logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Policía ofrece menú a anciana en el café y ella llora porque es la primera vez que alguien lo hace - Historia del día

Diego Rivera Diaz
15 nov 2021
01:45
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Doris se sintió tan conmovida por la generosidad del oficial Herrera cuando le ofreció el menú del café que decidió visitarlo y devolverle el favor. En ese momento, las cosas dieron un giro inesperado.

Publicidad

Era una noche cualquiera cuando Doris Barreto entró en un café para tomar una taza de café americano caliente y un croissant. La anciana era ciega, pero conocía a Linda, la camarera, así que no tenía ni que decir su pedido.

La vida no había sido fácil para Doris desde que supo que perdería la vista. Pero la verdadera miseria comenzó cuando tuvo que enfrentarse a la sociedad y sus maltratos.

Mujer ciega. | Foto: Shutterstock

Mujer ciega. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Un día, Doris escuchó a su sobrina Ana diciendo: "¡Me asusta, mamá! ¡No quiero quedarme con ella! ¿Por qué no puede vivir en otro lugar?".

"Ana no está del todo equivocada, cariño", apuntó el padre de la chica, Josué. "¡Es bastante molesto tener que cuidar de tu hermana ciega!"

"¡Ana! ¡No digas esas cosas!", la regañó su madre, lanzando una gélida mirada a Josué. "¡Tu tía se sentiría horrible si te oyese decir eso! Necesita nuestra ayuda, y deberían ser amables con ella".

A Doris le encantó que su hermana la apoyara, pero se dio cuenta ese día de que era una carga para los demás. Al poco tiempo, la mujer decidió mudarse y vivir por su cuenta.

Publicidad

Lee más: Mujer humilla a la amiga de su hijo por ser pobre - Historia del día

Doris tenía 75 años. Nunca se casó ni tuvo hijos. "Después de todo, ¿por qué querría alguien pasar una vida entera con alguien como yo, una carga?", pensaba.

Como un respiro de su soledad, la mujer a menudo pasaba las tardes en un café local. Le gustaba escuchar la música o simplemente maldecir su trágico destino.

Cuando Doris visitó el café ese día, no sintió nada diferente. Sintió el murmullo habitual de la gente charlando, niños gritando a sus padres, y algunas personas luchando por la atención del gerente.

Publicidad

Sin embargo, cuando la camarera se acercó para tomar su pedido, se dio cuenta de que no era Linda, la chica que normalmente la atendía. "¿Entonces, qué quiere?", dijo una voz desganada que Doris no reconoció.

Camarera. | Foto: Shutterstock

Camarera. | Foto: Shutterstock

Publicidad

"¿No está Linda trabajando hoy?", preguntó Doris. "Ella siempre sabe lo que quiero".

"Bueno, ella está de permiso hoy, así que es mi turno", gruñó la camarera. "Y no tengo todo el día, así que por favor dígame qué va a querer tan rápido como pueda".

"Ah, disculpe", dijo Doris. "¿Podría traerme una taza de café y un croissant?"

"Lo siento, señora, no hay croissant", dijo la camarera. "¿Quiere otra cosa, o solo el café?".

"¿Podría leerme el menú, por favor?", despreguntó gentilmente Doris. "Soy ciega, de lo contrario, no la molestaría con eso, lo siento", agregó.

Publicidad

"Ay, no. ¡No tengo tiempo para esto! Hay demasiados clientes hoy. Le traeré el café y ya", espetó la camarera. Estaba a punto de irse cuando una voz la detuvo.

"Léale el menú si eso es lo que le está pidiendo. No trate así a una persona mayor", dijo un hombre. "¡Hola, oficial Herrera!", dijo la camarera. "¡Qué grata sorpresa!"

"¿Por qué la tratas así, Clarita? ¡Eso es de mala educación!", cuestionó el oficial.

Oficial de policía. | Foto: Shutterstock

Oficial de policía. | Foto: Shutterstock

Publicidad

"Hoy es un día muy fuerte, y no tengo tiempo que perder. Por favor, oficial, déjemela pasar por hoy", respondió Clarita.

"Está bien, dame el menú y yo se lo leo", respondió el oficial.

Cuando Clara le dio el menú, el oficial Herrera se sentó a leérselo a Doris, y la ayudó a hacer su pedido. Los ojos de Doris se llenaron de lágrimas ante tal gesto. "Se lo agradezco mucho, oficial. ¡Nunca había conocido a nadie tan amable!".

"No hay de qué, señora", respondió el oficial Herrera. "Como soy un cliente de siempre, todas las camareras saben quién soy. Por cierto, me llamo Diego Herrera".

Publicidad

"Es un placer conocerlo, oficial Herrera. Mi nombre es Doris Barreto", se presentó la mujer. "También soy cliente frecuente, pero como puede ver, no mucha gente quiere ayudarme. Pero me gusta este lugar. No quiero probar otros".

El oficial Herrera se rio. "¡Oh, no! ¡Sí debería! Estoy seguro de que no se arrepentirá. En cualquier caso, voy tarde a una reunión, así que me retiro. ¡Fue muy agradable hablar con usted!"

"¡Lo mismo digo, oficial!", murmuró Doris una vez que sintió el vacío en su mesa.

Este fue el primer encuentro del oficial Herrera y Doris. Poco a poco se convirtió en una rutina. El hombre siempre era muy educado y generoso con ella, por lo que Doris, con la ayuda de Linda, decidió darle un regalo.

Publicidad
Personas envolviendo un regalo. | Foto: Unsplash

Personas envolviendo un regalo. | Foto: Unsplash

Pero el día que se suponía que Doris iba a ver al oficial Herrera y darle su regalo, ella sufrió un ataque al corazón. Por suerte, Linda la vio inconsciente frente al café y la llevó al hospital a tiempo.

Publicidad

Cuando el oficial Herrera se enteró, corrió al hospital para verla, y le ofreció que se mudara con su familia para que cuidaran de ella. Doris al principio no estaba muy segura, pero cuando el oficial insistió, finalmente cedió.

Lee más: Viuda anciana encuentra flores en su puerta cada semana y no tiene idea de quién son - Historia del día

La familia del oficial Herrera recibió a Doris con los brazos abiertos. Los hijos del oficial la llamaban "abuela", y les encantaba pasar tiempo con ella.

Un par de años después, Doris murió por causas naturales. Y cuando murió, le dejó al oficial Herrera todo lo que había heredado de sus padres y sus abuelos.

Publicidad
Caja de regalo llena de dinero. | Foto: Shutterstock

Caja de regalo llena de dinero. | Foto: Shutterstock

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Sé amable y servicial con los demás. Así como lo fue el oficial Herrera con Doris.

Publicidad

Las familias se hacen con amor y cuidado, y no necesariamente con lazos de sangre. La forma en que el oficial Herrera y su familia amaron a Doris es un gran ejemplo.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría inspirarlos y alegrarles el día.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Vendedora echa a pobre anciana de tienda lujosa: policía la lleva de vuelta más tarde - Historia del día

07 de mayo de 2022

Años después de ser echado por su hermana, indigente conoce a policía y descubre que es millonario - Historia del día

16 de marzo de 2022

Madre pobre vive en un tráiler con su hijo y nunca deja entrar a nadie hasta que debe ser hospitalizada - Historia del día

24 de febrero de 2022

Señora comparte gasolina con hombre apurado por madre enferma: su amabilidad es recompensada cuando el banco la llama - Historia del día

04 de mayo de 2022

Indigente halla billetera en las escaleras del metro y se convierte en millonario 1 año después - Historia del día

28 de marzo de 2022

Mujer pobre paga los víveres de padre de dos hijos y recibe mansión de $2,1 millones a cambio días después - Historia del día

16 de marzo de 2022

Cada mañana, madre soltera halla juguete nuevo en la cuna de su hijo y decide instalar una cámara - Historia del día

18 de abril de 2022

Cada día niño huye de su padrastro a la tumba de su madre y allí conoce a una mujer idéntica a ella - Historia del día

27 de marzo de 2022

Chica rica se burla de mesero pobre hasta que un día él le salva la vida a su padre - Historia del día

24 de marzo de 2022

Antes de bajar del avión, piloto nota que el último pasajero a bordo es idéntico a él - Historia del día

12 de abril de 2022

Niña va de puerta en puerta diciendo que necesita trabajo hasta que un policía sigue su rastro - Historia del día

15 de mayo de 2022

Indigente cría durante años a niña que encontró en un basurero hasta que aparece su madre - Historia del día

21 de marzo de 2022

Policía halla carriola de trillizos vacía junto a tienda abandonada: oye el llanto de un bebé en el edificio - Historia del día

01 de abril de 2022

El día de San Valentín, señora que casi no reconoce a sus hijos se encuentra con el hombre que perdió hace 56 años - Historia del día

06 de marzo de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited