría importarle?", cuestionó la chica.

Cargando...

Publicidad

"Bueno, sabes que trabajamos en el mismo lugar. No quisiera meternos en problemas si alguien se entera sobre nuestra relación", dijo Lucas.

Olivia sintió que se trataba de una excusa, porque sabía de otras parejas de empleados en el hospital. Sin embargo, prefirió guardar silencio y no contrariar a Lucas.

Cargando...

Publicidad

Al día siguiente, Olivia estaba sentada en la cafetería del hospital, preguntándose la verdadera razón para el secretismo de Lucas. En ese momento, una voz la sacó de sus pensamientos. "Disculpa, ¿puedo sentarme aquí?".

Olivia subió la mirada y vio que era un bedel del hospital. Su distintivo revelaba su nombre: Daniel Colina. Olivia asintió, y Daniel se sentó junto a ella.

"Oye, ¿todo bien? Te ves un poco perdida de este mundo", le dijo Daniel. Olivia no quería hablar de sus preocupaciones amorosas, así que le dijo que estaba distraída pensando en los problemas de salud de su mamá.

Charlaron un buen rato. Daniel le contó sobre su propia vida. Años atrás, el joven tuvo que abandonar la universidad para cuidar de sus hermanos tras la muerte de sus padres en un accidente.

Cargando...

Publicidad

Poco a poco, Daniel y Olivia se hicieron amigos. Cuando él retomó sus estudios, ella siguió sus pasos y comenzaron a estudiar juntos en el hospital durante sus descansos.

Un día, Lucas la invitó a cenar y Olivia le dijo que no podía, pues debía estudiar para un gran examen. Lucas la había visto estudiar con Daniel muchas veces, así que se puso muy celoso, pero no le dijo nada.

Cargando...

Publicidad

Al día siguiente, Lucas entró al hospital junto a una cirujana, tomados de las manos. Vio a Olivia directamente a los ojos, y siguió su camino como si nada. Ella se sintió traicionada, y esperó al final del día para confrontarlo.

"Tú me pediste que mantuviéramos nuestra relación en secreto, ¡y ahora estás en público agarrado de manos con otra mujer! ¿Cómo explicas eso, Lucas?", exclamó Olivia.

"Olivia, por favor, no seas ridícula. Ella es mi prometida, Clara. Vamos a casarnos el mes que viene", respondió Lucas fríamente.

Olivia lo miró anonadada. "¿Estás bromeando, Lucas? ¿Tu prometida? ¿De qué demonios estás hablando?", dijo la joven. Lucas comenzó a reírse a carcajadas. "Sí que eres ingenua, ¿no, Olivia?", respondió.

Cargando...

Publicidad

"Lucas, te estoy hablando en serio. ¿Es por eso que mantuviste nuestra relación en secreto? ¿Tuviste una prometida todo este tiempo?", dijo Olivia, con los ojos llenos de lágrimas.

Lucas sonrió con malicia. "Claro que no, Olivia. Clara y yo llevamos saliendo una semana. Mantuve mi relación contigo en secreto porque no quería humillarme ante mis colegas por estar saliendo con una mujer de la limpieza", dijo cruelmente.

Cargando...

Publicidad

Olivia se quedó sin palabras. Lucas nunca la había tratado así antes.

"¿Por qué tanta sorpresa, mi amor? ¿De veras creíste que me iba a casar contigo?", dijo Lucas burlonamente, y comenzó a reir de nuevo. "Te voy a dar un consejo, Olivia. No sigas haciendo el ridículo. Enfócate en tus estudios y tu nuevo amiguito, ¿sí?".

La joven no podía creer lo que estaba oyendo. Quedó devastada, no solo porque Lucas la hubiese dejado por otra mujer, sino por haber salido tanto tiempo con una persona con un corazón tan oscuro y no haberse dado cuenta. Se sentía muy tonta.

Esa noche, cuando estaba a punto de salir del trabajo, uno de sus vecinos la llamó de emergencia. Su mamá había fallecido. Olivia cayó al piso en el acto, y colapsó en llanto. Por suerte, Daniel estaba pasando por ahí en ese momento y se acercó a ayudarla.

Cargando...

Publicidad

Olivia quedó muy afectada por la muerte de su madre, y Daniel pedió un día libre en el trabajo para acompañarla a casa y apoyarla. La ayudó a coordinar los arreglos y fue un hombro en el cual pudo llorar a sus anchas.

Esta experiencia reforzó aún más el vínculo entre Olivia y Daniel. Siguieron apoyándose mutuamente en sus estudios universitarios, y un año después, ambos recibieron sus respectivos títulos.

Cargando...

Publicidad

Al poco tiempo, Daniel y Olivia comenzaron a trabajar en un hospital como doctores. Luego de varios años ahorrando dinero, decidieron abrir su propia clínica privada.

Había muchos roles por cubrir en la clínica, por lo que comenzaron a entrevistar candidatos. Necesitaban oncólogos, radiólogos, anestesiólogos, y varios otros especialistas, pero sobre todo necesitaban un jefe de cirugía.

Al entrar el primer candidato por la puerta, Olivia quedó impactada. ¡Era Lucas! Le fue muy bien en la entrevista, y Olivia decidió contratarlo. Pero Lucas tenía otros planes.

Cargando...

Publicidad

Cuando le dijeron que obtendría el puesto, se presentó el primer día con un ramo de flores, dispuesto a pedirle matrimonio a Olivia. "¿Me harías el hombre más feliz del mundo, Olivia? Clara y yo nos divorciamos hace años, porque siempre te amé a ti", le dijo.

Pero Olivia se rio en su cara. "Le voy a dar un consejo, Dr. Lucas. Es mejor que no se ponga con esas cosas en el trabajo, o será despedido. Estoy comprometida, y me casaré este mismo mes con Daniel, aquel "amiguito" que Ud. conoció", respondió sonriente.

"Así que, por favor, compórtese. No me parece que sea apropiada que Ud. le esté hablando así a una mujer comprometida, y mucho menos a su nueva jefa", asestó.

Cargando...

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

No puedes escapar del karma. Lucas fingió amar a Olivia y luego la dejó por otra mujer. Años después, la situación dio un giro de 180°.

Cargando...

Publicidad

Nunca juzgues a los demás por su ocupación o clase social. La forma en que Lucas juzgó a Olivia por ser trabajadora de limpieza fue un terrible error.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Cargando...
Cargando...

Publicidad