logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Marido le prohíbe a su esposa quedar embarazada para que no engorde - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un hombre obligó a su esposa a tener un hijo a través de una madre sustituta porque no quería que su apariencia cambiara. Tiempo después él escapó con el bebé, pero el karma le devolvió el golpe.

Publicidad

Aunque tenían diferentes orígenes, Ramón y Liliana se enamoraron. Él era el hombre más rico de su universidad, mientras que Lily era la chica más hermosa, con una figura increíble.

Dos años después de graduarse, la pareja decidió casarse y mudarse a la moderna casa que él poseía. Ramón siempre tenía la última palabra en las decisiones y controlaba todo.

Una habitación para bebés con una cama y una cuna. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Pronto, Lily expresó sus sentimientos sobre tener hijos. “Ramón, creo que es hora de que tengamos hijos. Quiero ser madre, quedar embarazada y formar una familia contigo'', dijo. Aunque Ramón estuvo de acuerdo, la verdad era que no quería que su esposa saliera embarazada.

Él sabía que concebir un hijo arruinaría la figura de su esposa y cambiaría su apariencia, por lo que optó por la subrogación. Sin embargo, Lily se negó y afirmó que quería concebir y tener a su propio hijo.

"Te vas a poner gorda y fea", dijo Ramón. "No serás la misma mujer de la que me enamoré". Lily trató de negociar y prometió que trabajaría duro para perder el peso del embarazo, pero su esposo se mantuvo firme.

Publicidad

Lee más: Mi esposo me obligó a donarle un riñón a una desconocida - Historia del día

“Vamos a tener un bebé a través de una madre sustituta, y eso es todo”, dijo con severidad. “Pero ¿y si quiero tenerlo yo?”, respondió Lily, a lo que su esposo dijo: “Si no me obedeces te vas de mi casa”.

Al final, la mujer no tuvo más remedio que obedecer a su marido. Después de todo, pensaba, él era quien ponía la comida en la mesa al trabajar en su negocio familiar. A las pocas semanas, la madre sustituta, Victoria, llegó y decidió mudarse cerca de la pareja.

Una mujer en una cama completamente despierta mientras un hombre duerme a su lado. | Foto: Shutterstock

Publicidad

La mujer visitaba la casa de la pareja cada vez con más frecuencia y se acercó a Ramón. Poco a poco, se enamoraron y se dieron cuenta de que querían estar juntos para siempre.

En su octavo mes de embarazo, el par expresó sus sentimientos mientras Lily estaba fuera.

“No creo que pueda hacer esto, Ramón. Este bebé tiene los genes de tu esposa y eso me duele”, dijo Victoria. “Sí, pero también tiene mis genes. Te conocerá como su madre, la mujer que lo cargó durante nueve meses”, respondió el hombre.

Mientras él sostenía la creciente barriga de la mujer, Lily entró a la casa y quedó impactada. “¿Qué está pasando?”, ella preguntó. Ramón suspiró profundamente y le dijo a su esposa la verdad.

Publicidad

“No tiene sentido ocultarte esto”, dijo mientras tomaba la mano de Victoria. “Nos amamos y criaremos a este bebé juntos”, agregó.

Una mujer sosteniendo su panza de embarazada. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Enfurecida, Lily dio un paso adelante y abofeteó la cara de su esposo. “¿En serio? Ese es mi hijo, y no hay forma de que puedas alejarlo de su verdadera madre”, respondió.

“¿En serio?”, dijo Ramón. “Tengo el dinero para pelear con el mejor abogado de esta ciudad. ¿Puedes ir contra eso?”. Lily salió furiosa de la habitación y lloró en uno de los banquillos del parque.

Pensaba que nunca ganaría contra su marido. Deprimida y devastada, acudió a una amiga, Gabriela, para ventilar sus sentimientos. La amiga la escuchó y la consoló. Ella le dijo que sí había posibilidades de que recuperara a su bebé.

Lee también: Nunca podré tener hijos, y es culpa de mi esposo - Historia del día

Publicidad

Gabriela era amiga de una de las abogadas más reconocidas de la ciudad en el tema de divorcios y custodia de hijos menores de edad. Ella la había ayudado cuando se le habían presentado problemas similares.

Entonces Lily y la jurista se reunieron y la madre le contó su caso. La abogada, llamada Magda De La Rosa, manifestó que haría todo lo que estaba en sus manos para que recuperara a su hijo cuando naciera. También le dijo que le ayudaría con el divorcio.

Una mujer afligida con sus manos tocando su rostro mientras llora. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Después de un tiempo en tribunales, la mujer finalmente logró divorciarse. Tras el nacimiento del pequeño, de que le practicaran una prueba de ADN y de probar cómo habían ocurrido las cosas, el juez le otorgó la custodia de su hijo.

Finalmente pudo llevarse al bebé a casa y ahora estaba muy feliz, no solo por tenerlo con ella sino por haber salido a tiempo de una relación abusiva con su ahora exesposo. Lily crio a su hijo junto a su amiga Gabriela con mucho amor.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Si tu pareja te maltrata y te obliga a hacer cosas que no quieres, no te quiere.

Publicidad

El amor de una madre por su hijo lo conquista todo.

Las madres protegerán a sus hijos a toda costa.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Pensé que mi esposo tenía una hermana hasta que la dejó embarazada - Historia del día

Si eres víctima de maltrato y necesitas ayuda, o conoces a alguien que sufre violencia de género y requiere asistencia, llama a la línea de atención especializada que corresponda a tu país. Consulta aquí el número que debes marcar.

Publicidad

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad