logo
Shutterstock
Shutterstock

Mujer descubre que no es la madre biológica de su hijo de 7 años, ni su esposo el padre - Historia del día

Mayra Pérez
20 oct 2021
00:20

Una mujer descubrió que no era la madre biológica de su hijo de siete años, pero ahí es donde la situación se volvió confusa: el padre del niño tampoco lo era.

Publicidad

Pedro y Victoria Mijares eran una pareja adorable, amada por la gente de su vecindario. Los dos comenzaron como compañeros de juegos en el jardín de infancia, y cuando crecieron lo suficiente para reconocer el amor, se comprometieron el uno al otro.

Así, los dos mejores amigos se convirtieron en marido y mujer. La suya era la mejor relación; no hubo peleas, y sus disputas menores nunca vieron la luz de un nuevo día. Una de sus reglas era que los desacuerdos debían resolverse antes de que se fueran a la cama.

Niño sentado solo en el banco de un parque público. | Foto: Shutterstock

Niño sentado solo en el banco de un parque público. | Foto: Shutterstock

Pedro era un introvertido con una naturaleza muy flexible, mientras que su esposa era una extrovertida obstinada que hablaba sobre todo en la relación.

Eran una pareja perfecta, y cuando ambos tenían treinta y tantos, le dieron la bienvenida a su primer hijo y lo llamaron Paul. Se acercaron aún más el uno al otro después del nacimiento de su hijo.

Publicidad

Las personas sonreían siempre que veían cuán enamorados estaban estos dos el uno del otro. Por otra parte, su hijo era todo para ellos. Lo llenaron de mucho amor.

A medida que el bebé crecía, empezaron a notar algunas cosas; su hijo no tenía absolutamente ningún parecido físico con ninguno de ellos. No llegaron a esa conclusión de inmediato, por supuesto.

La presión estaba sobre Pedro al principio. Sus amigos comenzaron a burlarse porque su hijo parecía no tener ningún parecido físico con él, y escuchar eso no le gustaba para nada.

“Debes tener genes realmente débiles”, bromeó un día uno de sus amigos.

Esto no solo lo hizo sentir terrible; comentarios así le plantaban pensamientos sucios en la cabeza que no tenían por qué estar ahí.

Aun así, no podía negarse a sí mismo que sus amigos tenían razón. A menudo miraba a su hijo y no veía ningún rastro de sí mismo en él, pero su relación era excelente; de hecho, el chico lo amaba.

Hombre sentado en el patio con unos amigos compartiendo unas bebidas. | Foto: Pexels

Hombre sentado en el patio con unos amigos compartiendo unas bebidas. | Foto: Pexels

Publicidad

Cada vez que pasaban tiempo juntos, que era a menudo, Pedro no podía evitar preguntarse si podría haber algo de verdad en las bromas enfermizas de sus amigos. Pero nunca le dijo ni una palabra a su esposa por temor a cómo se lo tomaría.

Unos años después, se hizo aún más evidente: Paul no era hijo de Pedro. El hombre habría dejado pasar las bromas si su hijo se hubiera parecido un poco a su esposa porque eso significaría que realmente tenía genes débiles.

Pero a los cuatro años, el niño tampoco se parecía en nada a ella, lo que significaba que había un tercero. Los otros parientes que los visitaban con frecuencia, fueron los primeros en expresar la opinión.

“Bueno, ustedes saben que los niños crecen y cambian con el tiempo, estoy segura de que en unos años se verá como su fornido padre”, les dijo Victoria.

“Victoria tiene razón”, expresó Pedro. Si había algo de verdad en la posibilidad de que Paul no fuera su hijo, no quería que su familia extendida se enterara hasta que él estuviera listo para hacerlo.

Siete años después, no había dudas al respecto. Paul no se parecía en nada a sus padres ni a los de ellos. Una noche, Pedro se armó de valor y le preguntó directamente a su esposa.

Publicidad

“Te he confiado toda mi vida Vic”, comenzó. “Pero necesito saber la verdad esta noche. ¿Paul es mi hijo?”

Su esposa también había estado pensando en eso, así que cuando preguntó, se sintió atrapada. La hizo responder con sarcasmo. “Por supuesto, es mi hijo con otro hombre, porque no te he sido leal en toda mi vida adulta”.

Niño llorando. | Foto: Pexels

Niño llorando. | Foto: Pexels

A Pedro no le gustó el sarcasmo, así que más tarde esa semana, se tomó la libertad de realizar una prueba de ADN en secreto. La prueba confirmó que él no era el padre biológico del niño que estaban criando, y eso lo enfadó mucho: "No he sido más que bueno con ella y así es como me paga", pensó enfurecido.

Regresó a casa ese día con toda la intención de enfrentar a su esposa, pero cuando la vio ayudando a su supuesto hijo con la tarea, tuvo que calmarse.

Publicidad

No quería que el niño fuera testigo de lo que estaba a punto de suceder, así que lo envió a jugar con otros niños en el patio. Tan pronto como el niño se fue, presentó los resultados de la prueba y acusó a Victoria de infidelidad.

Ella se sorprendió, primero por su audacia de hacer tal cosa, y segundo, por el hecho de que el niño realmente no le pertenecía. En realidad, él era el único hombre con el que había estado. ¿Cómo no podía ser el padre de su hijo?

“Bueno, si tú no eres su padre, entonces yo tampoco soy su madre”, exclamó Victoria.

Pedro no le creyó y ambos se acostaron enojados. Al día siguiente, Victoria también se hizo la prueba de ADN, y cuando llegaron los resultados, revelaron que Paul tampoco era su hijo biológico.

La situación la confundió, y cuando se lo contó a su esposo, él también se sintió desconcertado. Se sentaron para una larga discusión sobre el tema, luego de lo cual decidieron regresar al hospital donde ella dio a luz a su hijo.

Fueron remitidos a un hombre que prometió investigar después de escuchar su versión de los hechos. Les dijo que existía la posibilidad de que una o ambas pruebas estuvieran mal, pero que intentaría llegar al fondo del misterio.

Publicidad
Pareja discute mientras la mujer sostiene unos papeles en la mano. | Foto: Pexels

Pareja discute mientras la mujer sostiene unos papeles en la mano. | Foto: Pexels

Pedro y Victoria regresaron a casa y trabajaron duro para mantener alejado a su hijo de lo que fuera que estaba sucediendo. No lo trataron de manera diferente, y siguieron colmándolo de amor: era el niño que habían criado durante años, y eso no cambiaría.

Una semana después, el hombre del hospital se acercó a ellos. Había encontrado dos archivos: uno para el niño que estaban criando y el segundo para otro niño nacido al mismo tiempo.

Aparentemente, los niños habían sido cambiados por error al nacer y la otra pareja, sin saberlo, se había llevado a su hijo biológico. Fue una revelación impactante, pero Pedro y Victoria se alegraron de que no hubiera sido por la infidelidad de ninguno de los dos.

Publicidad

Decidieron localizar a la familia que estaba criando a su verdadero hijo, lo cual fue difícil porque había pasado mucho tiempo. Les tomó unos meses, pero lograron encontrarlos y les contaron todo lo que habían descubierto.

La pareja se sorprendió, pero cuando vieron a Paul, se dieron cuenta de lo mucho que se parecía a ellos. Pedro y Victoria también vieron a su hijo. Su nombre era Kevin y se parecía mucho a su padre.

“Ahora sé que no tengo genes débiles”, murmuró para sí mismo cuando vio a Kevin por primera vez.

A ambas partes les hubiera encantado intercambiar hijos en ese momento, pero se habían enamorado de los hijos que criaron. Decidieron mantenerse en estrecho contacto mientras criaban a los niños que se llevaron a casa desde el hospital en ese fatídico día del parto.

Alineación de niños recién nacidos en sus cunas, en el reten de un hospital. | Foto: Shutterstock

Alineación de niños recién nacidos en sus cunas, en el reten de un hospital. | Foto: Shutterstock

Publicidad

¿Qué aprendimos de esta historia?

La comunicación es importante. Pedro sospechaba que Victoria había sido infiel. Aun así, no podía hablar con ella sobre eso, y cuando finalmente lo hizo, ella no entendió la severidad de sus palabras. Esa falta de comunicación lo llevó a hacerse una prueba de ADN y, aunque les ayudó a encontrar la verdad, podría haberlos separado fácilmente.

El amor debe ser incondicional. Incluso después de que Pedro y Victoria descubrieron que Paul no era su hijo biológico, no pudieron dejar de amarlo. No importaba que apenas se pareciera a ellos; todo lo que les importaba era el niño que habían criado. Los veía como sus padres, y el hecho de que se pareciera a otra persona no cambiaba eso.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Una mujer lleva juguetes a un centro de acogida y conoce a un niño que es un calco de su difunto marido - Historia del día

24 de octubre de 2023

Profesor pobre da en adopción a hijo tras muerte de su esposa, 8 años después se lo encuentra en clase - Historia del día

07 de octubre de 2023

Crié a cuatro hijos hiperactivos como madre soltera, 18 años después el vago del padre volvió arrastrándose a nosotros - Mi historia

26 de octubre de 2023

Mendigo muy querido en su barrio se entera de que tiene un hijo y se presenta en su cumpleaños al día siguiente - Historia del día

11 de septiembre de 2023

"Nunca supe de ti, hijo", le dice hombre a un niño que ve por primera vez en un albergue - Historia del día

28 de septiembre de 2023

Seguía a mi hijo después de encontrar cigarrillos en su escritorio, resulta que es un pandillero - Mi historia

29 de octubre de 2023

Anciano ve las flores favoritas de su esposa alrededor de su tumba y se encuentra allí con un niño que llora - Historia del día

29 de julio de 2023

Niño de 6 años finge su desaparición para reconciliar a su padre biológico y a su padrastro - Historia del día

13 de julio de 2023

Juré quedarme soltero tras la muerte de mi adorable esposa, un día me enteré de que mis hijas no son mías - Historia del día

13 de septiembre de 2023

Viudo deja su negocio para atender a su hijo enfermo, descubre que no es su hijo - Historia del día

16 de octubre de 2023

Padre descubre que sus hijos gemelos son en realidad sus hermanos - Historia del día

11 de julio de 2023

Mujer pobre adopta a un niño autista que nadie quería, sin saber que su difunto padre le dejó 1,2 millones de dólares - Historia del día

20 de octubre de 2023

Vi a un pobre enseñando a mi hija a montar en bicicleta, un mes después dejé a mi marido rico por él - Historia del día

14 de septiembre de 2023

"Este u Oeste, el hogar es lo mejor" me di cuenta después de estar cerca de papá al que no veía desde hacía 13 años - Historia del día

03 de noviembre de 2023