logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Millonario echa al prometido pobre de su hija: se encuentran accidentalmente años después - Historia del día

Vanessa Guzmán
18 mar 2022
18:40
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Cuando Katty se enamoró de Michael, esperaba que sus padres apoyaran su relación. Desafortunadamente, debido a las importantes diferencias de clase, los padres adinerados de la chica no aprobaron a la pareja. Sin embargo, años más tarde, las cosas fueron distintas.

Publicidad

Katty y Michael se conocieron cuando eran adolescentes en un parque de la ciudad. Ambos estaban con su respectivo grupo de amigos cuando se vieron por primera vez.

Los amigos de Katty la alentaron a acercarse a él y, a pesar de que Michael era tímido, no pudo evitar caminar hacia la joven y todos sus amigos solo para poder saludarla.

Fachada de una lujosa casa. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Inmediatamente se enamoraron, y debido a que se conocieron en el parque, no hubo una indicación inmediata de cuán diferentes eran sus mundos.

Los jóvenes pasaban casi todos los días juntos. Tenían mucho en común, y sus grupos de amigos se llevaban muy bien. Pasaban mucho rato compartiendo. Katty y Michael parecían unos tortolitos.

Michael era un chico pobre que creció en una granja, y los padres de Katty, Sara y Harold, eran dueños de negocios millonarios.

Durante los primeros tres años de su relación, los padres de Katty creían que la pareja solo estaba viviendo un romance pasajero. “Tan pronto como se dé cuenta de que él no le dará la vida que tenemos, lo dejará”, le dijo Harold a su esposa.

Publicidad

"Eso espero; no pueden estar juntos; él no es lo suficientemente bueno para ella”, respondió Sara.

Pero ese no fue el caso. La relación de Michael y Katty se volvió más sólida a lo largo de los años. A pesar de que la chica millonaria se fue a estudiar al extranjero, la pareja hablaba todos los días, después de que Michael terminaba sus tareas en la granja.

Ambos sabían que Sara y Harold no estaban contentos con su relación, pero esperaban que terminarán aceptando que se amaban.

Cuando Katty cumplió 22 años, se graduó de la universidad y regresó a casa. Ya no podía soportar vivir separada de Michael, así que le pidió que se mudaran juntos a su mansión. Michael se negó y dijo: “No les gusto a tus padres. Nunca querrían que viviéramos en la misma casa”.

Publicidad

Lee también: Millonario se burla de mujer pobre con 3 niños en vuelo de clase ejecutiva hasta que el piloto lo interrumpe - Historia del día

“Solo dicen eso porque no te conocen muy bien. Te aceptarán tan pronto como se den cuenta de lo increíble que eres para mí”, dijo Katty.

Pareja tomada de la mano. | Foto: Shutterstock

Publicidad

A pesar de que Michael se sentía incómodo por mudarse con Katty y sus padres, la amaba y quería que fuera feliz. Quería pasar el mayor tiempo posible con ella, pero sabía que ella nunca se mudaría a la granja con él, por lo que instalarse en su mansión era su siguiente mejor opción.

La mañana en que Michael se mudó, Harold estaba en el trabajo. Sara estaba sorprendida, pero había visto lo emocionada que estaba su hija en los días previos a su llegada. "¿Estás segura de que quieres comprometerte con él?", preguntó la madre. “Él no tiene nada y nunca te dará todo lo que quieres”.

"Sí, mamá, estoy segura. Pronto nos casaremos y podremos construir nuestras vidas juntos", respondió Katty.

Publicidad

Sara solo quería que su hija fuera feliz. Permitió que Michael se mudara, pero temía por la reacción de su esposo.

Cuando Harold llegó a casa, fingió que Michael no estaba allí. Lo ignoró por completo en la cena, no lo miró e incluso habló de él como si no estuviera en la habitación. "¡Ese granjero tuyo nunca será bienvenido en mi casa!", manifestó.

Harold hizo insoportables los siguientes meses de la estadía de Michael en la casa de Katty. Siempre lo maltrataba. Constantemente lo insultaba y, a pesar de las súplicas de su hija para que se detuviera, lo trataba peor.

"No eres lo suficientemente bueno para mi hija, y me aseguraré de que te mantengas alejado de ella", le decía constantemente.

Publicidad

Michael se esforzó por ignorar los insultos y se concentró en mantener feliz a Katty y ser útil en la casa. Una noche, justo antes de la cena, el brazalete favorito de Sara se rompió y ella estaba muy molesta por eso. Michael se ofreció a arreglarlo antes de que ella lo tirara y lo logró.

"¡Muchas gracias! No sabía que podías trabajar con joyas; Pensé que solo eras bueno en la agricultura”, dijo.

Madre e hija disgustadas. | Foto: Shutterstock

Publicidad

“Bueno, la vida que he llevado con mi familia me ha enseñado a arreglar muchas cosas antes de tirarlas”, respondió.

“¡Eso siempre es bueno para aprender!”, comentó Sara mientras extendía los brazos para abrazarlo.

Sin que ellos lo supieran, Harold había estado agachado en la escalera, observando y escuchando la conversación. Cuando vio a su esposa y a Michael abrazarse, rápidamente sacó su teléfono y les tomó una foto.

Durante la cena de esa noche, Michael notó que Harold estaba inquieto. Cuando Michael le preguntó si estaba bien, Harold rápidamente sacó su teléfono.

Publicidad

“Katty, tengo algo importante que mostrarte. ¡Tu supuesto prometido ha estado teniendo una aventura con tu madre!”, precisó. "¡Te dije que no era lo suficientemente bueno para ti, es tan escoria que fue por tu madre!".

Inmediatamente se produjo el caos; Sara comenzó a gritarle a su esposo, llamándolo mentiroso. Katty se puso de pie y corrió escaleras arriba llorando, y Harold gritó repetidamente: “¡Saquen a este granjero de mi casa!”. Michael estaba tan abrumado por el caos que simplemente se quedó en su silla, atónito.

Cuando finalmente logró controlarse, corrió escaleras arriba para explicarle a Katty que su padre estaba mintiendo. Pero antes de llegar a su habitación, Harold lo persiguió y lo tiró al suelo, arrastrándolo hasta la puerta.

Publicidad

Sara todavía le gritaba a su esposo y denunciaba sus mentiras, pero Katty estaba demasiado desconsolada para creerle a su madre.

Brazalete. | Foto: Pixabay

Publicidad

Michael fue expulsado de la casa solo con la ropa que llevaba puesta. Llamó a Katty, con la esperanza de que ella le diera la oportunidad de explicar la foto. En cambio, Harold llamó a sus guardias de seguridad para que lo sacaran de la propiedad por completo. Regresó a la granja con sus padres.

Cuatro años después de esa noche caótica, Katty se casó y se divorció de Barry. Sus padres eran amigos mutuos e hicieron todo para empujarlos a casarse. Su matrimonio duró solo dos años después de que Barry la engañara y se negara a ser un padre solidario para su hija.

Katty decidió regresar a casa después de su divorcio. Pero la tensión todavía se mantenía con sus padres a pesar de los años transcurridos desde el caos por el supuesto engaño de Michael.

Publicidad

Una mañana, Harold se estaba preparando para reunirse con un nuevo cliente para firmar un nuevo trato comercial.

“Vamos a ganar millones con este contrato; No puedo esperar para poner en marcha este negocio”, le dijo a su hija mientras salía de la casa. Katty le deseó suerte a su padre a regañadientes y continuó con su día.

Cuando Harold entró en la oficina del nuevo cliente potencial, se sorprendió al ver a Michael sentado en la silla del director ejecutivo.

Cuando Michael lo reconoció, se acercó y le estrechó la mano. "Es bueno verlo de nuevo, señor", sonrió.

Publicidad

Harold se quedó sin habla; no podía creer que el pobre chico al que había echado de su casa años atrás hubiera construído un negocio tan exitoso.

Tenía miedo de que Michael no cumpliera con el trato comercial después de todo lo sucedido aquella noche. Michael pudo ver el miedo en sus ojos y lo tranquilizó. “No se preocupe, señor, igual firmaré el contrato con usted”, le dijo a Harold.

Reunión de negocios. | Foto: Shutterstock

Publicidad

“Pero arruiné tu relación, te tendí una trampa y te eché de mi casa. No pudiste llevarte tus cosas, solo lo que tenías encima. No tenías dinero ni ropa abrigada”, respondió.

"Lo recuerdo, estaba devastado después de que eso sucedió. Pero me di cuenta de que nunca me ganaría su respeto solo siendo bueno con su hija. Así que elegí estudiar en la universidad local y comenzar mi negocio", dijo Michael.

Después de una breve reunión, Michael se mantuvo fiel a su palabra y firmó el contrato, y los hombres estaban oficialmente en el negocio juntos.

Más tarde ese día, Harold tuvo una conversación largamente esperada con su hija. Confesó que escuchó a escondidas a Michael y su madre e hizo parecer que estaban teniendo una aventura. Le contó que su madre simplemente estaba agradeciendo a Michael por arreglar su pulsera favorita.

Publicidad

"Sabes, mamá me ha explicado esta historia tantas veces", respondió Katty. "Por eso hemos arreglado nuestra relación. Pero esperé tantos años para escuchar tu confesión de lo que hiciste esa terrible noche".

"Lo sé, y lo siento, Katty, pensé que ese chico nunca te daría la vida que te merecías", dijo Harold.

"Pero mira ahora, él es un CEO que acaba de firmar un contrato valioso contigo. Y recién ahora crees que es buen momento para confesarlo todo", lloró Katty.

Persona firmando un documento. | Foto: Pixabay

Publicidad

"Puedo hablar con él y tratar de que ustedes dos vuelvan a estar juntos", prometió.

"No, no te molestes; la última persona con la que me juntaste fue un compañero terrible y un padre aún peor. Lo arreglaré yo misma", dijo Katty y luego se fue.

Condujo directamente a la oficina de Michael y le explicó lo que le había dicho su padre. "Te extrañé todos estos años y estoy muy orgullosa de todo lo que lograste", manifestó.

Michael estaba encantado de ver a Katty y se sintió halagado por todo lo que ella dijo, pero tenía que admitir que no la extrañaba tanto como ella lo extrañaba a él.

Publicidad

Lee también: Millonario echa a niña pobre de su mansión y luego reconoce la foto en sus manos - Historia del día

"Después de todo lo que tu familia me hizo, no creo que pueda confiar en ellos. Sería injusto pedirte que elijas, así que sigamos siendo amigos", le dijo. Siguieron siendo buenos amigos y, más tarde, Michael conoció a otra persona a quien amar.

Padre demostrando su afecto a su hija. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Nunca subestimes a las personas solo porque tienen menos que tú: El padre de Katty se negó a ver lo bueno que era Michael con su hija a pesar de que no tenía dinero. Esto la llevó a tener una vida amorosa muy difícil.

La integridad siempre resistirá la prueba del tiempo: Aunque Michael recibió una disculpa de Harold años después, pudo seguir adelante y vivir una buena vida porque siempre fue un hombre honesto.

Por favor comparte esta historia con tus amigos; podría inspirar a las personas a compartir sus propias historias o ayudar a alguien más.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad