logo
Youtube.com/Good Morning America
Fuente: Youtube.com/Good Morning America

Pareja adopta a dos hermanas y dos semanas después la madre descubre que está embarazada de mellizos

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

La madre quedó estupefacta cuando descubrió que estaba esperando mellizos. Ella y su esposo pensaban que era físicamente imposible.

Publicidad

Una pareja de Cincinnati, Ohio, que luchaba por concebir, no tenía idea de lo que le esperaba. BJ Durel y su esposa Calena Durel siempre habían tenido la intención de adoptar después de tener hijos propios.

Sin embargo, después luchar por tener bebés durante cinco años, la adopción se convirtió en una realidad más inmediata. Los esposos, que primero comenzaron como padres de acogida, conocieron a las hermanas Aubree y Mariah en 2016.

BJ Durel y Calena Durel con sus hijas Aubree y Mariah, y sus mellizos Gavin y Grace. | Foto: Youtube.com/Good Morning America

Publicidad

UNA CONEXIÓN INMEDIATA

BJ y Calena solo debían cuidar a las dos niñas por un rato, así que las llevaron al parque. Allí sintieron un vínculo instantáneo con las hermanas.

Lee más: Matrimonio que adoptó a 4 niños descubre que están esperando cuatrillizos

Los esposos y las niñas se llevaron muy bien. Ambos adoraron la forma en que jugaban y la forma en que se reían. Los dos supieron desde ese día que querían continuar compartiendo con ellas.

La pareja se mantuvo en contacto con las hermanas y, finalmente, se convirtieron en sus padres legales el 6 de agosto de 2019. En ese momento, Mariah tenía 10 años y Aubree tenía 7.

Publicidad

Las hermanas Aubree y Mariah abrazándose. | Foto: Youtube.com/Good Morning America

LO INESPERADO

Sin embargo, antes de la adopción y apenas quince días después de aceptar pasar por el proceso para adoptarlas, BJ y Calena se enteraron de que estaban esperando mellizos.

Publicidad

Después de sus problemas de fertilidad y la decisión de adoptar, esto fue un gran shock. Calena expresó: “Pensaba que era imposible... pensaba que Dios tenía este plan y que era para que adoptáramos”.

En febrero de 2019, las hijas adoptivas de la pareja se convirtieron en hermanas mayores de sus dos hermanos recién nacidos. La madre dijo que Aubree, que es menor que Mariah, estaba emocionada de convertirse en hermana mayor.

Las hermanas Aubree y Mariah con sus hermanos gemelos Gavin y Grace. | Foto: Youtube.com/Good Morning America

Publicidad

LLENO DE GRATITUD

El padre expresó su incredulidad y alegría por el giro milagroso de los acontecimientos que lo habían dejado a él y a su esposa con cuatro hermosos hijos.

“Habíamos esperado muchos años para tener un hijo y ahora estamos siendo bendecidos con cuatro. Es increíble”, declaró BJ.

Como si hubieran vislumbrado el futuro, BJ y Calena se habían mudado en diciembre de 2018 a una casa de cinco habitaciones con Mariah y Aubree. La madre dijo que ella y su esposo habían deseado que todas estas habitaciones se llenaran algún día, y su deseo se cumplió.

Publicidad

RECIBIERON UNA SORPRESA

La familia fue invitada a Good Morning America en 2019. Allí, el programa les dio una sorpresa a las hermanas mayores después de enterarse de la pasión de las niñas por los deportes.

Zach Ertz, que juega para los Philadelphia Eagles, y la jugadora de fútbol profesional Julie Ertz, hablaron con la familia.

Publicidad

“Escuchamos su historia y solo queríamos agradecerles por ser una inspiración”, expresó Zach.

Lee también: Pareja con 4 hijos biológicos adopta 6 más para darles amor y un hogar

Julie habló directamente con las hermanas, grandes fanáticas del fútbol, ​​animándolas a divertirse con el juego. La jugadora de los Chicago Red Stars agradeció a la familia por compartir su historia.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad