logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Mi mamá me excluyó de su testamento y dejó su herencia a su vecina anciana - Historia del día

Mayra Pérez
17 jul 2022
17:10
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Mi madre le dejó todo a su anciana vecina en lugar de a mí porque me casé con una chica que ella desaprobaba. Debes pensar que es egoísta y egocéntrica por lo que hizo, pero no puedo agradecerle lo suficiente su decisión.

Publicidad

A veces, cuando personas bien intencionadas intentan evitar que hagamos algo malo, hacemos caso omiso de sus consejos. Nos gusta pensar que somos capaces de decidir lo que está bien y lo que está mal para nosotros.

La realidad es que vale la pena escuchar los consejos de quienes han vivido más que nosotros y nos aprecian. Si no, podrías encontrarte en la misma situación en la que yo estaba con una mujer llamada Carla.

Una pareja se abraza. | Foto: Pexels

Una pareja se abraza. | Foto: Pexels

Publicidad

Carla y yo nos conocimos en la universidad, nos enamoramos y nos comprometimos. Una historia de amor bastante convencional. Cuando se la presenté a mi madre, ella estuvo abiertamente en contra de nuestra relación.

“Kevin”, dijo ella. “No es demasiado tarde. Todavía puedes terminar con ella y encontrar una chica mejor. La señora Sánchez entró en un sitio web de emparejamiento para su hijo y le encontró una chica encantadora... Carla no es la ideal ¡Puedo ver avaricia en sus ojos!”, me advirtió

Pero no escuché a mi madre. “¡Mamá!”, repliqué. “Me dices eso porque Carla no es rica. Me ama por lo que soy, no por la cantidad de dinero que tengo. ¡Confía en tu hijo!”.

Publicidad

“Confío en ti, Kevin”, me dijo pacientemente. “Pero he visto los ojos de Carla brillando en mi casa y cómo habla con entusiasmo sobre cuánto dinero tienes y qué vas a heredar de mí. ¿No es una buena señal para reconsiderar tu elección?”.

No me creerás, pero cuando me dijo eso, me reí. “Estás pensando demasiado. Carla no es así. ¡Llevamos juntos cuatro años y no me ha pedido ni un centavo!”, le dije.

Mi madre seguía desconfiando, pero la convencí para que aceptara a Carla. Nos casamos unos meses después, y tuve los primeros indicios de su verdadera personalidad cuando ella insistió en ir a París de luna de miel.

“Es el escenario más romántico para las parejas”, dijo. “Me siento mal por sugerir algo caro, ¡pero quiero que nuestros recuerdos sean especiales, Kevin!”

Publicidad

Sabía que esto sería difícil para mi bolsillo; trabajaba como contador. Pero acepté, y pasamos nuestra luna de miel en París, en un hotel de cinco estrellas, reduciendo mis ahorros en una cantidad considerable.

Una mujer mayor con expresión de preocupación. | Foto: Pexels

Una mujer mayor con expresión de preocupación. | Foto: Pexels

Publicidad

Sin embargo, no lo pensé mucho y, para ser honesto, tampoco pensé mucho en los gastos futuros. Pero ese viaje fue solo el principio. Carla quería cenar en lugares elegantes, comprar cosas caras y gastar dinero sin restricciones.

Al principio, estuve de acuerdo con todo lo que ella quería, porque sabía que había tenido una vida difícil. Su familia era de clase media y había pasado la mayor parte de su juventud pagando los préstamos que tomó para terminar su educación.

Luego, comencé a preocuparme cuando abordé el tema de formar una familia y ella se negó.

“Creo que es un poco temprano”, dijo. “No quiero que apresuremos las cosas porque no estoy lista para esas responsabilidades…”.

Publicidad

En ese momento, mi madre me volvió a advertir. “¡Esa chica busca el dinero, Kevin! ¡Es tan egocéntrica que se niega a tener hijos porque tendría que compartir su fortuna con ellos! ¡Quiere tu dinero!”

Pero defendí a Carla de nuevo. “¡Te equivocas, mamá! Ella solo necesita tiempo. Un día, verás, Carla también querrá formar una familia”, le dije con confianza.

Recuerdo lo preocupada que parecía mamá ese día. Para ser honesto, estaba empezando a creer que mi madre tenía razón, pero dicen que el amor es ciego y que a menudo ignoras las señales de alerta cuando amas a alguien. ¿Yo estaba cometiendo ese error?

Un año después, mi mamá falleció debido a un paro cardíaco. Después del entierro, su abogado me contactó de inmediato y me citó en su oficina. No estaba de humor para escuchar nada de lo que el abogado tenía que decir.

Publicidad
Una mujer con muchas bolsas de compras. | Foto: Pexels

Una mujer con muchas bolsas de compras. | Foto: Pexels

Echaba de menos a mi madre. ¡Realmente la estaba extrañando! Pero Carla insistió en que debía ir a saber lo que tenía que decirme ese hombre.

Publicidad

“Creo que deberíamos ir, Kevin”, sugirió. “¡Tú eras su único hijo, y ella estaría decepcionada si no fueras!”.

“No me importa, Carla”, le dije. “¡No estoy de humor ahora mismo!”.

“Vamos, cariño”, dijo ella. “No estás solo en esta situación. ¡Yo iré contigo!”. Y de alguna manera me convenció y fuimos a la oficina del abogado. Cuando llegamos allí, la vecina y amiga de mi mamá, la señora D'souza, también estaba presente y me preguntaba por qué estaba allí.

Lee también: Niña va de puerta en puerta diciendo que necesita trabajo hasta que un policía sigue su rastro - Historia del día

Publicidad

“¿Señor Morales?” Le pregunté al abogado. “¿Por qué está aquí la señora D'souza?”.

El Sr. Morales me dio una sonrisa graciosa. “Todo estará claro en un momento, Kevin... Entonces, ¿está listo para conocer el testamento?”, preguntó y yo asentí.

Se puso las gafas y empezó a leer el testamento de mamá. “Yo, Daisy Suárez”, leyó, “dejo todo mi patrimonio, incluida mi mansión de California y las reliquias familiares, que incluye un collar con incrustaciones de diamantes, a mi querida amiga, la señora Sylvia D'souza”.

Un ataud con flores. | Foto: Pexels

Un ataud con flores. | Foto: Pexels

Publicidad

“A mi amado hijo, mi valioso álbum de las fotografías de nuestros ancestros”. Cuando el señor Morales dijo eso, Carla perdió la calma. “¿Qué? ¿Cómo puede hacer eso? ¿Cómo puede dejar a su hijo unas estúpidas fotos?”.

Yo también estaba impactado. “¿Mamá no me dejó nada? ¿Por qué?”, me pregunté, ¡pero la reacción de Carla fue extrema!

“Lo siento, pero así es como la señora Suárez quería que se distribuyeran sus bienes”, dijo solemnemente el señor Morales. “En cuanto a por qué, no puedo responder eso”.

Aunque me dolía que mi madre me dejara sin nada, la reacción de Carla me hizo darme cuenta de la razón que tenía mi madre. ¡Mi esposa no podía controlar su ira y amenazó con divorciarse de mí porque no tenía nada más que lo que podía pagar de mi trabajo como contador!

Publicidad

Dijo que no quería vivir en el piso que compartíamos por el resto de nuestras vidas. ¡Todo este tiempo, ella tenía la vista puesta en la casa de mi madre!

Me quedé impactado. “Carla, ¿qué estás diciendo? Te amo y…”.

“¿Crees que te aguanté porque te amaba?”, respondió. “¡Si no tienes dinero, no vales nada!”, dijo y se fue, cerrando la puerta detrás de ella.

Me sentí herido. Yo amaba a Carla. Pero ese día, me di cuenta de que mi madre siempre había tenido la razón sobre ella. Me levanté para salir de la oficina, pero el señor Morales me detuvo. “Hay algo que debes saber, Kevin”, explicó. “La señora D'souza tiene algo que decirte”.

Publicidad
Una anciana sonriente. | Foto: Pexels

Una anciana sonriente. | Foto: Pexels

“Está bien. No quiero saber nada más... Me voy”, anuncié. ¡Mi matrimonio se estaba desmoronando ante mí! ¿De verdad pensaban que necesitaba escuchar más?

Publicidad

La señora D'souza, que había estado en silencio todo el tiempo, finalmente se me acercó y habló. “No quiero nada de tu madre, Kevin. Todo esto se hizo para exponer las verdaderas intenciones de Carla”.

“¿Qué estás diciendo?”. Estaba confundido.

“Tu madre estaba segura de que Carla te dejaría una vez que supiera que no ibas a heredar ni un centavo, y tenía razón. Me dijo que me quedara con su patrimonio hasta que estuvieras libre de Carla. Entonces puedes quedarte con lo que por derecho te pertenece”.

“Ella tiene razón, Kevin”, intervino el Sr. Morales. “Ya redactó el documento, transfiriendo todo a tu nombre, válido después de tu divorcio”.

Publicidad

No sé qué hubieras hecho en esta situación, pero decidí terminar mi matrimonio con Carla. Nos divorciamos y ahora soy un hombre soltero y feliz. He cerrado mi corazón al amor por ahora, y si alguna vez me vuelvo a enamorar, ¡me aseguraré de que no sea de una mujer como Carla!

Mientras tanto, después de que la señora D'souza me devolviera todo, decidí no quedármelo y lo doné todo a la caridad. Por lo menos, los necesitados estarán complacidos y mi madre estará feliz de verme haciendo una buena obra.

Una mujer pone su alianza matrimonial sobre una mesa. | Foto: Pexels

Una mujer pone su alianza matrimonial sobre una mesa. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Es bueno escuchar los consejos de nuestros padres. Daisy le había estado advirtiendo a Kevin que Carla no era la chica adecuada para él todo el tiempo. Él no le creyó hasta la lectura del testamento, cuando su esposa reveló sus verdaderas intenciones.

Nunca confíes ciegamente en nadie. Kevin estaba tan enamorado de Carla que pasó por alto las señales de alerta hasta que un día se reveló la verdad y se dio cuenta de que había sido un tonto al confiar ciegamente en su esposa.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Publicidad

Te puede interesar: Anciana que ha estado ahorrando por 40 años descubre que su cuenta bancaria está vacía - Historia del día

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Hijo de millonario le ofrece a chica que trabaja limpiando ser su esposa por 1 hora - Historia del día

08 de abril de 2022

Niña en orfanato espera con su maleta todos los días a su padre que prometió regresar - Historia del día

28 de marzo de 2022

Madre anciana saca a su hijo del testamento y deja todo a un repartidor del supermercado - Historia del día

12 de mayo de 2022

Esposa ve a su marido millonario visitando a mujer con trillizas y se entera de que ellas heredarán su mansión - Historia del día

25 de abril de 2022