logo
Flickr/Dan Bock
Fuente: Flickr/Dan Bock

Millonario saca a hijas del testamento y deja su herencia a trillizas sin hogar - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Daniel tuvo una infancia desafiante. Trabajó duro para mejorar su vida y esperaba sentirse cómodo tras cosechar los beneficios de su arduo trabajo. Cuando las cosas no salieron como planeó, encontró otra forma de marcar una diferencia en la vida de otra persona.

Publicidad

Daniel Contreras nació poco después de que comenzara la Segunda Guerra Mundial. Su padre murió en combate y su madre lo crio sola.

Ella trabajaba como empleada doméstica y sobrevivía a duras penas, pero se aseguró de que su hijo fuera sobresaliente en la escuela.

Trillizas sentadas en unas sillas para bebés. | Foto: Flickr/Dan Bok

Trillizas sentadas en unas sillas para bebés. | Foto: Flickr/Dan Bok

Publicidad

Daniel se esforzó y se convirtió en médico. Cuando tenía 24 años, su madre murió de un infarto. A los 26 años conoció a una joven enfermera llamada María. Se casaron un año después de conocerse y ella dio a luz a su hijo Teodoro.

Un año después del nacimiento del pequeño, su madre murió de leucemia, lo que dejó a Daniel devastado. El médico decidió concentrar su energía en el trabajo y en su hijo, y se negó a considerar volver a enamorarse.

Cuando Teodoro tenía ocho años, la escuela donde estudiaba llamó a su padre. Se había producido un incendio incontrolable durante el horario escolar y diez niños, incluido Teodoro, murieron por inhalar humo.

Publicidad

Lee más: Hombre rico saca a sus hijos del testamento y deja herencia a trillizos en orfanato - Historia del día

Daniel estaba tan devastado que no sentía razón para vivir. Se hundió aún más en su trabajo y no estaba interesado en tener vida social.

Tres décadas después, una joven secretaria llamada Susan comenzó a trabajar para el hombre. Él se enamoró de ella y se casaron después de dos años de noviazgo.

No necesitaban verse fuera del trabajo para desarrollar una relación porque pasaban mucho tiempo en el hospital.

Una mujer embarazada sosteniendo su panza. | Foto: Shutterstock

Una mujer embarazada sosteniendo su panza. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Susan dio a luz a gemelas poco después de casarse. Para entonces, Daniel se había convertido en un especialista en su campo y ganaba mucho dinero.

La enfermera decidió dejar su trabajo y le dijo a su esposo que su dinero era más que suficiente para cuidar de toda la familia. A él no le molestó eso y continuó trabajando duro para mantener a sus seres queridos.

Tan pronto como Susan renunció a su trabajo, comenzó a prestarle menos atención a Daniel. Pasaba sus días de compras y viajaba a varios destinos sin él.

Sus hijas gemelas, Carla y Diana, crecieron mimadas por su madre. Su padre trató de inculcarles la misma disciplina que su madre le había inculcado a él, pero fue imposible porque Susan pasaba más tiempo con ellas y les dejaba hacer lo que quisieran.

Publicidad

Cuando Daniel tenía 76 años, contrajo una enfermedad terminal. Susan estuvo a su lado cuando le hicieron el diagnóstico, pero no se quedó mucho tiempo.

No tardó en organizar unas largas vacaciones en el extranjero a espaldas de su esposo y se llevó a las gemelas con ella. Un mes después, la enfermedad de Daniel había progresado tan rápidamente que él pasaba la mayor parte del tiempo en casa.

Entonces llamó a su esposa para que estuviera con él. “Susan, necesito que tú y las niñas estén conmigo. Estar solo me hace sentir aún peor de lo que ya me siento”, dijo.

Una mujer sentada en un flotador en una piscina. | Foto: Shutterstock

Una mujer sentada en un flotador en una piscina. | Foto: Shutterstock

Publicidad

“Queremos volver, pero no hay boletos de primera clase disponibles para que regresemos”, dijo la mujer.

Daniel se sorprendió por esta excusa. No podía creer que Susan quisiera volar en primera clase en lugar de ponerlo a él primero y volver a casa lo antes posible.

Mientras pasaba todo este tiempo a solas, reflexionó sobre su relación con su esposa y se dio cuenta de que ella se preocupaba mucho más por los lujos que su dinero le compraba que por él. Él se sentía abatido y decidió dar un largo paseo por el vecindario.

Se encontró con una mujer joven acurrucada con tres niñas pequeñas. Daniel se preocupó y se acercó a ellas para averiguar por qué estaban en esa situación. El médico se presentó y descubrió que la joven se llamaba Marcela.

Publicidad

Ella era una madre soltera de 19 años con trillizas de tres años que habían estado viviendo en la calle durante meses. La joven había sido echada de casa por sus padres cuando se enteraron de que estaba embarazada.

Vivió con su novio hasta que él la echó después de conocer a otra persona. Desde entonces había estado en la calle con sus niñas.

“Por favor, ven y quédate conmigo por un tiempo, tengo mucho espacio y todas pueden estar cálidas y seguras”, le dijo Daniel a la madre.

Hombre mayor caminando a través de un parque. | Foto: Shutterstock

Hombre mayor caminando a través de un parque. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Marcela accedió a regañadientes y se sorprendió gratamente al descubrir que ella y sus hijas vivirían en una mansión con todo el espacio que pudieran desear.

El hombre llamó a Susan unos días después. “¿Planeas volver pronto a casa o vas a quedarte en tus vacaciones aún más?”.

“Daniel, te dije que no hay boletos de primera clase disponibles. ¿Cuál es tu problema?”, espetó la mujer.

“Está bien, mi querida esposa, puedes quedarte allí todo el tiempo que quieras”, dijo el hombre y colgó.

Lee también: Anciana excluye a su hijo del testamento y deja su herencia a un extraño - Historia del día

Publicidad

Marcela no tardó en notar que Daniel estaba muy enfermo. Entonces se ofreció a cuidarlo. Eso hizo que él se sintiera muy agradecido.

Unas semanas después el hombre mayor quedó postrado en una cama y le pidió a Marcela y a sus hijas que se quedaran con él permanentemente.

La madre lo cuidaba y las niñas lo mantenían alegre con su energía. El hombre falleció tres meses después. Marcela y las trillizas se entristecieron por su partida.

Trillizas sentadas sobre el pasto rodeadas de vegetación. | Foto: Shutterstock

Trillizas sentadas sobre el pasto rodeadas de vegetación. | Foto: Shutterstock

Publicidad

El abogado de Daniel, Javier, llegó cuando ellas estaban empacando para mudarse. “Marcela, la esposa de Daniel y sus mellizas llegarán en pocas horas. La llamé el día que murió su esposo y se subió al primer avión”, dijo el abogado.

“Pensé que no había boletos de primera clase disponibles”, bromeó Marcela.

“Bueno, supongo que la muerte de Daniel cambió todo eso”, respondió Javier.

Mientras hablaban, Susan entró dramáticamente. “¿Quién eres y por qué están estas niñas en mi casa?”, preguntó la mujer.

“Susan, esta es Marcela, estuvo viviendo con Daniel durante unos meses y necesita estar aquí mientras leo el testamento de tu esposo”, explicó Javier.

Publicidad

Javier leyó el testamento y explicó que Marcela y sus hijas eran las herederas de todas las propiedades de Daniel, mientras que Susan y las mellizas no heredaron nada.

“¡Esto es ridículo!”, gritó Susan, “¡Daniel nunca me haría esto!”.

“Acabo de leer el testamento de su esposo”, dijo el abogado con firmeza,

Un abogado sentado frente a su escritorio con unos documentos bajo sus manos. | Foto: Shutterstock

Un abogado sentado frente a su escritorio con unos documentos bajo sus manos. | Foto: Shutterstock

Publicidad

“Merezco todo su dinero. ¡Soy su esposa! ¿Quiénes demonios son esas tres pequeñas bastardas?”, gritó Susan.

Antes de que la esposa de Daniel pudiera decir algo más, Javier le entregó una carta de su difunto esposo que respondería sus dudas.

“Mi querida esposa, cuando me di cuenta que a ti te importaba más el dinero que estar conmigo durante mi corto tiempo en esta tierra, decidí darle mi riqueza a alguien que me cuidó sin esperar nada a cambio. Sus trillizas me dieron más alegría en unos meses de lo que podrías haberme dado en todos los años que estuvimos casados. Entonces, te doy la oportunidad de ganar algo de dignidad e integridad con mi testamento. Que estés bien”.

Publicidad

Susan se derrumbó cuando se dio cuenta de que no obtenía nada de Daniel. Rápidamente la sacaron de la casa y ella y sus hijas tuvieron que trabajar muy duro para poder mantenerse. Nunca más volvieron a poder viajar en primera clase.

Una mujer afligida sentada con sus rodillas flexionadas. | Foto: Shutterstock

Una mujer afligida sentada con sus rodillas flexionadas. | Foto: Shutterstock

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

El comportamiento egoísta nunca conduce a resultados positivos. Susan fue muy codiciosa cuando se fue de vacaciones tras descubrir que Daniel tenía una enfermedad terminal. Cosechó las consecuencias cuando él la eliminó de su testamento.

Cuando damos bondad, podemos recibir más bondad a cambio. Daniel se ofreció a albergar a Marcela y sus trillizas cuando las vio en la calle. Obtuvo compasión y alegría de su parte durante sus últimos meses de vida.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Publicidad

Lee más: Anciana saca a hijos del testamento y la enfermera del hospital, a quien apenas conoce, hereda sus propiedades - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

Publicaciones similares

Gemelos envían a papá a un ancianato y se enteran de que dejó su herencia al conserje, que es idéntico a ellos - Historia del día

28 de febrero de 2022

Esposa ve a su marido millonario visitando a mujer con trillizas y se entera de que ellas heredarán su mansión - Historia del día

25 de abril de 2022

Años después de ser echado por su hermana, indigente conoce a policía y descubre que es millonario - Historia del día

16 de marzo de 2022

Mujer que sufrió abortos se despierta a diario con la risa de niños en su patio: sale y no ve a nadie - Historia del día

15 de mayo de 2022