Twitter.com/DailyMailCeleb - Getty Images
Fuente: Twitter.com/DailyMailCeleb - Getty Images

Elvis Presley amaba a su hija y le dejó su fortuna: en 2015, solo quedaban $14.000 en efectivo

Vanessa Guzmán
21 ene 2022
12:30
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

El ‘Rey del Rock and Roll’, Elvis Presley, tuvo una sola hija y la amaba tanto que le dejó toda su fortuna. Sin embargo, para el año 2015, solo quedaban 14.000 dólares.

Publicidad

Habiendo vendido más de 500 millones de discos a lo largo de su vida, Elvis Presley se convirtió en uno de los artistas musicales con mayores ventas de todos los tiempos.

Sin embargo, a pesar de su éxito, una de las cosas que más adoraba la leyenda de la música era su hija, Lisa Marie Presley.

FELICIDAD Y ANGUSTIA

No es ningún secreto que el nacimiento de Lisa trajo una alegría increíble a la vida de Elvis. Él la colmó de todo el amor y la riqueza que tenía. Pero a pesar de su felicidad, la leyenda del rock se llenó de angustia después de su nacimiento.

Publicidad

Elvis dio la bienvenida a su única hija con su entonces esposa, Priscilla Presley, el 1 de febrero de 1968 en Memphis, Tennessee, Estados Unidos.

Años después de su muerte, su amiga, Nancy Sinatra, compartió una publicación en su sitio web, reflexionando sobre las desgarradoras palabras de Elvis tras convertirse en padre.

Según lo compartido en el blog de Sinatra, la estrella de la música estaba llena de felicidad por la idea de ser padre, pero cargado de tristeza por la división de privilegios en el mundo.

"Cuando nació Lisa Marie, Elvis. me llamó por teléfono para decirme lo conmovido que estaba por la experiencia", reveló.

Publicidad

Sin embargo, agregó que no le parecía justo que su hija tuviera "bendiciones tan grandes" mientras que otro niño nacido esa misma noche presumiblemente sufriría pobreza.

Lee también: Priscilla, la exesposa de Elvis Presley dice que se quitó la vida deliberadamente y "sabía lo que hacía"

Sinatra señaló que Elvis estaba lleno de emociones esa noche. También precisó que siempre recordaría ese momento mientras viviera.

Elvis Presley rasguea su guitarra acústica en un retrato en 1956 | Foto: Getty Images

Publicidad

PAPÁ O MAMÁ

Como se indica en "Elvis: My Dad", Lisa llegó cuando sus padres estaban llenos de mucha tensión porque no planeaban tener un bebé tan temprano en su matrimonio. Elvis también enfrentó muchas controversias y problemas que amenazaron con arruinar su carrera en ese momento.

Afortunadamente, el cantante volvió a encarrilar su profesión cuatro años después. Al mismo tiempo su matrimonio con Priscilla se fue por el desagüe. La pareja se divorció cuando Lisa tenía solo cuatro años.

La hija del astro musical se debatía entre vivir con su madre en un departamento de Los Ángeles o pasar tiempo con su padre en Graceland.

Publicidad

A pesar de que la situación era confusa para una niña, Lisa disfrutó de todos los privilegios que conlleva ser la hija de una superestrella.

Según los biógrafos de Lisa, David Adler y Ernest Andrews, mientras estaba en Graceland, a la niña de Elvis se le dio la libertad de hacer lo que quisiera.

Surgieron historias de cómo Lisa corría por la mansión, causando caos, y cómo a Elvis le resultaba difícil regañarla.

Publicidad

La pequeña Lisa pronto descubrió el poder que tenía sobre su padre y comenzó a usarlo para salirse con la suya. Sin embargo, aunque muchos pueden haber visto a Lisa como una niña malcriada, ella dijo en una entrevista con Stina Dabrowski:

"[...] Mi padre me amaba y no podía pasar mucho tiempo conmigo. Y cuando lo hacía, quería hacer todo lo que fuera necesario para que yo fuera feliz".

El amigo de la infancia de Lisa, Danny Smith, hijo de Billy Smith, una vez mencionó cómo a la hija de la estrella del pop "le encantaba salirse con la suya", y lo conseguía muchas veces.

Smith también notó que Lisa era mandona, pero dice que no puede imaginarla de otra manera, ya que era la hija de Elvis. Ella misma atestiguó ser un "terror" en una entrevista de 2013.

Publicidad

Lisa disfrutó de una infancia de lujos, desde ser dueña de ponis hasta tener acceso privado a un parque de diversiones. No hay duda de que la hija de Elvis sabía que podía tener todo lo que quisiera, pero desconocía que su hermosa vida pronto daría un giro triste.

Elvis Presley, Priscilla y Lisa Marie en 1968 | Foto: Getty Images

Publicidad

MUERTE DE ELVIS

La casa de Elvis quedó en completo caos cuando él falleció el 16 de agosto de 1977. Lisa tenía solo nueve años en ese momento. Sin embargo, como era de esperarse, el cantante le dejó su fortuna, que su madre manejó hasta que cumplió la mayoría de edad.

Se supo que Priscilla actuó como la principal administradora de los bienes de Elvis Presley y, con la ayuda de profesionales financieros, creó Elvis Presley Enterprises (EPE). La organización se formó para administrar adecuadamente todos los derechos de imagen y patrimonio del cantante.

Priscilla y otros co-ejecutores convirtieron a Graceland en un centro turístico y, para 1993, según los informes, aumentaron el valor de la propiedad a un estimado de 100 millones de dólares. Ese fue el mismo año en que Lisa cumplió 25 años.

Publicidad

En lugar de recibir la fortuna de Elvis Presley, Lisa creó su fideicomiso en 1993. Nombró un nuevo organismo para actuar como fideicomisarios de su herencia a través de un nuevo contrato para la administración de sus bienes.

Sin embargo, en los años que siguieron, las cosas dejaron de funcionar según lo planeado. Entre 2005 y 2015, se perdió casi todo el dinero y Lisa se encontró endeudada. En 2018, Lisa demandó al gerente comercial Barry Siegel, a quien nombró cofideicomisario, para administrar principalmente los activos del fideicomiso.

En el documento legal, acusó a Siegel de mentir sobre la condición financiera real del fideicomiso en lugar de distribuirle el capital del fideicomiso por gastos excesivos.

Publicidad

Cuando Siegel fue depuesto, Lisa se quedó con solo $14.000 y cientos de miles de dólares en impuestos impagos y otras deudas.

Publicidad

LISA EN LOS ÚLTIMOS AÑOS

Han pasado varios años desde la devastadora muerte de Elvis, y su pequeña niña se ha convertido en una hermosa mujer que incluso es madre.

Pero, lamentablemente, la maternidad no resultó ser una experiencia dulce para la hija del difunto cantante. Su hijo, Benjamin Keough, hermano del actor Riley Keough, se suicidó.

Lee también: Ex de Elvis Presley, Ann-Margret, intentó quedar embarazada por 13 años y utilizó todo tipo de métodos

Después de su muerte, Lisa habló sobre el dolor que le causó la desaparición física de su retoño y cómo sobrellevó la pérdida de su segundo hijo.

Publicidad