logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Hombre insiste en estar solo con hijastro: la esposa desconfía e instala cámara en la habitación del chico - Historia del día

Vanessa Guzmán
16 jun 2022
06:40
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Cuando su segundo marido se encariñó con su hijo de 16 años, Reynaldo, Laura Pérez se sintió inquieta. Un día, su esposo se encerró con el chico en su dormitorio. Le dijo que les diera un poco de privacidad. Sospechosa y asustada, la madre instaló una cámara en el dormitorio y lo que vio le rompió el corazón.

Publicidad

Laura se casó con su pareja después de mucho tiempo, Jefferson Pérez, en una ceremonia privada. Era su segundo matrimonio y Reynaldo, su hijo de 16 años, fue su padrino. Los primeros tres meses fueron perfectos. Laura, Jefferson y su hijo formaron una familia feliz.

Sin embargo, no fue hasta una noche que Laura notó algo peculiar entre Jefferson y Reynaldo. "¿Por qué lo abrazas tan fuerte?", le preguntó a su marido. "¡Casi lo ahogas!", ella bromeó. Pero en el fondo, Laura sospechaba algo extraño sobre el repentino afecto de su esposo por su hijo.

Recién casados. | Foto: Unsplash

Recién casados. | Foto: Unsplash

Publicidad

Pero el colmo fue cuando se despertó en medio de la noche y descubrió que Jefferson no estaba. Siguió ruidos extraños hasta la habitación de Reynaldo y se congeló mientras presionaba sus oídos contra la puerta, escuchando los extraños sonidos en el interior.

"Entonces, ¿dónde estuviste anoche?", preguntó Laura a Jefferson. Estaba furiosa por lo que había escuchado tras darse cuenta de que no estaba en su dormitorio.

Jefferson palideció ante las preguntas de Laura. No tenía idea de que ella había estado despierta la noche anterior. Intervino con excusas. "¡Oh, eso! Estaba buscando nuevas actualizaciones de software".

Publicidad

Pero Laura sabía que era mentira. "¿Actualizaciones de software en la habitación de Reynaldo?", replicó. Jefferson se encogió de hombros como si nada. Miró a Laura a los ojos y le aseguró que era lo que decía.

Por un breve momento, ella le creyó y le dio un beso de despedida. Pero más tarde, esa noche, Laura volvió a despertarse con ruidos extraños en la habitación de Reynaldo. Decidió confrontar a Jefferson al día siguiente.

"Quiero saber qué es lo que los mantiene a ti y a Reynaldo despiertos y encerrados todo el tiempo. Especialmente tarde en la noche después de que estoy profundamente dormida", exigió.

Lee también: Mujer se entera de la desaparición de hijo que se fue de campamento con su padrastro, con quien no se lleva bien - Historia del día

Publicidad

Pero su marido lo descartó como nada. "Estábamos teniendo una conversación padre-hijo", dijo. "¡Relájate, cariño! Estamos tratando de conocernos mejor".

Pero Laura estaba desconcertada. Reynaldo conocía a Jefferson desde los 14 años y no había mucho que necesitaran saber. Se sentía incómoda al verlos juntos, especialmente cuando se abrazaban o se daban la mano.

Mujer durmiendo. | Foto: Pexels

Mujer durmiendo. | Foto: Pexels

Publicidad

Una tarde, los vio dirigirse a la habitación de Reynaldo después del almuerzo. Las dudas surgieron en la mente de Laura, pero Jefferson le cerró la puerta antes de que entrara. "VAMOS, CARIÑO... DANOS ALGO DE PRIVACIDAD, ¿QUIERES?", dijo. "DÉJANOS EN PAZ POR UN TIEMPO".

Jefferson y Reynaldo permanecieron encerrados en la habitación durante poco más de dos horas. El televisor estaba encendido a todo volumen y Laura no oía nada más que música atronadora. Ella se fue echando humo.

Esa noche, vio a Jefferson salir de la casa. "Gracias a Dios que no está por aquí", murmuró y se acercó a su hijo.

"Bueno, me preguntaba si hay algo que quieras decirme...", le preguntó a Reynaldo. "Quiero decir, sobre tu padrastro".

Publicidad

El joven parecía desconcertado. Agarró su mochila y le preguntó: "¿Qué hay con Jefferson? No te entiendo".

Laura dudó en preguntar, pero reunió el coraje para lanzarle la pregunta. "Quiero saber qué están haciendo ustedes dos detrás de puertas cerradas", dijo. "Si hay algo que te hace sentir incómodo cerca de él, puedes decírmelo. ¿Qué haces con Jeffrey en tu habitación por las noches?".

Reynaldo solo miró a Laura y frunció el ceño. "¡NO TE LO VOY A CONTAR!", dijo, y el corazón de su madre se hundió ante tal respuesta. Sintió que una extraña distancia se extendía entre ellos.

Después de pensarlo mucho, Laura compró una mini cámara espía. Se coló en la habitación de Reynaldo y la instaló en secreto cuando no había nadie cerca.

Publicidad

"¡AHORA CON ESTO SABRÉ LO QUE OCURRE!". Ella sonrió y esperó hasta el día siguiente para ver las imágenes.

Puerta medio abierta. | Foto: Pexels

Puerta medio abierta. | Foto: Pexels

Publicidad

Laura no se sorprendió cuando descubrió que Jefferson no estaba en su cama por la noche. Volvió a dormirse, segura de descubrir la verdad en las próximas horas.

"¡Te ves tan feliz hoy! ¿No tienes ninguna pregunta extraña sobre Reynaldo y yo hoy?", bromeó su marido a la mañana siguiente. Pero Laura solo le sonrió y no dijo nada. "Está bien, entonces... nos vemos luego. Llego tarde a mi reunión... ¡Oye chico, vámonos rápido!".

Laura esperó hasta que su auto se alejara y corrió a la habitación de su hijo. Momentos después, las lágrimas rodaron por sus mejillas cuando vio las imágenes. Envuelto en música a todo volumen, Jefferson estaba enseñando a su hijastro a bailar.

Publicidad

"¡OH DIOS MÍO! ¡NO CREO ESTO!", exclamó con alegría.

Esa noche, Reynaldo y Jefferson llegaron temprano a casa. Sorprendieron a Laura con un vestido nuevo y le pidieron que se arreglara en cinco minutos.

"Pero, ¿qué está pasando? Y este vestido nuevo, ¿qué está pasando?", dijo ella.

Un poco más tarde, los tres llegaron a la escuela de Reynaldo. Los estudiantes vestidos con ropa formal dieron la bienvenida a Laura. Estaba confundida y no tenía idea de lo que estaba pasando...

Reynaldo la dejó intencionalmente entre la multitud y Jefferson tampoco estaba allí. Laura se sintió perdida y siguió llamando a su hijo. En ese momento, escuchó la voz de su retoño en el micrófono.

Publicidad
Cámara de video. | Foto: Pixabay

Cámara de video. | Foto: Pixabay

"¡Hola a todos! Permítanme presentarles a alguien que significa mucho para mí... ¡MAMÁ, VEN!".

Laura se quedó atónita cuando Reynaldo se acercó y la llevó al escenario. "¡Y música!", gritó con alegría. "Has hecho tanto por mí que incluso sacrificaste tu carrera de bailarina para criarme".

Publicidad

Laura no podía creer lo que veía. Había renunciado a su sueño de ser bailarina después de que su exmarido la dejara embarazada.

Hasta esa noche, ella nunca sacudió una pierna con la música durante varios años. Pero después de leer su diario, Reynaldo y Jefferson planearon un baile sorpresa para ella parecido a un baile de graduación.

"¡Esto también está dedicado a todas las mamás! ¡Únanse a nosotros!". Reynaldo gritó mientras la música llenaba el salón. Los estudiantes bailaron con sus padres y Reynaldo y Laura estaban en el centro del escenario.

"Oh, no puedo creer esto... ¡Los amo a los dos!", murmuró la orgullosa mujer mientras las luces se atenuaban. Las lágrimas brotaron de sus ojos mientras bailaba con su hijo hasta altas horas de la noche mientras Jefferson les tomaba fotos.

Publicidad

La fiesta terminó alrededor de la 1:30 a.m. cuando Laura condujo a casa con su esposo y su hijo. Se dio cuenta de la importancia de verificar la verdad antes de llegar a una conclusión sobre alguien.

Lee también: Mujer agradece a su padrastro por ayudarla a estudiar dos carreras: le compró una moto

"¡Lo siento, los dos!", se disculpó tímidamente. Jefferson y Reynaldo parecían desconcertados. Sin embargo, Laura decidió no contarles sobre la cámara oculta y juró no volver a espiar a sus seres queridos.

Personas bailando. | Foto: Unsplash

Personas bailando. | Foto: Unsplash

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Respeta a tus padres y sé agradecido con ellos: Después de que su exmarido la dejara embarazada, Laura renunció a ser bailarina y se dedicó a otro trabajo para criar a su hijo. Cuando Reynaldo se enteró del sueño secreto de su madre, la sorprendió con un baile de graduación en la escuela.

No saques conclusiones precipitadas sin saber la verdad: Laura tuvo pensamientos negativos sobre Jefferson y Reynaldo después de notar sus frecuentes encuentros en la habitación de su hijo. Instaló una cámara oculta para confirmar sus sospechas, pero se sorprendió con lo que vio en las imágenes.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Mujer se burla de su padre por relicario barato que le regaló: ella lo abre años después de su muerte - Historia del día

11 de mayo de 2022

Tras haber abandonado a su hija 24 años atrás, la madre se presenta en su boda - Historia del día

22 de marzo de 2022

Niño encuentra un auto abandonado en el bosque y nota una caja vieja adentro - Historia del día

28 de febrero de 2022

Hijo se burla de pobre madre a diario: halla una nota después de que paramédicos se la llevan - Historia del día

16 de febrero de 2022