Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Millonario soltero que perdió toda esperanza de ser padre adopta a 5 niños en un día - Historia del día

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Un hombre rico que nunca podrá ser padre decide adoptar a un niño y criarlo como si fuera suyo. Pero su viaje de adopción da un giro bastante inusual.

Publicidad

Daniel Sánchez no tenía idea de que su vida daría un giro dramático cuando visitó uno de los orfanatos de su ciudad. Él era un hombre de negocios que no podía tener hijos debido a una lesión en la médula espinal que lo había dejado infértil e inmóvil.

Estaba confinado a una silla de ruedas, pero Daniel era rico. Muy rico. Aunque nada de lo que tenía le había resultado fácil de obtener.

Cinco niños sentados juntos en un banquillo. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Había perdido a sus padres a una edad temprana y, sin su apoyo, enfrentó muchos desafíos en su búsqueda para llegar a la cima.

Pero cuando el destino se había vuelto un poco más considerado con él financieramente, le quitó la capacidad de llevar una vida familiar feliz.

Daniel siempre había deseado una familia numerosa, una esposa encantadora y un hogar cómodo, pero su discapacidad le había impedido obtener todo eso.

Así que, cada año desde que su salud dio un giro terrible, visitaba varios orfanatos en todo el país y hacía donaciones caritativas para los niños pobres.

Publicidad

Lee más: Nadie quería adoptar a la pobre niña por sus ojos inusuales - Historia del día

Una mañana, Daniel llegó a uno de los orfanatos para hacer una donación, como hacía todos los años, y allí conoció a un niño. El pequeño tenía solo seis años y estaba jugando en el jardín cuando su pelota chocó con la silla de ruedas del hombre rico.

“Ay, no, lo siento”, murmuró el niño mientras se paraba en su lugar, aterrorizado de que Daniel lo regañara.

Pero el hombre hizo rodar su silla de ruedas hacia el pequeño y le entregó la pelota. “¿Estás seguro de que no quieres recuperar tu pelota?”, inquirió. Cuando el chico no respondió, Daniel le habló en un tono más amistoso. “¿Cómo te llamas, jovencito? ¿Te gustaría ser mi amigo?”.

Publicidad

“Mi nombre es Da... Daniel”, dijo el niño asustado, mirando hacia abajo.

Hombre en una silla de ruedas. | Foto: Pexels

“Ah, ¿tu nombre es Daniel? ¡Mi nombre también es Daniel!”, se rio el hombre.

Publicidad

De repente, el pequeño miró hacia arriba. “¿En serio?”.

“Sí, mi nombre es Daniel Sánchez. ¿Te gustaría jugar conmigo?”.

“¡Me encantaría!”. Los ojos del pequeño Daniel se iluminaron.

“Pero si gano, tendrás que darme un chocolate. ¿Hacemos un trato?”.

El niño se rio, se alejó corriendo de Daniel y se quedó sosteniendo la pelota. Comenzaron a jugar un juego de lanzar y atrapar cuando el director del orfanato, Adam Turner, salió para ver qué estaban haciendo.

“Oh, Sr. Sánchez. Lo siento mucho. No debería haber dejado que el chico lo molestara”, dijo mientras corría hacia su benefactor.

Publicidad

“Nada de eso, Sr. Tovar”, respondió Daniel. “Este chico es bastante adorable y, para ser honesto, me recuerda a una versión más joven de mí mismo. Cuando era más joven, era exactamente como él”.

“Pero, señor, lo está molestando innecesariamente. Le diré que no...”. El Sr. Tovar acababa de empezar a hablar cuando el pequeño Daniel corrió hacia ellos.

“Lo siento, señor Tovar. No lo estaba molestando. Me preguntó si podía jugar conmigo”.

Niño vistiendo una chaqueta y sonriendo. | Foto: Pexels

Publicidad

“Está bien, Daniel. Ahora puedes ir a jugar con tus otros amigos”, dijo el hombre rico sonriendo. “Terminaremos el juego otro día, y no te olvides de mi chocolate”.

“Está bien”, el niño le sonrió y luego se fue rápidamente con la pelota.

Daniel sintió una extraña conexión con el chico mientras lo veía irse. Sintió que había una razón por la cual Dios le había hecho conocer a Daniel. Y antes de darse cuenta, se enamoró de su inocencia infantil y decidió adoptarlo. Pero había trampa.

“¿Otros cuatro niños?”, dijo Daniel, sorprendido.

“Sí, señor Sánchez. Si quiere adoptar a Daniel, tendrá que adoptar a otros cuatro niños. Son sus hermanos”, le informó el director del orfanato.

Publicidad

Lee también: Niña obliga a su madre adoptiva a buscar a su "verdadera mamá", y se arrepiente de inmediato - Historia del día

“¿Pero por qué tienes esa cláusula?”, contestó Daniel, perplejo.

“Los padres de Daniel eran muy pobres, así que nos dejaron a sus cinco hijos. Pero nos hicieron firmar un contrato que decía que quien adoptara a sus hijos tenía que adoptar a los cinco para que los hermanos nunca se separaran”.

“Las familias de acogida acordaron recibirlos. Le sugiero que lo piense una vez más”.

El hombre rico pensó en lo que había dicho el Sr. Tovar. Adoptar cinco niños ciertamente no era una broma. Pero luego estaba su corazón, que se había derretido por el pequeño Daniel.

Publicidad

Hombre sentado en un sofá leyendo unos documentos. | Foto: Pexels

“Muy bien, Sr. Tovar. También me gustaría conocer a sus hermanos”, dijo Daniel. “De hecho, estoy dispuesto a adoptar a los cinco niños”.

Publicidad

“Bien, Sr. Sánchez. Si se ha decidido, conozcamos a los otros chicos. Por favor, sígame”.

Cuando Daniel conoció a los hermanos del pequeño, no podía apartar la mirada de ellos. Todos eran muy pequeños y se veían realmente adorables.

Daniel y Maximiliano eran mellizos, y los otros tres, Jacobo, Timoteo y Norman, tenían 3, 4 y 5 años, respectivamente.

Norman y Jacobo tenían el cabello castaño como su madre, como lo había observado en las fotos de archivo, mientras que Daniel, Maximiliano y Timoteo se parecían más a su padre. El hombre rico estaba más que seguro de que quería adoptar a los niños después de conocerlos.

Publicidad

Al día siguiente, inició los trámites para la adopción, y dos meses después, Daniel era oficialmente su padre. Sin embargo, las cosas no fueron tan fáciles para él.

Al principio, a Timoteo no le gustaba su padre adoptivo. Y el hombre tuvo que esforzarse mucho para ganarse su amor y confianza.

Pero las cosas entre los dos mejoraron desde el momento en que el niño entró en la habitación de Daniel para agradecerle por haberlos adoptado.

“Gracias por ayudarnos”, dijo. “Norman dice que eres nuestro nuevo papá y que eres muy amable. También me dijo que debería agradecerte porque te preocupas por todos nosotros”.

Publicidad

Niños jugando en el suelo de un salón. | Foto: Pexels

Los ojos de Daniel se llenaron de lágrimas ante el comentario del niño, y envolvió sus brazos alrededor de él con fuerza. “Todos ustedes son mis hijos, Timoteo. Los amo a todos, así que nunca sientan que están solos”.

Publicidad

Desde ese día, el hombre rico había estado más feliz que nunca cuidando a sus hijos. Dice que le encanta ser su padre y que criarlos es más fácil de lo que nunca se había imaginado.

Su vida está llena de amor, risas y ruido, y no puede dejar de hablar de lo adorables que son los pequeños.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

El amor y no la biología es lo que hace una familia. La forma en que Daniel Sánchez adoptó a cinco niños y los amó como si fueran suyos es un brillante ejemplo de cómo debemos abandonar la ridícula noción de que solo las personas relacionadas por sangre pueden ser llamadas familia.

Publicidad

Hay una razón detrás de cada una de las personas que conocemos en la vida. Daniel Sánchez conoció al pequeño Daniel y a sus hermanos porque los niños estaban destinados a tener un padre amoroso, y un hombre que anhelaba tener una familia estaba destinado a convertirse en padre de cinco niños adorables.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Mi esposo reescribió su testamento a mis espaldas y no puedo perdonarlo - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad