logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Mujer segura de que su hijo murió al nacer reconoce su marca de nacimiento en Facebook 3 años después - Historia del día

Vanessa Guzmán
12 abr 2022
06:30
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una mujer quedó devastada cuando su hijo muere poco después de nacer y su marido la abandona. Años más tarde, ve a un niño enfermo en Facebook con exactamente la misma marca de nacimiento que su difunto bebé.

Publicidad

Macarena dio un último grito y el médico exclamó: "¡Bien hecho! ¡Tienes un hermoso bebé!". Levantó una cosa rosa y púrpura que se retorcía y lloraba. Macarena sonrió. ¡Era el bebé más hermoso que jamás había visto!

Pronto estaba abrazando a su recién nacido en sus brazos, contando sus diminutos dedos de manos y pies y maravillándose de su perfección. Luego frunció el ceño. "¿Qué es esto? ¿Está herido? ¿Está bien?" ¡Había una gran marca roja brillante en el brazo de su bebé!

Bebé recién nacido. | Foto: Shutterstock

Publicidad

El médico sonrió. "¡Él está bien!", contestó. "Es solo una marca de nacimiento. Muchos bebés las tienen. Es perfectamente normal".

Macarena sonrió mareada. "Eso es bueno..." comentó, luego sus ojos comenzaron a cerrarse. "Doctora, me siento rara..." Su último recuerdo era del doctor gritando algo con voz alarmada y una enfermera tomando a su bebé.

Cuando Macarena se despertó, estaba en una habitación del hospital. ¡Había otra mujer en la cama junto a la de ella, pero sin cuna ni bebé! "¿Dónde está mi bebé?", preguntó llorando. "¡DOCTOR! ¿DÓNDE ESTÁ MI BEBÉ?".

En cuestión de minutos, las enfermeras y los médicos se agolpaban y mimaban a Macarena, pero nadie respondía a la pregunta: ¿Dónde estaba el bebé de Macarena? Entonces entró un médico. Era un hombre mayor y se sentó junto a su cama.

Publicidad

"Macarena", dijo suavemente. "Necesito que seas muy valiente. Has estado en coma durante los últimos dos meses, pero ahora estás despierta y creemos que te recuperarás por completo. Desafortunadamente, tu bebé no sobrevivió".

"¡Pero yo lo vi!", gritó Macarena. "¡Lo sostuve! ¡Estaba bien!".

"Lo siento mucho", dijo el médico con tristeza. "Murió repentinamente dos semanas después de que cayeras en coma. Una enfermera lo encontró inconsciente. Hicimos todo lo que pudimos..."

Lee también: Mamá conoce a su bebé 29 años después de que le dijeran que había muerto al nacer

Publicidad

El corazón de Macarena estaba roto. "¡No!", gritó desconsolada. "¡Estás mintiendo! No puede ser..." Pero, por supuesto, lo era, y como tantas otras madres en duelo, Macarena tuvo que aceptar su terrible pérdida y su dolor.

"Mi esposo", susurró ella. "¿Dónde está Samuel?".

Recién nacido sosteniendo la mano de su padre. | Foto: Unsplash

Publicidad

El médico parecía avergonzado. "Lo siento, Macarena, el Sr. Fernández dejó una carta para ti..." Le entregó a Macarena un sobre sellado, se levantó y se alejó. Ella abrió el sobre con las manos temblorosas.

La carta decía:

"Maca… Nuestro bebé está muerto, al igual que nuestro matrimonio. Si somos honestos el uno con el otro, admitiremos que el matrimonio terminó antes de que nuestro hijo fuera concebido”.

“Estaba dispuesto a intentarlo de nuevo por su bien, pero ahora no tiene sentido. Decidí separarme de ti y te dejé la casa y tu parte de mi dinero. Debería ser suficiente para prepararte para la vida".

Publicidad

Macarena hizo una mueca, pero el abandono de Samuel no fue nada comparado con la pérdida de su hijo. Tenía razón, su matrimonio había fracasado hacía muchos años y ahora no había razón para continuar.

De hecho, durante meses antes del nacimiento de su bebé, Macarena había sospechado que Samuel tenía una aventura con alguna mujer.

Ahora estaba viviendo una nueva vida y Macarena tenía que hacer lo mismo. Tenía que encontrar un nuevo sueño para reemplazar su viejo sueño de tener una familia. Había quedado huérfana muy joven y creció en un hogar de acogida, y tener una familia era lo que más deseaba.

“Hay tantos niños que necesitan ayuda”, pensó Macarena, que tal vez, solo tal vez, podría poner su energía y su amor en ayudarlos. Tenía suficiente dinero y era una inversora astuta.

Publicidad

Macarena se unió a una organización benéfica que pagaba los gastos médicos de niños desfavorecidos y, tres años después, un archivo especial cruzó su escritorio.

Hombre firmando documentos. | Foto: Unsplash

Publicidad

En él había un llamamiento de una abuela que le pidió a la organización que ayudara a pagar los costos del tratamiento del cáncer para su nieto de tres años.

La mujer agregó una cuenta de Facebook como contacto y Macarena accedió. Había una foto del niño. Era de ojos grandes, color caramelo y tenía una sonrisa descarada. ¡El niño estaba sentado junto a una piscina con los pies en el agua y de repente Macarena notó algo extraño!

¡El niño tenía exactamente la misma marca de nacimiento en el brazo que tenía su propio bebé! "Eso es imposible”, expresó con la respiración acelerada. "¡No puede ser!". Nerviosa, tomó su teléfono y marcó el número de celular de la abuela y quedó en encontrarse con la mujer.

Publicidad

Dorys Levi era una mujer mayor de rostro dulce de casi setenta años. Empezó a contarle a Macarena una historia extraordinaria. "Daniel no es mi nieto biológico", explicó.

"Mi hija Laura se casó con un viudo que tenía un bebé y cuando murieron...", Dorys suspiró: "No podía dejar que el pequeño Daniel entrara en el sistema de acogida. Era todo lo que tenía".

"¿Su hija y su esposo murieron?", preguntó Macarena.

"Su auto fue encontrado en un barranco seis meses después del diagnóstico de Daniel. Eso fue hace dos años. Gasté todos mis ahorros en sus tratamientos. Pensé que Samuel tenía dinero, pero..."

Publicidad

"¿Samuel?", preguntó Macarena. "¿El nombre de tu yerno era Samuel?".

"Sí", dijo Dorys inocentemente. "Su nombre era Samuel Fernández".

"¿Qué hacía tu hija?", preguntó Macarena.

Mujer cargando a su hijo. | Foto: Unsplash

Publicidad

"Era enfermera en la Maternidad de Santa Cruz. Yo estaba muy orgulloso de ella”, dijo Dorys.

¡Macarena estaba en estado de shock! Se dio cuenta de que Samuel había conspirado con Laura para robarle a su bebé y sustituirlo por uno muerto mientras ella yacía en coma. Ahora tenía que romper el corazón de esta mujer.

Amablemente, Macarena le explicó que Samuel era su exmarido y que estaba segura de que Daniel era su hijo. Dorys accedió a hacerse una prueba de ADN y los resultados fueron devastadores. Ahora sabía que su hija había cometido un crimen terrible, todo por el amor de un hombre.

Macarena pagó de inmediato todos los tratamientos médicos de Daniel y presentó una denuncia ante la policía contra Laura Levi y Samuel Fernández. Con la prueba de ADN como evidencia, Macarena ahora tenía la custodia total de Daniel e invitó a Dorys a mudarse con ella.

Publicidad

"Eres la única abuela que tendrá Daniel", explicó. "¡Déjanos ser tu familia!". Dorys estuvo de acuerdo y una vez que los médicos informaron a las dos mujeres que Daniel ya estaba curado, las tres se establecieron en una vida feliz.

¡Pero había una última sorpresa! Un año después del último tratamiento de Daniel, Dorys recibió una llamada telefónica de su hija supuestamente muerta. Laura y Samuel estaban bajo arresto.

Lee también: A una mujer le dijeron que su hija murió al nacer y 69 años después ella descubre que era mentira

La verdadera historia se reveló: Laura y Samuel habían comenzado a beber cuando Daniel se enfermó, y el dinero se acabó rápidamente. La pareja les debía mucho dinero a personas peligrosas, por lo que decidieron escenificar su propia muerte y abandonaron al bebé enfermo.

Publicidad

Mujer en prisión. | Foto: Pexels

Ahora estaban en la cárcel y Laura quería que su madre pusiera su casa como garantía para la fianza. "Mamá, soy tu única hija", suplicó Laura. "¡Ayúdame!".

Publicidad

Dorys escuchó a Laura y luego suspiró. "No sé quién eres. Mi única hija es la verdadera madre de Daniel, y ella está aquí a mi lado".

¿Qué podemos aprender de esta historia?

La familia se trata de amor, dedicación y apoyo: Macarena y Dorys estaban unidas por su amor por Daniel y llegaron a quererse como madre e hija.

El karma siempre alcanza a los deshonestos: Samuel y Laura terminaron perdiéndolo todo y Macarena terminó con una familia amorosa.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad