logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Hombre joven se casa con su primer amor y horas después se entera de que está muerta - Historia del día

Mayra Pérez
24 may 2022
22:05
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Faltaban seis meses de su boda con Bernardo, y Melany se mantenía muy ocupada con los preparativos. Aun así, su cansancio era muy extremo y los médicos le dieron el peor diagnóstico. Su compañero hizo algo impactante.

Publicidad

“Tu boda será el día más hermoso de tu vida”, solía decir la madre de Melany, Georgina, cuando ella era pequeña. Se había casado con el amor de su vida y formó una hermosa familia.

La relación de sus padres era el ideal a seguir de Melany. Habían pasado décadas de su gran día y se seguían amando profundamente. Ella creció creyendo que su matrimonio y su boda también serían fantásticos.

Una doctora escribe unas indicaciones. | Foto: Pexels

Publicidad

Cuando comenzó a salir con Bernardo, supo que él era el indicado casi de inmediato, pero ambos estaban en la universidad y decidieron terminar sus estudios. Dos años más tarde, él le propuso matrimonio y Melany y Georgina comenzaron a planificar su boda con seis meses de anticipación.

Y aunque los preparativos eran agobiantes, el cansancio que Melany sentía era muy intenso. No mejoraba ni siquiera después de haber dormido más de ocho horas. No quería alarmar a nadie, así que bebía toneladas de café para aumentar la energía, pero era algo temporal.

Muy pronto, comenzó a sentirse mareada y tuvo que ir al médico. Pronto descubrieron que le quedaba menos de un año de vida debido a un caso avanzado de cáncer. Eso la llevó a tomar una decisión radical.

Publicidad

“¡No! ¡No nos vamos a separar!”, exclamó Bernardo. “Nos vamos a casar”.

“¡Me estoy muriendo! ¡Es un hecho! ¡No hay tratamientos! ¡Los médicos pueden aliviarme un poco el dolor, pero eso es todo! ¡No puedes casarte con alguien que va a morir!”, gritó Melany, y las lágrimas le impidieron seguir hablando.

Al verla tan alterada, Bernardo la abrazó hasta que sus gemidos cesaron. Al día siguiente, Melany empacó sus cosas y volvió a vivir con sus padres, quienes vivían a unas cuadras de distancia.

Los días se volvieron amargos después de eso. Su situación empeoró y sus padres insistieron en que se quedara en el hospital para que los médicos pudieran controlarla. No querían verla sufrir.

Publicidad

Melany se quedó en una habitación de hospital, escribiendo algunos de sus pensamientos en su diario y mirando televisión cuando el cansancio se lo permitía. Dos semanas después de su primera hospitalización, se despertó con el sonido de la música en su habitación.

Una pareja acostada en una cama conversa. | Foto: Pexels

Publicidad

Era su canción favorita. Una suave melodía de guitarra que siempre quiso que se tocara en su primer baile en su boda. Sus ojos se abrieron de golpe y una sonrisa se formó en su rostro cuando entraron las enfermeras, sosteniendo un hermoso vestido de novia en sus manos.

Luego entraron su madre y la madre de Bernardo, vestidas con ropa formal y con grandes sonrisas en sus rostros. Entre todas la ayudaron a ponerse el vestido, le hicieron un retoque rápido de maquillaje y le arreglaron el cabello lo más rápido posible.

Lee también: Dueño de casa de retiro echa a señora de 52 años tras descubrir que está embarazada - Historia del día

Publicidad

La acostaron de espaldas en la cama porque apenas podía mantenerse de pie. Su canción favorita seguía sonando y se sentía en paz, hermosa y adorada. Ella sabía lo que estaba pasando y se sentía feliz.

“Está lista”, dijo la madre de Bernardo en voz alta.

Los padres de Melany y Bernardo entraron sonrientes. Uno de ellos sostenía una radio en la que seguía sonando su canción. Bernardo entró con un gran traje que lo hacía ver más atractivo de lo que recordaba. Él se arrodilló y le propuso matrimonio una vez más.

“No puedo imaginarme casarme con nadie más. Estoy listo para decir mis votos contigo. ¿Te casarías conmigo?”, le preguntó, sosteniendo el anillo que ella le había devuelto cuando se mudó a la casa de sus padres. Ella no pudo decir que no.

Publicidad

Un pastor entró en la habitación y dijeron sus votos. Todos los asistentes se emocionaron cuando el pastor le preguntó a Bernardo si aceptaría a su novia en “la salud y la enfermedad”.

Cama vacía de un hospital. | Foto: Unsplash

Publicidad

Se besaron y todos vitorearon, incluido el personal médico que también se coló en la habitación para presenciar el romántico momento. Al quedarse solos, Bernardo se sentó junto a su nueva esposa en la cama del hospital y le contó sobre su futuro.

“Vamos a tener tres hijos, con suerte, dos niñas y un niño. También vamos a tener muchos de animales, como siempre soñaste. Tal vez podamos mudarnos al campo y tener una granja de rescate de animales”

“Y nos vamos a amar como lo han hecho tus padres. Este es el momento más hermoso de mi vida”, dijo Bernardo, incapaz de evitar que se le cayeran varias lágrimas.

“También vamos a vivir cerca de un lago, para que puedas pescar y yo lo cocinaré”, agregó Melany. “Enseñarás muchas cosas a nuestros hijos y si tenemos hijas, las acompañarás al altar. Nuestra casa se llenará de amor, libros y música. Y nunca estaremos separados”, dijo en voz muy baja.

Publicidad

Siguieron soñando con sus posibles vidas durante horas hasta que se durmieron, tomados de la mano. Al día siguiente, Melany se había ido; Bernardo estaba devastado, y lloró durante mucho tiempo.

Llamó a sus padres e hizo los arreglos necesarios. Después, vio un mensaje de Melany en su celular. Debió haberlo enviado después de que él se quedara dormido. “Estoy feliz de haberme convertido en tu esposa”, decía.

Bernardo visitó la tumba de Melany todos los años en su aniversario de bodas; su amor duraría eternamente.

Vestido de novia. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

El verdadero amor nunca se termina. Bernardo y Melany se casaron y soñaban con su futuro juntos, sabiendo que eso jamás sucedería.

Nunca te arrepientas de todo el amor y el dolor que experimentas. El amor, el dolor, la muerte y la vida son parte de la experiencia humana. Nunca te arrepientas de cada experiencia que te toca vivir.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Te puede interesar: Novia desaparece de la boda sin dejar rastro: se reencuentra con el novio 5 años después - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad