logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Hombre que fue adoptado hace 60 años se entera de que hay otros 4 hombres idénticos a él - Historia del día

Mayra Pérez
07 mar 2022
01:40
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un hombre de 60 años se sorprende cuando una perfecta extraña se le acerca en un restaurante y lo acusa de infidelidad. Luego descubre que tiene varios hermanos idénticos.

Publicidad

Felipe García solía pensar que tenía uno de esos rostros comunes. Desde que podía recordar, las personas solían confundirlo con otros hombres.

No era un gran consuelo que su esposa lo considerara guapo, cuando todos parecían creer que su aspecto era poco original. Las cosas llegaron a un punto crítico cuando Felipe tenía 60 años y salió a celebrar con su esposa.

Un hombre se sienta entre varias sillas desocupadas. | Foto: Shutterstock

Un hombre se sienta entre varias sillas desocupadas. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Felipe y Mara salieron a cenar, para festejar un negocio que ella había logrado, en uno de sus restaurantes favoritos. Sostenía la mano de su esposa y estaba a punto de besarla cuando de repente una mujer se acercó a ellos.

“Entonces, ¿tuviste que trabajar esta noche? ¿Tuviste una cirugía de emergencia? ¡Mentiroso!”, gritó mientras le arrojaba una copa de vino en la cara a Felipe y se alejaba rápidamente.

Felipe secó el vino tinto con la servilleta y negó con la cabeza. “Lo siento, cariño”, le dijo a su esposa. “¡No sé lo que está pasando!”. Mara se puso de pie y salió tras la mujer.

“Disculpa”, dijo Mara cuando alcanzó a la mujer. “Por favor, ¿puedes decirme qué está pasando?”.

Publicidad

“¿Quién eres?”, preguntó la mujer enojada. “¿Su novia?”.

“No”, respondió Mara. “Soy su esposa”.

“¿Está casado?”, gritó la mujer. “¡Te juro que es la última vez que salgo con un médico! ¡Dr. Rafael González! ¡Debí haberlo sabido!”.

“El nombre de mi esposo es Felipe García”, dijo Mara. “Y no es médico”.

Una pareja sentada en una barra comparte un buen momento. | Foto: Pexels

Una pareja sentada en una barra comparte un buen momento. | Foto: Pexels

Publicidad

La mujer lucía avergonzada. “¡Dios mío!”, dijo. “¡Pero es idéntico a Rafael! ¡Como un gemelo!”. Cuando la mujer se fue, Mara tenía el número de teléfono del Dr. Rafael González.

“Escucha, cariño”, dijo. “Esto es muy extraño. Esa mujer dijo que este Rafael se ve exactamente como tú, como un gemelo. Fuiste adoptado, así que tal vez este tipo ES tu gemelo”.

Felipe estaba emocionado. Había crecido en un hogar amoroso, pero siempre se había sentido vacío, como si le faltara algo, y ahora la idea de un gemelo parecía totalmente factible. ¡Eso era lo que faltaba! ¡Un hermano!

“Puede que solo se parezca”, dijo con precaución, pero Mara lo convenció de llamar a Rafael y programar una reunión. “Hola”, dijo. “No nos conocemos, mi nombre es Felipe García, y creo que podemos ser familia…”.

Publicidad

Esa misma tarde, Felipe y Rafael se conocieron y fue como mirarse en un espejo. Eran idénticos y, después de una breve conversación, descubrieron que ambos habían sido adoptados y que habían nacido en el mismo hospital, el mismo día.

Los dos hombres no podían dejar de reír y llorar y abrazarse. Rafael nunca se había casado, sus padres habían fallecido y encontrar un hermano era un sueño hecho realidad.

Luego, dijo: “Oye, Felipe, ¡podemos encontrar a nuestra madre! Nacimos en el hospital donde trabajo y han puesto todos sus registros en las computadoras. Todo lo que tengo que hacer es buscar nuestra fecha de nacimiento”.

Publicidad
Una mujer joven grita de rabia. | Foto: Unsplash

Una mujer joven grita de rabia. | Foto: Unsplash

Corrieron al hospital, y Rafael accedió a los registros. “Fácil como comer un pastel”, gritó emocionado. Segundos después, Felipe vio como la cara de su hermano se ponía blanca como la nieve.

Publicidad

Lee también: Mujer mayor se sienta sola en el frío: todos la ignoran, excepto un niño valiente - Historia del día

“¿Rafael?”, preguntó. “¿Estás bien? ¿La encontraste?”. Rafael miró a su gemelo con enormes ojos vidriosos y asintió en silencio. “Vamos, ¿cómo se llama?”, preguntó con impaciencia.

“Janet Cortázar”, susurró. “Pero…”.

“¡Eso es genial!”, dijo Felipe con una enorme sonrisa en su rostro. “¿Entonces, cuál es el problema?”.

“Somos cinco… ¡CINCO!”, exclamó Rafael.

Felipe y Rafael se tomaron una selfie y la subieron a sus respectivas cuentas de Instagram. Contaron su historia e hicieron un llamado a cualquiera que pensara que se parecía a ellos o que conociera a alguien así para que se presentaran.

Publicidad

“¡Ayúdanos a encontrar a nuestros hermanos!”, escribieron.

Cuatro personas brindan con sus copas en una comida. | Foto: Unsplash

Cuatro personas brindan con sus copas en una comida. | Foto: Unsplash

Los mensajes no se hicieron esperar y pronto conocieron a Tomás y Gabriel. Su reunión fue increíble. ¡Eran todos idénticos! Mara le dijo a Felipe que verlo con sus hermanos la mareaba.

Publicidad

“Mara”, dijo su esposo en voz baja. “Nunca me había sentido tan feliz o completo en mi vida, ¡pero todavía falta uno de nosotros!”.

Los cuatro hermanos se tomaron una fotografía juntos y repitieron su llamado. Para entonces, su historia se había vuelto nacional y las estaciones de televisión los llamaban para entrevistas.

Una noche, apareció el hermano desaparecido, pero no estaba solo. Rafael, Tomás y Gabriel estaban cenando en la casa de Felipe cuando sonó el timbre y Mara se levantó para contestar. Regresó con una gran sonrisa en su rostro.

“¿Quién era?”, preguntó.

Publicidad

“El que faltaba”, dijo Mara, y se hizo a un lado para que los cuatro hombres pudieran ver al último quíntuple, que era exactamente igual a ellos. “Este es David…”.

David caminó hacia sus hermanos con un brillo de emoción en su rostro, y a su lado estaba una diminuta anciana: “Esta es nuestra madre”, dijo.

La mujer tenía lágrimas en los ojos. “Soy Janet Cortázar”, dijo. “Y lo siento mucho, lo siento mucho…”.

Una anciana con una gran sonrisa. | Foto: Unsplash

Una anciana con una gran sonrisa. | Foto: Unsplash

Publicidad

Janet les explicó que apenas tenía 16 años cuando quedó embarazada, y al dar a luz a quintillizos, se sintió aterrorizada.

La madre de Janet la había presionado para que regalara cuatro de los bebés y se quedara con uno para criarlo, y así lo hizo, pero nunca olvidó a sus hijos. Ahora, después de casi sesenta años, su familia se había reunido y sus hijos pudieron encontrar la felicidad.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

La familia es lo más importante del mundo. Felipe siempre había sentido que faltaba algo en su vida hasta que encontró a sus hermanos.

Publicidad

Cosas increíbles le suceden a la gente común todos los días. Felipe nunca había imaginado que algo tan extraordinario pudiera pasarle, ¡hasta que sucedió!

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Te puede interesar: Mujer odia su vida hasta que médico dice que solo le queda un año de vida - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Hombre rico abandonado por sus padres en un orfanato hace 57 años los encuentra en asilo de ancianos - Historia del día

13 de mayo de 2022

Señora segura de que su esposo es infértil conoce a 2 hombres jóvenes idénticos a él - Historia del día

25 de marzo de 2022

Mamá llora hasta dormirse tras la muerte de su hijo: se despierta y ve a chico idéntico a él en su patio - Historia del día

18 de mayo de 2022

En el funeral de un amigo, millonaria ve una tumba con la foto de una mujer idéntica a ella - Historia del día

25 de abril de 2022