logo
Getty Images
Fuente: Getty Images

El "chiste" de Charles tras el nacimiento de Harry fue para Diana "el principio del fin de su matrimonio", según biografía

Georgimar Coronil
07 abr 2022
05:30
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Charles y Diana tuvieron un matrimonio tumultuoso en el que ambos llegaron a ser infieles en algún momento. Tras su divorcio, la vida de la princesa cambió drásticamente. Por desgracia, un terrible accidente truncó su futuro inesperadamente.

Publicidad

La pareja anunció su separación oficial en diciembre de 1992, después de más de una década de matrimonio en la que tuvieron dos hijos.

La vida de la princesa fue estresante mientras estuvo casada con Charles, pero empeoró tras su separación porque muchos de los privilegios de los que disfrutó dejaron de existir. Además, seguía teniendo una libertad limitada.

El príncipe Charles y la princesa Diana saliendo del hospital tras el nacimiento del príncipe Harry el 16 de septiembre de 1984 [Izquierda]; La princesa Diana en el Club de Polo de Cirencester el 28 de junio de 1984. [Centro] | Foto: Getty Images

Publicidad

Las cartas nunca llegaban a su destino y los viajes al extranjero eran a menudo denegados. Fueron tiempos difíciles para ambos. Cuando el divorcio finalizó en 1996, ella se marchó con una compensación adecuada.

Tras anunciar su ruptura, la pareja habló más abiertamente de su deteriorada relación. Ambos dieron su versión de la historia en entrevistas. A continuación te contamos más sobre el tema.

Lee más: Princesa Diana dijo que "no podía casarse" con Charles tras su almuerzo humillante con Camilla

UNA RELACIÓN CONDENADA DESDE EL PRINCIPIO

Quienes conocen de cerca la historia de amor de esta pareja saben que su relación comenzó como un romance relámpago condenado a terminar desde el principio.

Publicidad

Cuando se comprometieron, Diana se topó con un regalo que su futuro marido había preparado para el tercer personaje de su relación: Camilla. Se trataba de una hermosa pulsera de cadena de oro con un disco de esmalte azul y las iniciales G y F entrelazadas.

Según Lady Di, las iniciales eran de sus apodos, Gladys y Fred. Un empleado de Charles le habló a Diana del regalo. Ella quedó devastada al saber para quién era.

Poco antes de la boda, la princesa pasó por la oficina del príncipe y se encontró con su escolta allí. Le preguntó por Charles y este le dijo que su prometido había salido a almorzar.

Al darse cuenta de que se había ido solo sin seguridad, Diana supo exactamente donde y con quién estaba. La princesa se quejó de lo sucedido con sus hermanas durante el almuerzo. Ellas fueron amables al respecto, pero ninguna la animó a terminar con su prometido descaradamente infiel.

Publicidad

Diana fue un gran manojo de nervios durante los ensayos de la boda, ya que sabía sobre la relación de Charles con Camilla. Un día antes del enlace, la princesa tuvo un episodio de bulimia.

Diana se sintió mal, tras haber comido en exceso. Sin embargo, por la mañana estaba bien, tranquila y lista para afrontar lo que venía. La princesa estuvo pendiente de Camilla durante la boda, a la que finalmente vio junto a su hijo, Tom.

Lady Diana Spencer muestra su anillo de compromiso mientras posa con el príncipe Charles en los jardines del Palacio de Buckingham tras el anuncio de su compromiso. | Foto: Getty Images

Publicidad

Luego de salir de la catedral de San Pablo, donde intercambiaron votos, Diana y Charles lidiaron con los fans que habían salido a desearles lo mejor. Esto hizo que ella se diera cuenta del enorme papel que había asumido.

Tras la boda, volvieron al Palacio de Buckingham, donde ella participó en el resto de actividades. El casamiento fue seguido de una luna de miel en Broadlands. Lady Di tenía la esperanza de que las cosas mejoraran, pero su deseo se desvaneció al segundo día.

La segunda noche, Diana reveló que el príncipe consiguió un par de libros escritos por Laurens Van Der Post. Los leía y los analizaba durante el almuerzo cada día.

Publicidad

Esa actividad parecía hacer feliz a su marido, y eso era todo lo que Diana ansiaba, así que le siguió la corriente. A pesar de todo eso, su bulimia empeoró. Sus sueños de un matrimonio feliz eran perseguidos por Camilla, que tenía a Charles en sus manos.

No ayudó el hecho de que el príncipe también siguiera en contacto con su ex, hablando mucho con ella, pidiéndole consejos para sobrellevar su matrimonio.

La gente que se acercaba a pasar tiempo con ellos durante la luna de miel veía a Diana cada vez más delgada. Pero lo único que hacían era mirarla y tratarla como si fuera "de cristal", cuando ella solo necesitaba una mano amiga.

Publicidad

La princesa Diana sentada en un escalón de su casa, Highgrove House, el 18 de julio de 1986. | Foto: Getty Images

UN EMBARAZO DIFÍCIL

El primer embarazo de Lady Di no fue fácil porque en ese momento estaba lidiando con demasiadas cosas. Una de las más difíciles era tratar de adaptarse a ver a mucha gente todo el tiempo.

Publicidad

Lo único que quería era terminar con ello, pero no había muchas opciones. Afortunadamente, Charles la apoyaba en lo poco que podía, pero esto apenas era suficiente.

Diana también tuvo que luchar contra su bulimia y sus fuertes náuseas matutinas, algo con lo que la familia real no había tenido que enfrentarse. Esto hizo que pareciera que algo andaba mal con ella y que Charles estaba sufriendo por haber escogido a semejante mujer como esposa.

Lee más: Príncipe Charles dejó a Diana embarazada y llorando y se fue a montar caballo cuando ella se tiró por las escaleras

Las náuseas se hicieron muy frecuentes, pero el príncipe se guardó sus opiniones, optando por no darle ningún consejo. Esto creó aún más distancia entre la pareja. Un día para llamar la atención de su marido, Diana se tiró por las escaleras de Sandringham.

Publicidad

Él sabía que era una estratagema para que la escuchara, pero decidió ignorarla, eligiendo en su lugar ir a montar a caballo. A su regreso, desestimó lo sucedido, que había sido lo suficientemente espantoso como para hacer temblar a la propia reina.

Charles y Diana a bordo del Royal Yacht Britannia en Gibraltar, al inicio de su crucero de luna de miel, agosto de 1981. | Foto: Getty Images

Publicidad

LO MÁS CERCA QUE ESTUVIERON

El primer hijo de Diana y Charles fue un niño llamado William. Su nacimiento desencadenó muchas celebraciones que, de alguna manera, dejaron a Diana excluida.

No pudo decirse lo mismo de su segundo hijo porque, por alguna razón, Charles había querido una niña. De hecho, Lady Di revelaría más tarde en un libro escrito por el biógrafo real Andrew Morton que el segundo embarazo tuvo algunas implicaciones agridulces.

Lo que dijo sobre el tema se incluyó en la reedición de "Diana: Her True Story — In Her Own Words", que se convirtió rápidamente en un best-seller, aunque a la familia real no le gustó mucho.

Publicidad

En el libro, Diana revelaba que a pesar de todo lo que había pasado antes, ella y Charles se encontraron en un buen momento, unas seis semanas antes del parto de su segundo hijo.

El 15 de septiembre de 1984, el nacimiento de Harry cambió todo y según la princesa de Gales, el matrimonio terminó ahí. Ella sabía que su hijo sería un niño, pero se lo había ocultado a Charles porque era consciente de que él quería una niña.

Diana y Charles salen del del Hospital St. Mary's tras el nacimiento del príncipe Harry el 16 de septiembre de 1984 en Londres, Inglaterra. | Foto: Getty Images

Publicidad

Cuando por fin dieron la bienvenida a su bebé, al príncipe le tomó por sorpresa el sexo y su reacción inicial fue: "Oh Dios, es un niño". Luego dijo: "Y hasta es pelirrojo".

Después del nacimiento, Diana admitió que algo se apagó dentro de ella, especialmente porque su marido seguía viendo a su amante. Así se lo contó a Morton, quien escribió en su biografía que esto significó "el principio del fin de su matrimonio":

"Para entonces, sabía que Charles había vuelto con su dama".

La biografía de Diana se publicó en 1992 y contó con entrevistas a la propia princesa. Pero por desgracia, todo se hizo en la clandestinidad, y las cintas que utilizó para responder a sus preguntas fueron sacadas de contrabando por su amigo James Colthurst.

Publicidad

Charles y Diana visitan el Cementerio Nacional el 2 de noviembre de 1992 en Seúl, Corea del Sur. | Foto: Getty Images

UN BAJÓN CRÍTICO

El matrimonio de Charles y Diana se rompió en 1986. Como resultado, Charles se encontraba en lo que la biógrafa real, Penny Junor, describió como "una especie de bajón crítico".

Publicidad

Entonces, dos amigos comunes preocupados por Charles, se pusieron en contacto de forma independiente con Camilla y la instaron a ponerse en contacto con él. Después de un tiempo, los dos volvieron a tener una relación romántica. Diana ya no era una contendiente.

Luego de esto, el príncipe le pidió el divorcio a la princesa. Ella no se opuso, pero sí sintió una gran tristeza.

La princesa Diana, el príncipe William y el príncipe Harry en el parque de atracciones "Thorpe Park" el 13 de abril de 1993. | Foto: Getty Images

Publicidad

CÓMO REACCIONARON SUS HIJOS

En un libro que publicó en 2011, titulado "William and Catherine", el biógrafo Andrew Morton escribió sobre cómo reaccionaron William y Harry ante la noticia de su separación.

Diana se dirigió a Ludgrove, una escuela preparatoria en Berkshire donde los príncipes estaban internos, para darles la noticia, antes de que se hiciera pública. Al parecer, Harry se mostró indiferente y un poco desconcertado, pero su hijo mayor rompió a llorar.

De hecho, ver cómo se despojaba a Diana de sus títulos reales tras el divorcio, una medida supuestamente mezquina de la realeza, hizo que William se sintiera decepcionado con su familia. Sin embargo, prometió a Diana: "Te lo devolveré cuando sea rey".

Publicidad

Lee más: Princesa Diana temía que Charles estuviera planeando un "accidente vial" meses antes de su muerte, dice exmayordomo

No sabía que su madre fallecería antes. El 31 de agosto de 1997, Diana sucumbió a las heridas que sufrió durante un accidente mortal que se cobró la vida de su chófer y de su novio.

Fue declarada muerta a las 4:00 de la mañana en el Hospital PItié-St. Salpêtrière de París a la edad de 36 años. Su fallecimiento conmocionó a la familia real y Charles se encargó de velar sus restos.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

info

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.