Viral

27 de octubre de 2021

Hombre destruye prejuicios al compartir lo orgulloso que está de su padre con síndrome de Down

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Un estudiante de odontología ha compartido la conmovedora historia de cómo su padre con síndrome de Down lo educó para ser el hombre que es hoy. También habló sobre la cariñosa relación que hay entre sus progenitores.

Crecer con unos padres increíbles y un entorno familiar acogedor es un privilegio para los niños. A menudo, los papás se desviven por sus hijos, independientemente de todas las limitaciones que puedan tener a nivel personal.

Publicidad

Tener un padre con síndrome de Down puede llegar a ser una tarea desalentadora para los niños, pero para Sader Issa, no es así. A pesar de su condición genética, Jad demostró ser una figura paterna fenomenal.

UN PADRE FENOMENAL

Issa, estudiante de odontología, creció con unos padres cariñosos y recibió todo el amor que cualquier niño podría esperar. Jad nunca dejó que su trastorno genético se interpusiera en la crianza de su hijo.

"Mi papá tiene síndrome de Down. Fue padre, marido y jefe de familia durante 21 años. Esto es un reto para mucha gente y la mayoría no puede hacerlo. Para mi padre fue fácil", dijo Sader a la Sociedad Siria para el Desarrollo Social.

Publicidad

El joven reveló que crecer en el regazo de su padre le proporcionó el apoyo emocional y social perfecto. Aseguró que si pudiera elegir a su padre, siempre elegiría a Jad y está orgulloso de ser su hijo.

PADRES INCREÍBLES

El sirio habló de la increíble relación entre sus padres. Reveló que la gente le preguntaba a menudo por qué su madre había elegido casarse con un hombre con síndrome de Down, aunque ella no tuviera la enfermedad.

"Creo que si los dos miembros de la pareja están de acuerdo, ¿por qué no casarse? Son intelectualmente adecuados el uno para el otro; personas muy sencillas, cariñosas y atentas", explicó.

Publicidad

Su madre, tres años mayor que su papá, le ha demostrado al mundo que las personas con síndrome de Down son capaces de llevar una vida familiar feliz y normal. Issa dijo que aprendió con ellos la importancia del amor, la nobleza y el sacrificio.

Publicidad

PADRE TRABAJADOR

Sader señaló que su progenitor nunca dejó de asumir responsabilidades a pesar de su condición genética. Jad trabajaba seis días a la semana en una fábrica de trigo para mantener a su familia e inspiró las mismas cualidades en su hijo.

"Durante mis estudios, él fue el mayor apoyo económico, psicológico y en todos los aspectos", compartió.

En lugar de que la sociedad se compadeciera de él por su condición, Jad hizo todo lo que estaba en su mano para ser un ejemplo no solo para su mujer y su hijo, sino también para el resto del mundo.

Publicidad

PADRE ORGULLOSO, HIJO ORGULLOSO

Para un niño, nada puede ser más encantador que ser el orgullo y consuelo para sus padres. Jad está orgulloso del hijo que crio y de todos sus logros, incluyendo su decisión de estudiar odontología.  

"Una de las cosas de las que estoy orgulloso es cuando me presenta a una persona y le dice: 'Mi hijo es odontólogo'", expresó.

Sader también alabó la valiente decisión de su abuela de elegir tener a su padre, a pesar de saber que tenía síndrome de Down. No cabe duda de que la ejemplar historia de Jad e Issa refleja que el amor es lo único que realmente importa.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad