logo
youtube.com/KOMO News
Fuente: youtube.com/KOMO News

Madre es echada de restaurante y le dicen que "nunca regrese" por amamantar a su bebé

Guadalupe Campos
29 jun 2022
13:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una madre amamantó a su bebé en un restaurante. Se negaron a atenderla y le dijeron que ya no era bienvenida allí, con palabras injuriantes. Ahora quiere crear conciencia para que otras madres no tengan que enfrentarse al mismo tratamiento.

Publicidad

Un restaurante en Anacortes, Washington, fue blanco de críticas después de que el propietario dejara un mensaje grosero para una pareja que había visitado el establecimiento.

El drama comenzó cuando Ruby Meeden y su marido Aaron visitaron el restaurante Greek Islands con su bebé de 4 días, Rhett. La familia planeaba reunirse con otros parientes con la esperanza de disfrutar de una comida juntos.

Publicidad

Sin embargo, su experiencia en el restaurante fue frustrante. Aaron compartió que el propietario parecía estar ocupado con los pedidos telefónicos, y después de 30 minutos, finalmente se dirigió a ellos.

El propietario ordenó a la familia que abandonara el restaurante. Cuando preguntaron qué estaba mal, la única respuesta que obtuvieron fue que "nunca regresaran". Quedaron atónitos, y decidieron dejar una reseña en línea.

COMENTARIO DEL PROPIETARIO

En su reseña de Google, la familia puso: "Terrible servicio hoy en día", y calificó al establecimiento con una estrella. El propietario del restaurante respondió rápidamente a su comentario.

Publicidad

Lee también: Mesero paga la factura del supermercado de una anciana en duelo: recibe propina de $500 y una nota horas después

La respuesta estaba en español, así que Aaron, que es hablante de inglés, tuvo que recurrir a Google Translate para comprenderlo. Cuando leyó las palabras, quedó furioso. El propietario llamó a los hijos de la familia "mocosos". La declaración también se refería a Ruby como un "animal" por amamantar a su hijo en público.

Val Berglund, otra usuaria de la red social, declaró: "Eso va en contra de la legislación estatal. Estoy furiosa. Como madre que amamantó a todos sus hijos te apoyo y sigo amamantando en público. ¡Es un derecho!".

Publicidad

ACCIONES DISCRIMINATORIAS

De conformidad con la legislación local, las mujeres pueden amamantar a sus hijos en cualquier espacio público, incluidos los lugares de alojamiento y los centros de esparcimiento públicos. Si un establecimiento no se adhiere a esto, se considera discriminación.

Publicidad

Ruby compartió que hizo todo lo posible para ser considerada cuando amamantaba en el restaurante. Su bebé tenía hambre, por lo que lo atendió, pero se aseguró de que estuviera cubierta e incluso se puso de frente a una pared.

UNA EXPERIENCIA ESPANTOSA

La madre dijo que la experiencia fue un espanto, y añadió: "Mi elección de amamantar a mi hijo en ese restaurante fue la razón por la que toda mi familia fue expulsada".

Lee también: Madre con síndrome de Down pierde amigos por su embarazo: se ve obligada a criar a su bebé sin el padre

La familia Meeden tiene planes de involucrar a la Comisión de Derechos Humanos del estado en una investigación sobre el asunto. Un grupo de madres también se unió en apoyo de Ruby.

Publicidad

LAS MADRES MUESTRAN SU APOYO

Levantaron carteles fuera del restaurante, uno de los cuales decía: "¡Los bebés también necesitan comer!". El restaurante supuestamente solo atendió envíos a domicilio ese día de protestas, y terminó cerrando las puertas más temprano.

Megan Stevens, que formaba parte del grupo que se manifestaba contra el establecimiento, calificó las acciones de ilegales y añadió: "Va a tener que responder por ello de una manera u otra".

Publicidad

LA REACCIÓN EN LÍNEA

Los cibernautas también tenían mucho que decir. Aaron compartió la historia en Facebook, y en la sección de comentarios, hubo muchos mensajes de apoyo.

Una usuaria escribió: "Su historia ha sido compartida con grupos locales de lactancia materna. ¡Se van a tomar medidas, lo prometemos!".

La protesta de la comunidad fue abrumadora y aumentó la conciencia sobre el tema tal como la familia Meeden había esperado.

Lee también: Mamá humillada por vestir a sus hijos con ropa de Walmart mientras ella usa ropa de marca responde a los críticos

El restaurante, al parecer, ha enfrentado dificultades desde entonces. Hoy en día, según reporta Google, el Greek Islands ha cerrado sus puertas.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
info

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.

Publicaciones similares

Mujer embarazada de mellizos es echada de restaurante cuando la mesera le ve la barriga

19 de mayo de 2022

Madre soltera con 4 hijos compra un auto usado: el dueño le dice que mire en el baúl cuando llegue a casa - Historia del día

11 de junio de 2022

Señora que nunca tuvo hijos se hace prueba de ADN y descubre que tiene una hija - Historia del día

16 de mayo de 2022

"El niño no se calla": Mujer le pide a una madre que se vaya del restaurante con su hijo lloroso

10 de mayo de 2022