logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

En una misión, mujer policía reconoce a su padre que desapareció hace 10 años - Historia del día

Mayra Pérez
09 dic 2021
05:30
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una mujer policía que intentaba aprehender a un ladrón de bancos se llevó el susto de su vida cuando descubrió que el hombre no era otro que su padre, quien había desaparecido una década atrás.

Publicidad

“Esta será tu habitación, Carla. Puedes compartirla con Mona, Lisa y Jenny”, dijo la señorita Cortés, la dueña del orfanato. Estaba hablando con Carla, una niña de 13 años que había sido llevada al orfanato por su angustiada madre.

“Necesito que la cuides”, le había dicho la madre de la niña, Zoe, a Cortés con lágrimas en los ojos.

Una niña pequeña sentada en el piso mira a traves de una ventana. | Foto: Unsplash

Una niña pequeña sentada en el piso mira a traves de una ventana. | Foto: Unsplash

Publicidad

“¿No deberías hacerlo tú misma?”, preguntó Cortés a la mujer.

“Quiero hacerlo, pero no puedo. Acabo de declararme en bancarrota y no tengo forma de sobrevivir. Deseo que la acojas mientras trato de hacer algo, eso es todo”, le dijo Zoe.

La mujer no parecía estar muy convencida, hasta que Zoe le reveló que su esposo las había abandonado porque no quería estar atado a una mujer.

“Qué hombre más espantoso”, dijo Cortés.

Tanto ella como Zoe no sabían que la niña había estado escuchando la conversación y se había enterado de que su padre las había abandonado.

Publicidad

La pequeña se sintió resentida con él mientras veía a su madre irse sin ni siquiera despedirse. “Él hizo esto”, pensó. “Él nos abandonó y ahora mamá me ha dejado”.

Zoe prometió regresar por Carla después de un tiempo, pero un mes se convirtió en un año y un año se transformó en varios sin saber ni una palabra de la madre.

Cortés crio a Carla con valores y principios y la niña prosperó; en la escuela, mantuvo buenas calificaciones y socialmente, era una de las más queridas en el orfanato.

Fachada del edifício de la policía. | Foto: Pexels

Fachada del edifício de la policía. | Foto: Pexels

Publicidad

Desde la infancia, Carla había soñado con convertirse en policía, así que cuando tuvo la edad suficiente, se enfocó en eso.

Como en todo lo que se proponía, Carla tuvo éxito y ganó una beca que cubrió su matrícula durante su estadía en la Academia de Policía, donde finalmente se graduó con honores.

Un día, mientras patrullaba la ciudad con su compañero José, recibió una llamada del operador. “Se ha avistado un fugitivo en el Hotel Luna. Es el mismo del atraco al banco que ocurrió hace diez años. Todas las unidades estén alerta”.

El hotel estaba a poco menos de 2 km de la ubicación de Carla, por lo que llamó por radio para decir que estaban en camino. Cuando llegaron al lugar, no había ninguna otra patrulla a la vista.

Publicidad

“¿Crees que deberíamos esperar refuerzos?”, preguntó José.

“Es solo un hombre, podemos atraparlo. Espera aquí mientras yo doy la vuelta y lo saco”, respondió.

Después de arrastrarse por la parte de atrás, Carla se apresuró a entrar en la habitación del hotel con una pistola. “¡Quieto!”, gritó, pero se sorprendió por lo que vio: el ladrón se parecía a su padre, Jaime.

“Esto no tiene sentido”, pensó. “¡Ese es mi padre!”.

Una patrulla de la policía estacionada en una calle. | Foto: Shutterstock

Una patrulla de la policía estacionada en una calle. | Foto: Shutterstock

Publicidad

El hombre también la reconoció casi de inmediato, sin embargo, cuando bajó las manos, Carla le apuntó con la pistola a la cara y las lágrimas le nublaron la vista rápidamente.

“¿Carla?”, preguntó.

“¡No te atrevas a decir mi nombre!”, murmuró ella con los dientes apretados. “Dame al menos una razón por la que no debería matarte ahora mismo. ¡Arruinaste mi vida!”.

“Por favor, déjame explicarte todo. No es lo que piensas”, dijo con ojos suplicantes. Ella asintió con la cabeza y él comenzó a contar su historia.

Dijo que cuando ella tenía 13 años, estaban al borde de la pobreza. Aunque tenía dos trabajos, no bastaba porque su esposa derrochaba el dinero sin ningún remordimiento. Compraba mucha ropa y joyas, incluso a cuenta de sus ahorros, por lo que el dinero no alcanzaba para comprar comida.

Publicidad

Lee también: A dos años de la muerte de papá, hija recibe regalo suyo en el día de su boda - Historia del día

Sabía que Carla albergaba el sueño de convertirse en policía y quería que se hiciera realidad, pero también sabía que no podrían permitirse el lujo de enviarla a la universidad.

Entonces, él y su esposa crearon un plan: robaría un banco pequeño y pasaría el 70% del dinero a su esposa para que ella y Carla pudieran vivir una buena vida y la niña pudiera estudiar en la academia de policía.

Persona con un arma en su mano, apunta hacia una escalera. | Foto: Pexels

Persona con un arma en su mano, apunta hacia una escalera. | Foto: Pexels

Publicidad

El 30% restante sería para él; se escondería durante algunos años, y regresaría a su hogar cuando el caso se olvidara. Las cosas habían ido según lo planeado, pero su esposa lo había engañado.

Zoe se había declarado en bancarrota después de tomar el efectivo y había llevado a Carla al orfanato. Se quedó con todo el dinero y desapareció. Jaime se enteró de esto y quedó muy sorprendido. No podía entregarse a la policía, por lo que tramó un plan con la maestra de Carla en el orfanato, a quien le contó lo sucedido.

Ella había accedido gentilmente a ayudarlo, por lo que el padre de Carla le dio todo el dinero que tenía. “Por favor, asegúrese de que reciba todo”, le había dicho Jaime a la mujer.

Publicidad

La mujer cumplió su palabra y pagó la matrícula de Carla en la academia de policía cuando llegó el momento. Le dijo que había ganado una beca, pero todo había sido el dinero que el padre le había dado.

Carla no podía creer lo que oía. Todos esos años había creído que su padre la había traicionado a ella y a su madre cuando en realidad había sucedido lo contrario.

En ese mismo momento, decidió ayudarlo a evitar la cárcel. Distrajo a su compañero mientras su padre salía del edificio. También le dio una nota con su número de teléfono,

Su padre la contactó más tarde, después de lo cual se reunieron y comenzaron a vivir juntos nuevamente. Nunca encontró a su madre, pero Carla estaba bien con no volver a verla nunca más. Estaba contenta con saber que su padre estaba vivo, bien y a su lado.

Publicidad
Algunos paquetes con billetes de 100 dólares sobre una mesa. | Foto: Pexels

Algunos paquetes con billetes de 100 dólares sobre una mesa. | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender con esta historia?

La codicia lo arruina todo. Zoe traicionó a su propia familia debido a la codicia que tenía por el dinero, y casi arruinó a la familia. Afortunadamente, tanto Carla como su padre pudieron sobrevivir y mejorar su vida.

Publicidad

Hay que escuchar antes de actuar. Carla podría haber optado por no escuchar a su padre, especialmente porque tenía pocas razones para confiar en él. Afortunadamente, decidió hacerlo y eso les ayudó a aclarar el malentendido.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Te puede interesar: Pobre hombre se escapa el día de su boda: 50 años después novia descubre que su papá lo planeó - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Niños de familia rica fingen ser mendigos: "Queremos ayudar a nuestro amigo", le dicen a la gente - Historia del día

14 de abril de 2022

Mujer ve retrato de persona idéntica a ella entre las obras de artista: "La dibujé hace una hora", dijo él - Historia del día

16 de febrero de 2022

Notario escucha el nombre de un mendigo y le dice que lleva 10 años buscándolo - Historia del día

20 de febrero de 2022

Niño huérfano visita casa que su padre estaba construyendo 10 años atrás y encuentra una escotilla cerrada - Historia del día

07 de febrero de 2022