Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Hombre se divorcia tras el nacimiento de su 5ta hija: accidentalmente ve a su exesposa años después - Historia del día

Vanessa Guzmán
09 abr 2022
04:00
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Mateo le pidió el divorcio a Ana cuando ella no pudo darle un hijo. Un día vio a Harry, un viejo amigo de la escuela, y finalmente se dio cuenta de lo mucho mejor que estaba sin Mateo. Años más tarde, Ana se encontró accidentalmente con su exmarido y no pudo reconocerlo.

Publicidad

"¡Oh, Dios mío! ¡Harry! ¡Es tan bueno verte!", exclamó Ana cuando se topó con su antiguo amigo de la escuela en la calle. Había dejado a sus cinco hijas con su madre, un descanso raro para ella, y quería tomar una taza de café y disfrutar de un postre en un restaurante de la ciudad.

"Ana, ¡también es un placer verte! Oye, ¿quieres tomar un café y ponernos al día?", expresó Harry, y ella asintió de inmediato. Entraron en el café y charlaron hasta que él preguntó por su familia.

"Oh... ese es realmente un tema difícil", comentó.

"Bueno, criar cinco hijos no es fácil para nadie", opinó Harry, sabiendo un poco de ella, gracias a las redes sociales y demás.

Publicidad

"Sí, seguro. Eso es difícil. Pero es más que eso", continuó Ana. "Mateo cambió después del nacimiento de nuestras mellizas. Tienen 9 años y apenas hablan con su padre. Creo que le tienen miedo".

"No entiendo".

"Mateo quería un niño, y esperábamos tenerlo, pero en su lugar tuvimos dos hermosas niñas. Cada embarazo terminó en el parto de una niña. Después de que nació nuestra quinta hija, Mateo se convirtió en otro hombre. Solicitó el divorcio, y ahora no sé qué voy a hacer", explicó Ana.

"¡Oh Dios! Eso es duro. Pero piensa en esto, estarás mejor sin él, ¿verdad? Quiero decir, si él no ha estado hablando con tus hijas mayores, entonces no podría haber sido el mejor padre para el resto. Ya los criaste por tu cuenta", manifestó Harry para darle ánimo a Ana.

Publicidad

"Y ahora que estoy en Santa Cruz de forma permanente, podría ayudarte. Podrías mudarte conmigo".

Ana se quedó boquiabierta. No esperaba tal oferta de Harry de la nada. Se volvieron a encontrar después de años. Pero ella sabía en la escuela que él siempre había estado muy enamorado de ella.

Lee también: Marido le prohíbe a su esposa quedar embarazada para que no engorde - Historia del día

Aun así, esa oferta fue demasiado generosa y amable. Ella no podía aceptarlo. Ella cambió de tema y hablaron de su exitosa vida.

Mujer tomando un café. | Foto: Pexels

Publicidad

Las cosas en su casa empeoraron más durante las siguientes semanas. Se estaban divorciando, pero Mateo todavía vivía bajo el mismo techo que Ana. Actuaba como si fuera soltero, festejando, haciendo ruido a todas horas, despertando a las chicas y siendo una amenaza para ellas.

Ana hablaba con Harry todo el tiempo y su oferta seguía en pie. Pero cuando Mateo decidió llevar a una mujer a su hogar conyugal, Ana no soportó más. Llamó a Harry, hizo las maletas y salió de la casa con todas sus hijas.

Su divorcio se complicó más cuando ella llevó a Mateo a la corte para recuperar su gran casa. A pesar de vivir con Harry, su futuro exesposo no merecía quedarse con su hogar. El juez le concedió todas las solicitudes basadas en el horrible estilo de vida de Mateo y le otorgó la custodia total de sus hijas.

Publicidad

Eventualmente, ella y Harry se enamoraron y él compró una casa aún más grande para su familia. Cuando ella y las niñas se mudaron con él, ella puso su casa en alquiler. No había pensado en Mateo durante muchos años.

Un año después de casarse con Harry, Ana tuvo a su hijo, Alan. Era el niño más hermoso del mundo, y tenía cinco hermanas mayores que lo adoraban en todo momento. Ana no podría haber estado más feliz.

Un día, buscó a Alan en el preescolar y decidió pasar por el centro comercial para comprarle zapatos nuevos. Las chicas estaban ocupadas con sus actividades extracurriculares, por lo que solo eran madre e hijo.

Publicidad

Ana nunca imaginó que se encontraría con Mateo allí. Estaba trabajando en la tienda de pretzels, a cargo de distribuir muestras gratis en el centro comercial, y Alan corrió hacia él para pedirle algunas.

"Alan, no te alejes de mí así", le dijo antes de ver los ojos sorprendidos de Mateo.

Mujer haciendo maleta. | Foto: Pexels

Publicidad

"¿Ana?", preguntó su exesposo.

"¿Mateo? ¿Qué haces aquí?", preguntó, mirando su uniforme y la bandeja de pretzels. No tenía sentido. Mateo trabajaba en una oficina como ejecutivo. Ganaba una cantidad decente de dinero. Se le pidió que pagara una buena suma por manutención infantil, pero nunca lo hizo, y a Ana dejó de importarle.

Tenía más que suficiente para sus hijas. Pero no podría pagar lo que se requiere con un trabajo de salario mínimo en el centro comercial.

"Estoy trabajando aquí", dijo y miró al chico que la sostenía con una mano y masticaba un pretzel con la otra. "¿Es este tu hijo?".

Publicidad

"Sí, este es Alan", respondió Ana, sintiendo un intenso orgullo por tener un hijo que no era de él. "Es el hijo que tuve con Harry".

"Oh, encantado de conocerte, Alan", dijo Mateo, mirando hacia abajo y dándole al niño una mirada extraña. Por supuesto, no fue culpa de Ana que ella diera a luz solo a niñas. El esperma determina el género, y todo el mundo lo sabe.

Pero Mateo había decidido culparla durante años y abandonó su matrimonio porque quería un niño. Como si el género fuera importante en absoluto.

Afortunadamente, las niñas ahora tenían una figura paterna real, gracias a Harry, quien las amaba mucho desde el primer momento en que se conocieron. No lo necesitaban, y Ana nunca tuvo que verlo.

Publicidad

Interior de un centro comercial. | Foto: Pexels

"Escucha, Ana. No quería preguntarte esto ahora. Quería llevarte a tomar un café o algo así. Pero estoy desesperado. Lo perdí todo debido a mi estilo de vida y me preguntaba si podríamos vender nuestra antigua casa", preguntó Mateo, con la cabeza baja por la vergüenza.

Publicidad

"Oh... bueno, actualmente se está alquilando. Pero lo pensaré", dijo Ana. "Tenemos que irnos ahora. Te llamaré por la casa".

Agarró la mano de Alan con fuerza y ​​se alejó del hombre que no sabía la mujer que había despreciado. Ella era una persona con un gran corazón. Vendió la casa y le dio la mitad de su valor, aunque legalmente podía quedarse con todo. Pero algo en su interior le dijo que hiciera lo correcto.

Eventualmente, Mateo pidió ver a las chicas, pero ninguna de ellas quería eso. Las gemelas eran adolescentes, que llegaron a odiarlo, y el resto siguió los pasos de sus hermanas mayores.

Lee también: Mujer le pide el divorcio a su marido por 30 años aunque él no había hecho nada - Historia del día

Publicidad

Mateo dejó de preguntar por ellas y dejó de llamar después de un tiempo. Nunca más lo volvieron a ver. Él no era familia.

Familia feliz. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

La familia es más que solo ADN: Mateo no quería ser un padre para sus hijos, y Harry se hizo cargo de las niñas.

Es posible que te arrepientas de algunas acciones: Mateo lo perdió todo, incluido su trabajo bien remunerado, y estaba claro que se arrepentía de todo, pero no podía retractarse.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad