logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Anciana saca a hijos del testamento y la enfermera del hospital, a quien apenas conoce, hereda sus propiedades - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Cuando Victoria Arteaga murió, sus hijos, Carlos y Clara descubrieron que su madre había dejado todas sus propiedades a la enfermera que la había cuidado. Sin embargo, la sanitaria se reunió con la hija de la fallecida para revelarle su verdadero plan.

Publicidad

“Y finalmente, la Sra. Arteaga deja la mayor parte de su patrimonio, incluida la mansión y sus cuentas, a Tania Gómez”, el abogado, el señor Figueroa, terminó de leer el testamento.

La anciana había fallecido esa semana y el representante legal había invitado a los dos hijos de su clienta a esta reunión.

Una enfermera empujando la silla de ruedas de una anciana en un camino rodeado de naturaleza. | Foto: Shutterstock

Una enfermera empujando la silla de ruedas de una anciana en un camino rodeado de naturaleza. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Clara se sorprendió al escuchar lo que había hecho su madre, pero no le pareció raro cuando su hermano estalló de ira.

“¡¿QUÉ?! ¡ES ABSOLUTAMENTE IMPOSIBLE!”, gritó Carlos.

“Señor Arteaga, por favor cálmese”, le rogó el abogado. Clara intervino y le dijo a su hermano que volviera a sentarse para poder llegar al fondo de esto. Pero él era obstinado.

“¡NO CLARA! ¡ESTO ES UNA LOCURA! ¡ESTA MUJER NO PUEDE QUEDARSE CON LA HERENCIA DE MAMÁ! ¡USTED LE HIZO ALGO!", el hombre acusó a Tania, que estaba sentada en la esquina de la oficina de abogado.

Lee más: Mi esposo se transformó después de que recibí una herencia inesperada - Historia del día

Publicidad

Clara suspiró. Sabía que la enfermera no le había hecho nada a su madre. Esto podría ser lo más inteligente que haya hecho la anciana. Era difícil de admitir, pero su hermano no era la mejor persona del mundo.

Aunque ambos habían tenido una educación privilegiada, Carlos se había convertido en una persona cruel, e incluso más codicioso de lo que nadie esperaba. Empeoró cuando su padre murió hace años.

Apenas fingía llorar para ganarse la simpatía de Victoria. “Pero mamá siempre veía a través de él”, recordó Clara. Aun así, no les quedaba otra familia, por lo que Carlos asumió que ambos heredarían su considerable patrimonio.

Publicidad
Una mujer sonriente mirando a través de una ventana. | Foto: Pexels

Una mujer sonriente mirando a través de una ventana. | Foto: Pexels

La hija de la difunta miró a Tania y sonrió suavemente mientras su hermano seguía gritando. La mujer se había convertido en la enfermera de su madre cuando su salud se había deteriorado hace dos años.

Publicidad

Carlos vivía a solo dos cuadras de Victoria, pero se había negado a cuidarla. Clara se había mudado a Portugal años antes de que comenzaran los problemas de salud de su madre y no había podido hacer más que llamarla varias veces al mes.

Solo había regresado a Mendoza para el funeral y la lectura del testamento, pero volvería a casa en unos días.

“Parece que Tania y yo somos las únicas que realmente estamos de luto por el fallecimiento de mi madre”, pensó Clara con dolor. A diferencia de su hermano, ella no estaba enojada por el dinero. Su salario en Portugal era más que suficiente para vivir cómodamente.

Tania también se veía triste. “Supongo que cuando te preocupas por alguien durante tanto tiempo, formas un apego”, reflexionó Clara.

Publicidad

Finalmente, se cansó de la diatriba de su hermano y decidió detenerlo. “¡Ya es suficiente, Carlos!”, espetó con fuerza, pero no levantó la voz. El hombre la miró como si le hubieran crecido dos cabezas y le gritó.

“¿POR QUÉ NO ESTÁS ENOJADA CON ESTA ESTAFADORA? ¡¿POR QUÉ TE ENOJAS CONMIGO?!”, rugió.

Hombre con rostro enojado. | Foto: Pexels

Hombre con rostro enojado. | Foto: Pexels

Publicidad

“¡No me importa el dinero! A ti tampoco debería importarte. ¡Nuestra madre está muerta! Eso es todo lo que me importa en este momento. Además, era su dinero. Podía hacer lo que quisiera con él”, se lamentó Clara, tratando de no llorar en la oficina del abogado.

“He terminado con esto. ¿Podemos irnos ahora, señor Figueroa?". “Sí, señora Arteaga. Gracias por venir”, respondió el abogado.

Clara se puso de pie, agarró su bolso y salió. Carlos la estaba llamando para que regresara, pero ya no quería escucharlo. Nunca dejaría de hablar de esto.

“¡Gracias a Dios que vivo en otro continente!”, pensó después de llegar a su auto en el estacionamiento del bufete de abogados.

Publicidad

Pero de repente, alguien golpeó la ventana. Era Tania. “Señora Arteaga, ¿puedo hablar con usted un momento ahora que su hermano no está cerca?”, le preguntó la enfermera. Clara estuvo de acuerdo y le dijo que se sentara en el asiento del pasajero.

“Escuche, haré esto rápido. Su madre solo me dejó el dinero porque no quería darle nada al señor Carlos", comenzó.

“Su abogado le aconsejó que le diera un poquito para que no pudiera impugnar el testamento. Pero le preocupaba su reacción si le dejaba todo lo demás a usted”, explicó Tania.

“Ok, eso tiene mucho sentido. No le tengo mucho cariño a Carlos, y es mi hermano. Mamá ha estado cansada de él durante años”, murmuró la mujer, sin saber a dónde iba esta conversación.

Publicidad
Una mujer sentada en el asiento de un vehículo. | Foto: Pexels

Una mujer sentada en el asiento de un vehículo. | Foto: Pexels

“Escucha, no te guardo ningún rencor. Puedes disfrutar de ese dinero y de la casa. Está bien. Estoy viviendo una gran vida en Portugal”.

Publicidad

“Espere, escuche. Ella solo me daría el dinero con la condición de que yo le dijera todo por mi cuenta. En privado”, interrumpió la enfermera.

“Sin embargo, ella también me había dicho que lo dejaría en mis manos. Me había pedido que verificara su reacción y que viera si se había vuelto como su hermano antes de darte la herencia”.

Lee también: Anciana excluye a su hijo del testamento y deja su herencia a un extraño - Historia del día

Clara puso la mirada en blanco. “Eso es tan propio de mi madre. Ella ha sido así desde siempre”.

“Confiaré en su palabra. Ciertamente ella era un personaje, aunque difícil de conocer”, se rio Tania. “De todos modos, necesito su información para poder transferirle el dinero más adelante. Sin embargo, no sé qué hacer con la casa”.

Publicidad

“Bien, escucha. Probablemente tendremos que pagar un impuesto a la herencia de la casa. Bueno, ya que lo heredaste, tienes que pagarlo”.

“Usa el dinero de mi madre para eso y haz que el señor Figueroa te ayude. Luego, puedes transferir lo que quede en las cuentas. La casa es tuya para que hagas lo que quieras con ella”, sugirió Clara.

Mujer junto a un cartel con la palabra "vendida" frente a una vivienda. | Foto: Pexels

Mujer junto a un cartel con la palabra "vendida" frente a una vivienda. | Foto: Pexels

Publicidad

Tania no quiso aceptar una oferta tan generosa. “La venderé y usted puede quedarse con el dinero”, insistió la enfermera.

Clara estuvo de acuerdo con la condición de que Tania se quedara con la mitad del dinero después de la venta. Todavía se mostraba reacia, pero la enfermera tenía dos hijos y este dinero aseguraría su futuro para siempre.

Unos meses más tarde, la enfermera vendió la mansión y envió la mitad del dinero a la hija de Victoria en Portugal. Cuando Carlos se enteró de la venta, llamó a su hermana por FaceTime para quejarse.

“¿Puedes creer lo que hizo esa estafadora? ¡Esa casa valía millones de dólares!”, gruñó. “Pero no te preocupes. Contraté a otro abogado y vamos a demandar a esa enfermera. Ella estará en las calles cuando termine con esto”.

Publicidad

“No, no lo harás”, siseó Clara después de escuchar el despreciable plan de su hermano. “No tienes un caso. El testamento de nuestra madre fue muy claro. Y si me llaman para testificar, no estaré de tu lado”.

“¡¿Cómo puedes hacerme esto?!”.

“¡Porque te has convertido en un ser humano horrible, Carlos! ¡Todo lo que te importa es el dinero! Ni siquiera pudiste derramar una lágrima en su funeral”, gritó Clara y no pudo evitar que se le llenaran los ojos de lágrimas.

Una mujer enojada mirando hacia el suelo. | Foto: Pexels

Una mujer enojada mirando hacia el suelo. | Foto: Pexels

Publicidad

“¡Incluso les sonreíste a todos, pensando que finalmente serías rico! ¡No te mereces el dinero de mamá y no lo recibirás! ¡No me vuelvas a llamar nunca más! ¡ADIÓS!”.

Un juez desestimó el débil intento de Carlos de demandar y nunca volvió a hablar con Clara.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

El dinero no convierte a las personas en malvadas, solo muestra cómo son realmente. Carlos y Clara crecieron con privilegios, pero eran muy diferentes. Sus diferencias solo se hicieron más evidentes cuando estaba involucrado el dinero de su madre.

Puedes cortar lazos con alguien que quiere hacer el mal, aunque sea de la familia. Nadie es perfecto, pero Clara hizo lo correcto al cortar lazos a su hermano después de escuchar sus planes.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Anciana deja a su hija embarazada fuera del testamento y su otra hija recibe una casa - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Mujer mayor deshereda a sus hijos tras escucharlos discutir en el hospital - Historia del día

21 de febrero de 2022

Hijos que abandonaron a su madre enferma descubren que ella dejó su herencia a sus inquilinos - Historia del día

07 de febrero de 2022

Tras la muerte de anciana rica, hijos se reúnen con abogado y descubren que no heredaron nada - Historia del día

13 de abril de 2022

Hombre cumple el deseo de su difunta abuela de reconstruir su casa y halla una bodega enterrada al lado - Historia del día

29 de abril de 2022

Anciana deshereda a nieto y le deja Biblia y una nota que dice: "Ábrela en momentos de dificultad" - Historia del día

29 de marzo de 2022

Mujer hereda solo $300 y ve una corrección en el testamento de su madre meses después - Historia del día

24 de marzo de 2022

Hermano hereda una mansión y la hermana recibe una llave vieja con una nota - Historia del día

19 de abril de 2022

Hijos se enteran de que su anciana madre dejó mansión de $3,7 millones a un joven que no es su hijo - Historia del día

07 de marzo de 2022

Joven viuda de un hombre rico descubre que él dejó herencia de $4,7 millones a desconocida de 81 años llamada Ana - Historia del día

13 de mayo de 2022

Hermanos pelean por la herencia de su padre hasta que ven a 2 niños pobres dividiendo una manzana en la calle - Historia del día

02 de mayo de 2022

Hombre deja a su abuela en ancianato y luego se entera de que ella heredó mansión de $2,1 millones - Historia del día

11 de abril de 2022

Madre anciana saca a su hijo del testamento y deja todo a un repartidor del supermercado - Historia del día

12 de mayo de 2022

Anciana le pide a doctora que le diga a su hijo que está muerta y luego una mujer desconocida se la lleva - Historia del día

14 de marzo de 2022

Hermano hereda el dinero de papá y hermana solo recibe carta pidiéndole ir a la casa de la bisabuela - Historia del día

14 de abril de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited