Hombre jorobado se enamora perdidamente de una hermosa millonaria y le pide matrimonio - Historia del día

Vanessa Guzmán
07 oct 2021
05:20
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Emily se negó a casarse con David porque era jorobado y todos se burlaban de él por su apariencia. Mientras caminaba hacia su habitación una noche, Emily lo escuchó hablando de ella, y sus palabras la hicieron cambiar de opinión.

Publicidad

Emily siempre fue hermosa. Cuando estaba en el jardín de infancia llamaba la atención de todas las madres que venían a recoger a sus hijos a la escuela. A medida que crecía, su belleza se realzaba aún más.

Sin embargo, al crecer, la belleza de Emily también se convirtió en la fuente de sus problemas. Desafortunadamente, cuando se matriculó en la universidad, hubo varios incidentes en los que estos amantes obsesivos habían tratado de acecharla y seguirla a todos lados.

Anillo de compromiso. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Y algunos de ellos simplemente cruzaron la línea. Una vez trataron de secuestrarla solo porque rechazó una invitación a una fiesta. Entonces, preocupado, Jorge había designado un guardaespaldas para su amada hija.

David, el guardaespaldas de Emily, era un hombre dulce y generoso. Sin embargo, tenía una joroba en la espalda y esa es la razón por la que la gente siempre lo alejaba. Algunos incluso se burlaron de Emily por ser hermosa y tener un guardaespaldas feo, pero ella siempre lo defendió.

Con el paso del tiempo, David desarrolló sentimientos por Emily, y pronto lo que sentía pasó a ser amor. Decidió armarse de valor y confesarle a la joven lo sentía. Sin embargo, ella manifestó que no podía aceptarlo. David estaba perplejo.

Publicidad

“Pero, ¿qué pasa, Emily? ¡Sé que yo también te agrado!", dijo David, quien entró en pánico.

“Nunca dije que me gustabas", expresó Emily.

“¿Qué pasa? ¿Alguien dijo algo o te lastimé sin querer? ¿Qué pasa?", comentó David.

"No hiciste nada, David. No es tu culpa. Es solo que... quiero decir, no sé cómo expresarlo, pero no podemos estar juntos".

"¿Pero por qué? ¿Es...? Antes de que David pudiera decir algo, Emily lo interrumpió.

Publicidad

“Mira, David. Seré honesta contigo. Sé que me amas y te preocupas por mí, pero tengo que pensar en toda mi vida. No puedo defenderte cuando la gente te menosprecia por tu apariencia”.

Hombre pensativo. | Foto: Pexels

Publicidad

“Además, sé que cuando me comparan contigo, te sientes mal. Entonces, creo que es mejor para nosotros si nunca volvemos a discutirlo".

David estaba desconsolado. Sabía muy bien que su joroba era motivo de burla, pero no esperaba que Emily lo rechazara por su apariencia. Desafortunadamente, sus problemas no terminaron ahí.

Esa noche, Jorge casi arremetió contra David por habérsele declarado a su hija. “¿Cómo te atreves? ¿Cómo te atreviste a enamorarte de Emily?”.

"La amo, señor", declaró David enfáticamente, "y no veo nada malo en eso".

"¿Amor?", Jorge se echó a reír. “David, eso suena bien entre personas del mismo calibre. No eres rico ni guapo. ¿Qué te hace pensar que mi hija se tendría algo contigo?”.

Publicidad

"A ella también le gusto, señor", respondió David en voz baja. "Pero tiene miedo de que la gente la juzgue por mi apariencia".

"Bueno, ¡no hay nada de malo en su forma de pensar! Todo el mundo sabe que no eres muy atractivo de ver", se burló Jorge.

"No me importa lo que piensen los demás, señor. Todo lo que me importa es Emily. Está bien si no quiere estar en pareja conmigo por mi apariencia. Respeto sus decisiones porque la amo y espero que ella lo entienda. En cualquier caso, estaré allí para ella siempre que me necesite”, dijo David.

"Bueno, tendrás que hacerlo", sonrió Jorge. "Después de todo, te pago por ser su guardaespaldas".

Publicidad

Emily estaba justo afuera de la habitación mientras tenían esta conversación. Escuchó a David expresar su apoyo a su decisión, a pesar de su rechazo.

Dedos entrelazados. | Foto: Pexels

Publicidad

Cuando David dijo que haría cualquier cosa por ella, sus ojos se llenaron de lágrimas. Y esa noche, Emily se dio cuenta de lo equivocada que había estado.

"Lamento haberte hecho daño, David", dijo al día siguiente mientras conducían de regreso de su universidad. "Estaba pensando en nosotros, y aunque no sé si querré casarme, no me parece mal salir contigo. ¿Qué tal si salimos a cenar esta noche?”.

David estaba atónito. "¿Qué? ¿Hablas en serio?".

"¡Sí!", Emily sonrió. "Pero si alguna vez me haces llorar de nuevo, ¡estás muerto! Sabes que ayer te escuché hablar con papá y no pude dejar de sollozar cuando llegué a mi habitación".

Publicidad

“Pero Emily, ¿estás segura? ¿Qué hay de tus padres? No quiero que tomes decisiones apresuradas. Tómate tu tiempo”.

"No voy a tomar ninguna decisión apresuradamente, David. Y conozco a mis padres, así que no te preocupes", le aseguró Emily. "De todos modos, ¡nos vemos en la cena esta noche!".

A partir de ese día, Emily y David comenzaron a salir. Y con el tiempo, se dio cuenta de que él era la mejor pareja que pudo haber elegido.

Era cariñoso, y, lo más importante, siempre la apoyó y nunca se apartó de su lado. Cuando Jorge arremetió contra Emily después de descubrir que estaba saliendo con David, su amado indicó que se apartaría si le causaba tantos problemas.

Publicidad

Pero Emily lo apoyó y dijo que ella también estaría a su lado para siempre. Poco después, la joven se graduó de la universidad y se casó con David. Inicialmente, sus padres se opusieron a su relación, pero finalmente la aceptaron cuando vieron cómo la cuidaba el guardaespaldas.

Pareja tomada de la mano. | Foto: Pexels

Publicidad

Pronto, David se unió al padre de Emily en su negocio después de mucha desgana y una escena casi caótica en su casa. David no quería aceptar ningún favor de su suegro.

Sin embargo, al final, todo salió bien y un año después de su boda, David y Emily le dieron la bienvenida a una hermosa niña.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

No le hagas caso a lo que otros dicen sobre una persona: Emily escuchó lo que otros tenían que decir sobre David y, por un breve momento, ella también lo miró con desprecio debido a su joroba.

La belleza de una persona no se trata solo de apariencia: David es un brillante ejemplo de esto.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad