logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Niña espera a su padre marinero todos los días frente al mar: el barco llega sin él - Historia del día

Mayra Pérez
21 jul 2022
19:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una niña espera a su padre en la playa y se decepciona cuando el barco regresa sin él. Se preocupa y comparte su pena con su abuela. Juntas descubren algo inesperado sobre la vida del hombre.

Publicidad

Como otros tantos días, Lily, de 12 años, se sentó en la orilla con la esperanza de ver el barco de su padre, Carlos. Después de la muerte de su madre Julia, él había criado a Lily con la ayuda de su madre, la señora Suárez.

Carlos era marinero y se ausentaba durante varios meses seguidos, por lo que la señora Suárez era la tutora de Lily. La acompañaba a la escuela, pasaba tiempo con ella y la cuidaba como a una hija.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

La niña amaba mucho a su abuela, pero había momentos en los que extrañaba terriblemente a su padre, por lo que siempre iba a la orilla el día de su regreso.

Un día de verano, Lily estaba sentada en la orilla. El viento azotaba sus cabellos dorados mientras miraba el vasto mar frente a ella, con la barbilla apoyada en las manos.

Carlos se había ido por unos seis meses y él regresaría en cualquier momento. Lily esperaba ansiosamente su llegada.

“¿Papá vendrá hoy, mamá?”, le preguntó a su madre, mirando al cielo.

Cuando pasaron otro par de minutos, Lily perdió la esperanza de ver el barco. Había estado esperando allí todo el día y no había señales de un bote o yate, y mucho menos de un barco.

Publicidad

Lee también: Mujer se sienta cerca del lago donde hermano se ahogó hace 2 años y ve a su perro salir del bosque - Historia del día

Lily finalmente se levantó para irse. “Volveré mañana. Espero que papá vuelva pronto a casa”, se dijo a sí misma. Pero luego vio algo en el horizonte... Entrecerró los ojos y se dio cuenta de que era el barco de su padre.

“¡Papá! ¡Por fin está en casa!”. El deleite de Lily no tenía límites, y corría desde la orilla hasta el puerto, ansiosa por abrazar a su papá.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

Cuando el barco llegó al puerto, vio a varios hombres abrazando a sus esposas e hijos. Con las manos juntas, miró atentamente a la multitud que desembarcaba para encontrar a su padre.

Pasaron varios minutos y casi todos comenzaron a irse. El corazón de Lily se aceleró. “¿Por qué papá no está aquí?”. Miró a su alrededor, pero Carlos no estaba por ninguna parte.

Sus hombros se hundieron cuando se dio cuenta de que su padre no había llegado en el barco. Con los ojos llenos de lágrimas se regresó a casa.

El rostro de la mujer mayor se puso pálido cuando vio a la niña entrar a la casa, con los ojos rojos e hinchados, por tanto llorar. “Lily, cariño, ¿qué pasó? ¿Por qué lloras?”, preguntó.

Publicidad

“Papá no vino, abuela. Papá no me quiere. ¡Él no vino a casa conmigo!”.

“Oh, eso no es cierto, cariño”. Su abuela la abrazó. “¡Papá te ama! ¡Él nunca rompería el corazón de su princesa!”.

Lily negó con la cabeza. “Su barco llegó, abuela. Lo vi, ¡pero él no estaba! ¿Por qué hizo esto? Lo extraño tanto…”.

La señora Suárez ahora también estaba preocupada. Decidió llamar al trabajo de su hijo y preguntar al respecto. Así se enteró de que Carlos se había bajado en el penúltimo puerto porque tenía algunos asuntos que atender.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

Afortunadamente, el asistente telefónico era un amigo cercano de Carlos, por lo que sabía en qué hotel de la ciudad se encontraba.

La señora Suárez tomó la dirección del hotel e ideó un plan. “Lily, sé dónde está papá. ¿Quisieras ir a sorprenderlo?”, preguntó, con la esperanza de que cambiara el estado de ánimo de su nieta.

La joven finalmente dejó de llorar y sonrió. “¡Sí! ¡Quiero hacerlo, abuela!”.

“Está bien, entonces”, le dijo la abuela con entusiasmo. “Ve y prepárate. Salgamos pronto. ¡Nos llevará un tiempo llegar!”.

“¡Hurra!”. Lily gritó mientras corría a su habitación y se alistaba rápidamente.

Publicidad

La señora Suárez y Lily tomaron un autobús, y cuando finalmente llegaron al hotel, la niña no podía contener su emoción. Se acercaron al escritorio de la recepcionista para preguntar por la habitación de Carlos, pero antes de eso, Lily lo vio.

“¡Abuela! ¡Mira, papá está ahí!”, dijo y corrió hacia él.

La señora Suárez se giró para mirar y vio que su hijo no estaba solo. Había una mujer con él. “¿Quién es ella?”, se preguntó.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

Carlos entró en pánico cuando vio a su hija. “Lily, cariño, ¿qué haces aquí sola?”.

“¡Papi, te extrañé!”, dijo al tiempo que lo abrazaba con fuerza. “Vi llegar tu barco, pero no regresaste a casa, ¡así que la abuelita y yo descubrimos dónde estabas!”.

“¿En serio?…”. Su padre se sonrojó.

“¿Quién es ella, papá?”, preguntó Lily, mirando a la mujer parada al lado de su padre. “¿Es tu amiga?”.

La mujer y Carlos intercambiaron una mirada y él supo que tenía que sincerarse. Era hora de que Lily y su madre supieran sobre la nueva mujer en su vida.

Publicidad

“Mamá, Lily”, dijo. “Les presento a Gracia. Nos hemos estado viendo durante seis meses y nos gustamos mucho”.

La señora Suárez se tapó la boca en estado de shock. “Carlos, Lily está aquí”, susurró. “Podemos hablar de eso más tarde. ¿No lo crees así?”.

“Lo siento, mamá. ¡No puedo ocultarlo para siempre! Quiero que Lily sepa lo que ocurre en la vida de su padre”, dijo mientras se arrodillaba para mirarla. “Sabes, cuando te sientes solo y necesitas a alguien con quien hablar, tienes a tu osito y a tu abuela a tu lado”.

“Papá también se sentía solo después de la muerte de mamá, así que encontró a alguien con quien pasar el tiempo. No te importa que papá tenga una amiga, ¿verdad? También puede ser tu amiga”.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Lily le sonrió. “¡Papá! ¡Yo sé que es tu novia! El papá de una de mis amigas también tiene novia y es muy amable con ella. Estoy feliz de que tú también tengas una. Mi amiga dijo que su papá estaba muy triste cuando murió su mamá, y ahora está feliz. Si tú estás feliz, yo también lo estoy”.

Publicidad

Los ojos de Carlos se llenaron de lágrimas. “¡Oh, eres tan grande e inteligente, querida! ¡La princesita de papá ya no es tan pequeña!”.

Lily se rio entre dientes. “¡Hola, Gracia! Soy Lily. Amo a mi papá y me gustaría ser tu amiga. ¿Quieres ser mi amiga?”.

Gracia sonrió. “¿Quién no querría ser amiga de una chica encantadora como tú? Por supuesto…”, respondió, abrazando a Lily.

Lily le devolvió el abrazo y los ojos de Carlos y la señora Suárez estaban húmedos. Él estaba increíblemente orgulloso de la madurez de su hija.

A partir de ese día, Carlos no necesitó ocultar su relación. Él y Gracia se casaron unos meses después y Lily no podía estar más feliz de tenerla como madrastra. En poco tiempo, se convirtieron en una amorosa familia.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

No guardes secretos a tus seres queridos. Carlos mantuvo su relación oculta porque temía que su hija no aceptara a la nueva mujer en su vida. Pero estaba equivocado. Lily aceptó su relación sin dudarlo.

Publicidad

La vida continúa y todos debemos aceptarlo. Carlos estaba muy solo después de la muerte de su esposa, pero las cosas cambiaron cuando conoció a Gracia. Estaba feliz y se lo merecía.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Te puede interesar: Cada día, anciana ve a trillizas solas y descalzas pescando en un estanque y las sigue - Historia del día

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Joven madre le pide a sus vecinos que cuiden a su hija unas horas y desaparece por años - Historia del día

29 de abril de 2022

Hombre rico lleva a mujer pobre con bebé a su casa: ella reconoce a la madre de él de su pasado - Historia del día

26 de marzo de 2022

Hombre seguro de que hermana murió hace 8 años la ve accidentalmente en la casa de su nuevo amigo - Historia del día

23 de marzo de 2022

Hombre sigue a esposa que se escapa todas las noches y la atrapa visitando enorme mansión - Historia del día

21 de marzo de 2022