Viral

24 de noviembre de 2021

Niña de 6 años diagnosticada con cáncer de cerebro escondió cientos de notas cortas en su casa

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Una niña dejó varias notas especiales para que sus padres las encontraran tras fallecer de cáncer. Dos años después de su muerte, su familia publicó un libro sobre sus notas y su historia.

Sufrir una enfermedad potencialmente mortal puede cambiar drásticamente a las personas y afectarlas emocionalmente. La mera idea de estar separado de sus seres queridos puede ser devastador.

Imaginemos que un niño pequeño tiene que vivir con la idea de saber que sus días están contados. Algunos niños son muy sabios para su edad, y eso fue lo que ocurrió con Elena Desserich, de seis años. Más detalles abajo.

[Izquierda] Una foto de Elena Desserich. [Derecha] Una de las muchas notas que dejó para su familia. | Foto: Instagram/angelsforevermissed - Instagram/notes_from_elena

Publicidad

AMOR POR EL ARTE Y LA ROPA ROSA

A la pequeña Elena le encantaba el arte, le encantaba usar trajes de color rosa y siempre comía sus verduras primero. Sus padres, Keith y Brooke Desserich, se sorprendieron cuando notaron que su hija de cinco años se había enfermado.

La familia estaba ocupada renovando su casa en Cincinnati, Ohio, en 2006, cuando notaron que Elena estaba teniendo problemas para caminar y estaba arrastrando un poco su habla. La respuesta inmediata de los padres fue llevar a su hija al hospital.

Publicidad

Los médicos inicialmente les habían dicho que su hija estaba bien. Sin embargo, su pediatra decidió hacerle una resonancia magnética y regresó con la noticia más desgarradora.

EL DIAGNÓSTICO

El padre de Elena, Keith, recordó que la doctora entró llorando a la habitación del hospital. Él compartió lo sorprendidos que estaban él y su esposa al ver la reacción de la profesional de la salud.

Publicidad

 “Sin comprender del todo, le ofrecimos nuestras condolencias, solo para que ella nos dijera que estaba llorando por la noticia que estaba a punto de darnos”, dijo el padre de la niña.

Keith y Brooke entonces supieron que su dulce angelito sufría de glioma pontino intrínseco difuso (GPID), un tumor cerebral raro e inoperable. También les dijeron que a Elena le quedaban menos de cinco meses de vida.

NOTAS ESCONDIDAS

El 11 de agosto de 2007, la pequeña Elena falleció en su cama después de nueve meses de padecimiento. Poco después de su muerte, sus padres encontraron un regalo conmovedor que les había dejado: cientos de hermosas notas escritas a mano.

Publicidad

Publicidad

“Encontramos las primeras notas y pensábamos que nos olvidaríamos de ellas”, dijo el afligido padre a The Mirror.

Sin embargo, Brooke, Keith y su hija Grace continuaron encontrando más notas escondidas por la casa. Las hallaban escondidas entre las páginas de libros, cajones, en el armario y dentro de las bolsas.

El hombre compartió que incluso había recibido una llamada de su madre. Ella le había dicho que había encontrado una nota en el tocador de Elena en su casa. Fue entonces cuando entendieron lo que su pequeña princesa había querido hacer todo el tiempo.

Publicidad

“Encontramos notas durante casi dos años mientras abríamos cajas, cajones y adornos navideños”, agregó.

Resultó que la pequeña Elena les había dejado notas dulces para darles fuerza, esperanza y amor después de su fallecimiento. Sus padres describieron a su difunta hija como una niña extremadamente sabia.

Publicidad

MENSAJES A SUS SERES QUERIDOS

El padre de Elena compartió que a ella se le había ocurrido la idea de escribir notas conmovedoras después de verlo a él escribir mensajes. Explicó que lo había visto escribiendo notas para Grace y terminó imitando sus acciones.

Las notas escritas a mano contenían dibujos adorables, que incluían corazones de colores, figuras sonrientes y comentarios conmovedores, como “Te amo mamá, papá y Grace” y “Lo siento, estoy enferma”.

Grace, que solo tenía tres años cuando a Elena le diagnosticaron GPID, extrañaba conocer a su hermana mayor. Al escribir notas dirigidas a ella, Keith pretendía contarle sobre Elena y el amor que tenía por su hermanita.

Publicidad

'LAS NOTAS QUE DEJÓ'

La familia Desserich ahora tiene otra hija llamada Nina, pero llevan consigo las sinceras notas de Elena incluso después de todos estos años. En 2009, la familia publicó las notas de su hija y su historia en forma de un libro llamado ‘Notes Left Behind’ (‘Las notas que dejó’).

Publicidad

El texto se convirtió en un bestseller del New York Times, y todas las ganancias se destinaron a The Cure Starts Now (La cura comienza ahora), una organización benéfica que Brooke y Keith habían comenzado un año después de la muerte de su hija.

Esta entidad tiene como objetivo encontrar una cura para todos y cada uno de los tipos de cáncer, incluidas las formas más raras.

A pesar de que todo el mundo escuchó la historia increíblemente conmovedora de la pequeña Elena, los Desserich dijeron que optaron por mantener algunas de las notas en privado.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.