logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Anciana da refugio a joven sin hogar y halla bolso lleno de dinero después de que se va - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una anciana se vio envuelta en un drama del que no sabía absolutamente nada después de que inocentemente le dio refugio a una joven en medio de una lluvia torrencial.

Publicidad

Mariela era una mujer de 78 años que había vivido la mayor parte de su vida en Santiago de Chile. Ella nació allí, fue a la escuela allí y echó raíces allí cuando encontró a su pareja.

Su esposo, Pedro, había fallecido el año anterior y ella estaba sintiendo la tensión de su ausencia. Él había sido una figura muy conocida y querida en su vecindario. Esa había sido la única razón por la que había podido proteger su hogar.

Bolso lleno de dinero en el suelo. | Foto: Shutterstock

Bolso lleno de dinero en el suelo. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Eran propietarios de un viejo bungalow situado entre dos lujosas cabañas. Los costosos establecimientos pertenecían a un rico empresario llamado Cristóbal Sánchez.

El hombre había regresado de la guerra para invertir mucho en bienes raíces. Había puesto su vista en el vecindario donde vivía Mariela debido a su ambiente sereno.

Él fue comprando las casas en ruinas de la zona y las derribó para construir las lujosas cabañas.

Lee más: Millonario pierde su billetera en un vecindario pobre - Historia del día

Las parejas más jóvenes se fueron primero, ansiosas por usar el dinero que obtuvieron de la venta de sus casas para hacer una nueva vida.

Publicidad

Mariela y Pedro se habían negado a vender porque amaban su vecindario y su hogar, pues guardaba todos sus recuerdos.

En esa casa habían criado a su único hijo, Asdrúbal, y estaban decididos a dejarla en sus manos cuando fallecieran. El padre mantuvo a Sánchez a raya mientras estuvo vivo.

Casa de madera blanca con un cerco bajo, rodeada de naturaleza. | Foto: Pexels

Casa de madera blanca con un cerco bajo, rodeada de naturaleza. | Foto: Pexels

Publicidad

Pero después de su muerte, el hombre rico renovó sus esfuerzos. Visitó a Mariela apenas dos semanas después del entierro de Pedro con una propuesta.

“Sé que las cosas serán más difíciles para ti ahora que tu esposo se fue, pero estoy preparado para facilitártelas. Toma el dinero que te ofrezco y múdate a otro lugar de tu elección, y te prometo que será lo último que sabrás de mi”.

“No lo haré, señor”, respondió la anciana con rigidez. “Le sugiero que vaya a otro lugar si desea obtener ganancias”.

“Deja la terquedad, Mariela. Sabes que podrías usar este dinero. Escuché que tu hijo recientemente ha estado en una situación laboral inestable, ¿no crees que necesita ayuda? ¿Ayuda que solo el dinero puede proporcionar?”.

Publicidad

“Mi hijo no me ha pedido esa ayuda y si tiene problemas es porque están pasando muchas cosas en su vida en este momento. Tenga la seguridad de que, si necesita que le brinde apoyo, ¡lo haré felizmente sin su dinero!”.

Hombre pensativo recostado de una pared. | Foto: Pexels

Hombre pensativo recostado de una pared. | Foto: Pexels

Publicidad

Tan pronto como el hombre se fue ese día, Mariela llamó a su hijo. “Ven a casa”, le dijo. “Necesitamos hablar”.

Asdrúbal prometió visitarla por la noche, así que la mujer se sentó afuera de su casa mientras se ponía el sol, esperándolo. Cuando llegó, se abrazaron y hablaron en voz baja porque todavía lamentaban la pérdida de su patriarca.

La paz solo duró hasta que Mariela sacó a relucir el tema de la venta de la casa. “Creo que deberíamos contratar a un abogado para que nos ayude a luchar contra el señor Sánchez. Parece que todavía está empeñado en comprar esta casa”, dijo.

“Creo que tenemos que seguir adelante, madre, y qué mejor manera de hacerlo que mudarse a un nuevo entorno cargados de dinero para facilitar la mudanza”.

Publicidad

“¿Qué? ¿Quieres que venda este lugar? ¡Pero guarda todos nuestros recuerdos!”. “Lo sé, mamá, pero creo que ahora necesitamos más el dinero”.

“Esta casa es mi vida y no me rendiré, y si realmente fueras el hijo de tu padre, me ayudarías a protegerla”, dijo Mariela, poniendo fin a la discusión. Asdrúbal odió que su madre no quisiera escuchar, y se abrió una brecha entre ellos que duró un año.

Anciana parada frente a un espejo. | Foto: Pexels

Anciana parada frente a un espejo. | Foto: Pexels

Publicidad

Una noche, Mariela se quedó despierta en su cama escuchando el viento y la lluvia. Los ruidos por lo general no la mantenían despierta, pero esa noche había una tormenta y se estremecía después de cada trueno.

La mujer se levantó para ir al baño, pero se paralizó cuando escuchó un golpe en la puerta. Oyó con atención la repetición del sonido, pensando que estaba imaginando cosas.

Volvieron a sonar los golpes, así que la anciana se acercó a la puerta y preguntó: “¿Quién está ahí?”. “Por favor, déjeme entrar”, respondió una voz femenina.

Lee también: Bomberos cuidan a una anciana durante 27 años porque su hija la echó - Historia del día

Publicidad

Después de un breve momento pensando, la anciana abrió la puerta y vio a una joven. “¿Quién eres?”, preguntó.“Me llamo Liliana y lamento importunarla, pero, por favor, ¿podría quedarme aquí? Me perdí y no tengo adónde ir”.

La chica temblaba mientras hablaba, y Mariela inmediatamente sintió empatía por ella. “Adelante, por favor”, dijo.

La anciana la cuidó esa noche, pero la joven había desaparecido a la mañana siguiente. Una nota en el sofá donde durmió llamó la atención de la dueña de la casa. Decía: “Gracias por recibirme, me ayudó a escapar de donde no pertenezco. Dejé algo en agradecimiento en la entrada”.

Joven cansada con su mano sobre su rostro, cubierta con una manta. | Foto: Pexels

Joven cansada con su mano sobre su rostro, cubierta con una manta. | Foto: Pexels

Publicidad

Mariela se apresuró a la puerta y encontró un pequeño bolso allí, y estaba lleno de dinero. Se llevó las manos a la boca y salió corriendo con la esperanza de ver a la chica, pero ya se había ido.

Esa noche, la anciana vio en las noticias que la hija de un millonario estaba desaparecida y que cualquiera que informara sobre su paradero sería recompensado enormemente.

Mariela se enteró de que la chica desaparecida era la misma que había pasado la noche en su casa. Pensó en avisar a las autoridades, pero cambió de opinión. Un mes después, recibió un paquete que contenía una carta. Decía:

"Gracias por salvarme la vida y por no informar de nuestro encuentro, después de todo, estoy segura de que probablemente vio las noticias en la televisión. Me dio la oportunidad de encontrar la verdadera libertad”.

Publicidad

“No quería casarme con un hombre por el que no siento nada. Créame, no hay mayor felicidad que el sentimiento de libertad real, y por eso quiero regalarle la casa de mi madre”, decía parte de la carta.

“Se suponía que ella vivía allí, pero murió. Siempre estuvo a mi lado y usted me recordó mucho a ella. Gracias por todo. Me despido”.

Anciana sonriente mirando a través de una ventana. | Foto: Unsplash

Anciana sonriente mirando a través de una ventana. | Foto: Unsplash

Publicidad

Aparte de la carta, el paquete también contenía las llaves y los papeles de la vivienda. Más tarde ese día, llegó un conductor y se llevó a Mariela a la increíble casa nueva.

Después de eso, aceptó vender su antiguo hogar y le dio las ganancias a su hijo. Las cosas entre ellos se arreglaron nuevamente. “Está bien lo que termina bien”, murmuró para sí misma mientras cerraba los ojos para dormir en su nuevo hogar de lujo.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Ayuda a quien puedas, como puedas. Mariela tenía muchas cosas en qué pensar cuando la chica rica llegó a su vida, pero no la rechazó, especialmente cuando estaba claro que necesitaba ayuda. Ese acto de bondad fue muy útil y la anciana fue recompensada por ello, incluso cuando no esperaba nada a cambio.

Publicidad

Confía en tu instinto, rara vez se equivoca. Mariela ayudó a la chica rica esa noche porque sintió empatía por ella, pero fue su instinto lo que le advirtió que no brindara detalles de su encuentro con la joven. Escuchó a su instinto y fue inmensamente recompensada por ello.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Anciana desaparece de la residencia y los médicos revisan las cámaras de seguridad - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Hombre mayor lleva a esposa a la ciudad donde creció: ella ve a un mendigo que es idéntico a él - Historia del día

17 de abril de 2022

Mujer huye corriendo de su casa en llamas: meses después regresa y ve una casa de lujo en su lugar - Historia del día

26 de febrero de 2022

Dos adolescentes se burlan de anciana en el autobús hasta que la voz de un indigente los interrumpe - Historia del día

27 de febrero de 2022

Chico vende viejo brazalete de su difunta abuela para pagar cirugía de su madre: lo ve en su puerta al otro día - Historia del día

10 de abril de 2022

Anciana envía ropa hecha a mano a orfanato durante 5 años: un día recibe 2 cajas en respuesta - Historia del día

22 de abril de 2022

Tras muerte de anciano, hijo regresa a su casa y oye sonidos en el garaje abandonado - Historia del día

04 de abril de 2022

Hombre descubre que su abuela tenía mansión de $1,3 millones pese que vivía en una casucha y que él no es el heredero - Historia del día

05 de mayo de 2022

Hombre humillado por vivir con su abuela discapacitada se da cuenta de que ella desapareció de su casa - Historia del día

06 de mayo de 2022

Hombre visita a su madre viuda después de 3 años: halla un desastre y oye a hombre toser en otro cuarto - Historia del día

10 de abril de 2022

Cada día, mujer visita al anciano al que ayudó: una tarde ve una muchedumbre cerca de su puerta abierta - Historia del día

14 de mayo de 2022

Millonario ve a mujer sin hogar mendigando afuera de su tienda: la echa hasta que le ve la cara - Historia del día

17 de marzo de 2022

Joven viuda de un hombre rico descubre que él dejó herencia de $4,7 millones a desconocida de 81 años llamada Ana - Historia del día

13 de mayo de 2022

Esposo no tiene permitido ingresar a la habitación de esposa enferma: días después ella oye su voz en la radio - Historia del día

16 de mayo de 2022

Mujer pobre deja que señora desconocida pase la noche en su casa: al otro día ve un sobre en la puerta - Historia del día

06 de abril de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited