Celebridades

22 de octubre de 2021

Meghan Markle ganaba dinero con sus habilidades de caligrafía antes de que su carrera actoral despegara

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Antes de que los famosos se convirtieran en estrellas y se pasearan por las alfombras rojas, eran personas normales tratando de triunfar. Y eso implicaba tener trabajos normales.

Meghan Markle fue una de ellas. La famosa llevó su experiencia de la escuela católica femenina al mundo real y utilizó esa habilidad para ganar dinero mientras esperaba por audiciones.

Como aprendió a escribir a mano en el colegio y dominaba bien la letra cursiva, empezó a trabajar como calígrafa y diseñó invitaciones de boda.

Meghan Markle en la sesión especial 'Bridging the Gender Gap' el 17 de octubre de 2014, en Dublín. | Foto: Getty Images

Publicidad

LA VIDA DE MEGHAN MARKLE

Antes de convertirse en parte de la realeza británica, la exactriz vivió tiempos difíciles en Los Ángeles. También tuvo desavenencias con algunos miembros de su familia.

Su matrimonio fue una pequeña revolución para la monarquía, ya que la famosa tenía un perfil nunca antes visto en los pasillos del Palacio de Buckingham.

Su cuento de hadas europeo comenzó en Estados Unidos, donde Markle nació y tuvo una extraordinaria trayectoria. La artista pasó de los platós de cine de Hollywood a las cenas con la familia real.

Publicidad

Pero para llegar hasta allí, tuvo que atravesar diversos procesos,  como su conflictiva relación con su familia y su primer matrimonio fallido.

Markle creció en Los Ángeles y se enfrentó al racismo a una edad temprana. Cuando solo tenía dos años, sus padres se separaron. Su madre afroamericana la crio y desde muy joven fue discriminada.

A los 11 años, ya era una niña muy liberal. Se convirtió en una activista por los derechos de las mujeres. Además, luchó contra los clichés machistas de los grandes grupos industriales.

Meghan Markle visita el World Trade Center el 23 de septiembre de 2021, en Nueva York. | Foto: Getty Images

Publicidad

Un ejemplo de ello fue lo ocurrido con el anuncio del lavavajillas ‘Ivory’. El mismo insinuaba que solo las mujeres debían lavar los platos. A raíz de esto, Markle escribió a ‘Procter & Gamble’ pidiendo que el anuncio fuera inclusivo. Al final logró que le hicieran caso.

Meghan estaba decidida a utilizar su voz para lograr el cambio que quería. Así que a los 13 años, decidió irse a vivir con su padre.  Él era un diseñador de iluminación de la exitosa serie ‘Married... With Children’. Ella se mantuvo tras bastidores.

Gracias a esto, le dieron un papel no acreditado en la serie, lo que supuso su primera introducción real a la actuación. Sin embargo, no siguió por el camino actoral en ese momento.

Publicidad

Pasó a trabajar en una tienda de yogur helado llamada ‘Humphrey Yogart’, donde ganaba salario mínimo. Era muy popular entre el personal y los clientes.

Después de la secundaria, Markle continuó sus estudios en la Universidad Northwestern de Chicago, donde tomó un doble curso de teatro y relaciones internacionales.

Al graduarse, quiso hacer carrera diplomática y realizó unas prácticas como secretaria de prensa junior en la embajada de Estados Unidos en Buenos Aires. En 2003 se graduó con una doble licenciatura en teatro y relaciones internacionales.

Publicidad

SUS INICIOS EN HOLLYWOOD

Pasó varios castings y apareció en ‘General Hospital’, en 2002. A partir de entonces, la joven actriz asumió papeles secundarios en televisión en shows como: ‘Love Inc’, ‘The War at Home’ y ‘CSI: NY’.

Mientras hacía audiciones y esperaba su momento para ser una estrella, tenía que pagar sus facturas. Por ello puso en práctica sus habilidades de caligrafía aprendidas en su escuela católica para niñas.

Markle trabajó como calígrafa independiente en la tienda ‘Paper Source’ de Beverly Hills entre 2004 y 2005. La directora general, Winnie Park, dijo:

Publicidad

"Enseñaba caligrafía y recibía a un grupo de clientes y los instruía durante una clase de dos horas sobre cómo hacerla."

Era tan buena en su trabajo que se encargó de la caligrafía de las invitaciones de boda de Paula Patton y Robin Thicke. También escribió las notas de Dolce y Gabbana a los famosos durante las fiestas.

"Me sentaba allí con un pequeño calcetín de tubo blanco en la mano, para que no se manchara la tarjeta con aceites de las manos, tratando de pagar mis facturas mientras audicionaba", recordó Markle en una entrevista de 2018 con Esquire.

Meghan Markle y Trevor Engelson en la cena de los premios de la industria del entretenimiento de la Liga Antidifamación el 11 de octubre de 2011, en Beverly Hills. | Foto: Getty Images

Publicidad

ALCANZANDO LA FAMA

Entre 2006 y 2007, Markle estuvo en ‘Deal or No Deal’. Ella continuó con los castings. Poco antes, había conocido a Trevor Engelson en 2004, se casó con él tras siete años de relación.

Trevor era un productor con una carrera en ascenso. Sin embargo, luego pasó desapercibido. Para Markle fue todo lo contrario.

En 2011, el año de su matrimonio, su fama estalló. Se hizo conocida gracias a la serie de televisión ‘Suits’. Para el rodaje, se trasladó a Toronto y se alejó de su marido. La distancia y sus ajetreadas agendas les llevaron al divorcio.

Publicidad

Su papel de asistente legal, que interpretó desde 2011 en la exitosa serie, hizo a la joven extremadamente popular. En 2014, creó su página web, ‘The Tig’, donde compartía sus pasiones.

Durante tres años compartió sus recetas favoritas, lugares de vacaciones, restaurantes y experiencias vitales, también entrevistó a famosos para su serie ‘Tig Talks’.

Publicidad

SU LADO HUMANITARIO

Al mismo tiempo, Markle participaba activamente en labores humanitarias. En 2016, se convirtió en embajadora mundial de la asociación ‘World Vision Canada’.

Visitó Ruanda como embajadora de ‘World Vision Canada’ para promover la campaña ‘Clean Water’ para facilitar el acceso al agua potable.

También se convirtió en defensora de los derechos de la mujer en las Naciones Unidas, luchando por la igualdad de género. Estuvo muy involucrada y participó en diversas misiones humanitarias e incluso apareció como juez invitada en ‘Chopped’.

En 2017, cuando su relación con Harry se convirtió en algo serio. Se enteró de que las reglas reales implicaban que una duquesa no podía ser bloguera. Ya que no debía hablar de su vida cotidiana ni dedicarse a este tipo de actividades.

Publicidad

La exactriz, habiéndose anticipado a esto, cerró su blog mucho antes de la formalización de su compromiso con Harry. Dio las gracias a su público y se despidió.

El príncipe Harry y Meghan Markle en su boda en la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor el 19 de mayo de 2018. | Foto: Getty Images

Publicidad

SU VIDA EN LA REALEZA

El 27 de noviembre de 2017, el Palacio de Kensington anunció el compromiso de Harry y Meghan. La boda estaba prevista para mayo de 2018. Irónicamente, su personaje en ‘Suits’ también terminó cansándose.

El 19 de mayo de 2018, la pareja se contrajo nupcias en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor, el mismo día en que la reina Elizabeth de Inglaterra les concedió el título de duque y duquesa de Sussex.

El 8 de enero de 2020, Harry y Markle dieron a conocer que renunciaban a su condición de miembros principales de la familia real. Luego, el 18 de enero, la pareja anunció que también renunciaba a sus títulos de Alteza Real.

Publicidad

El 19 de febrero de 2021, un comunicado oficial de Buckingham informó que la pareja abandonaba definitivamente su condición de miembros activos de la realeza. Se les retiraron todos los patrocinios.

El 7 de marzo de 2021, los duques fueron entrevistados por Oprah Winfrey. Allí hablaron de su vida en la monarquía y de los motivos por los que decidieron irse.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad