Novia se niega a cancelar sesión de fotos de la boda tras la muerte de su prometido bombero

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Después de una experiencia desgarradora, una novia en duelo decidió hacer lo impensable, reír, llorar e intentar sanar su corazón destrozado.

Publicidad

El 29 de septiembre de 2018 era el día que Jessica Padgett, una novia de 25 años, había estado esperando durante bastante tiempo.

Su prometido, un bombero llamado Kendall Murphy, de 27 años, se había arrodillado y le había pedido que pasara el resto de su vida con él. Más detalles abajo.

Jessica Padgett y Kendall Murphy. | Foto: Facebook/jessica.padgett.338

Publicidad

CASI UN CUENTO DE HADAS

Todo estaba planeado, desde el vestido de novia hasta la sesión de fotos, pero la tragedia golpeó alrededor de un año antes de que Jessica llegara al altar.

El 10 de noviembre de 2017, Murphy y otros socorristas estaban atendiendo un accidente. Colby Blake, de 26 años, un conductor de camioneta que supuestamente había estado intoxicado, también estaba en la escena.

Blake supuestamente golpeó y mató al joven de 27 años. Esa misma noche, la mujer estaba en la casa de su futuro esposo.

Publicidad
Publicidad

LA DESGARRADORA NOTICIA

Estaba repasando planes de boda que, en ese momento, no se imaginaba que nunca llegarían a buen término. Una vez que llegó a su propia casa, a Padgett le informaron sobre lo sucedido.

“Recuerdo haberme caído de la cama entumecida de la cabeza a los pies... Sentía como si alguien me estuviera gastando una terrible broma, como si estuviera teniendo una pesadilla”, expresó.

Con todos los arreglos bien diseñados que repentinamente se habían vuelto inútiles, la mujer afligida no estaba exactamente segura de cuál sería su próximo paso.

Publicidad

Sin embargo, se le ocurrió una idea y se puso en contacto con su fotógrafa de bodas, Mandi Knepp, para pedir ayuda.

Publicidad

UN MOMENTO AGRIDULCE

Según su nuevo plan, la sesión de fotos de su boda se llevó a cabo sin su prometido, adquiriendo un tono hermoso pero agridulce.

En una de las fotos, ella yacía sobre la tumba de su prometido muerto, su frente estaba colocada suavemente sobre la lápida y su vestido blanco extendido sobre la hierba.

Había una plétora de fotografías con seres queridos, algunas con grandes sonrisas y otras llorando. Incluían muchos recuerdos de Murphy, como su ropa y casco de extinción de incendios.

Jessica sostenía un ramo de girasoles colocados dentro de las botas de Murphy, enfatizando el ambiente hermoso pero triste del día.

Publicidad
Publicidad

REPARANDO UN CORAZÓN ROTO

La fotógrafa Knepp comentó sobre esta sesión y dijo que su línea de trabajo va mucho más allá de tomar fotografías de personas.

“Incluso si es difícil para mí, puedo hacer cosas difíciles por las personas... Puedo ayudar a las personas que necesitan curación o ayuda”, expresó Knepp.

Su intención de ayudar a sanar a los demás a través de su fotografía funcionó, pues Jessica Padgett expresó que eso le ayudó a tener un cierre.

Publicidad

¿Cómo habrías reaccionado si te encontraras en la misma situación que Padgett? ¿Crees que lo que ella eligió hacer te habría lastimado o te habría ayudado?

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar. 

Publicidad

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.