logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Chico reprocha a su mamá por pasar noches fuera tras la muerte de papá: una noche ella le ofrece que la acompañe - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un chico acusaba a su madre de engañar a su difunto padre tras darse cuenta de que ella salía a menudo por las noches. Él la enfrentó y descubrió que la verdad estaba lejos de ser lo que pensaba.

Publicidad

Tomás, de 15 años, se sentó furioso en el sofá de la sala. El reloj de pared marcaba la 1:30 a.m. y su madre, Kate, todavía no estaba en casa.

La había notado saliendo de la vivienda hacía una hora. Esa era la tercera vez en esa semana que la había visto salir de casa a altas horas de la noche.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Seis semanas atrás, el chico perdió a su padre, Alberto, a causa del cáncer. Fue un duro golpe para él y Kate, y después de la muerte de Albert, su madre quedó muy deprimida.

Tomás quería que ella volviera a ser feliz y no le importaba que saliera con alguien. ¿Pero que se lo ocultara y desapareciera durante horas en la noche? Eso no le sentaba bien.

Entonces, mientras estaba sentado en el sofá, esperando que ella llegara a casa esa noche, estaba decidido a confrontarla. Después de otros 20 minutos, finalmente escuchó el sonido de su auto en la grava afuera de su casa.

Lee más: Niña llora sola en su casa cuando su mamá no regresa del supermercado - Historia del día

Publicidad

Cuando la puerta principal se abrió y Kate abrió la puerta, entró en pánico porque no esperaba que su hijo estuviera despierto y sentado en el sofá de esa manera. “¡Tomás! ¡Dios mío! ¡Me asustaste!”, gritó, tratando de recuperar el aliento.

El chico la miraba fijamente, con los brazos cruzados sobre el pecho. “Entonces, ¿te la pasaste bien con tu novio, mamá? ¿Cuándo planeas presentármelo?”.

“¿Qué?”, dijo Kate frunciendo el ceño. “¿Qué te hace pensar decir eso?”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“¿Qué me hace pensar eso?”, dijo sonriendo, luego una expresión de enojo se apoderó de su rostro. “¡Sé lo que estás haciendo a mis espaldas, mamá! ¡Estás fuera casi todas las noches! ¡Han pasado solo seis semanas desde que papá nos dejó! ¿Cómo pudiste hacerle esto?”.

Los ojos de Kate se llenaron de lágrimas. “¡Cuidado con lo que dices, Tomás! ¿Estás loco? ¿Cómo puedes pensar eso?”.

De repente el chico comenzó a llorar. “¡Es suficiente, mamá! ¡No tienes que mentirme! Realmente no me importaría si fueras honesta, pero ¿por qué mientes y me lo ocultas? ¡TE ODIO! ¡TE ODIO POR ESTO!”, gritó y salió corriendo a su habitación, cerrando la puerta con fuerza.

Publicidad

Kate se quedó estupefacta. No sabía qué hacer. Tomás ni siquiera le dio la oportunidad de explicarse. Eventualmente sucumbió a sus emociones y se hundió en el sofá, con el rostro enterrado entre las manos y las lágrimas corriendo por sus mejillas.

Decidió hablar con su hijo al respecto por la mañana, pero las cosas no salieron como esperaba. Mientras se sentaban a la mesa para desayunar, el chico le pidió a su madre que le trajera un poco de leche del refrigerador.

Cuando Kate se puso de pie para buscarla, Tomás tomó su teléfono, que estaba sobre la mesa, y vio un mensaje de notificación de un hombre llamado Esteban.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

El teléfono de Kate no estaba bloqueado, por lo que su hijo abrió el mensaje de inmediato para leerlo. Sabía que lo que estaba haciendo estaba mal, pero sentía curiosidad por el nuevo hombre en la vida de su madre. Leyó el mensaje y sus ojos se abrieron en estado de shock.

Publicidad

“Te veré a la 1:00. ¡No llegues tarde!”, decía.

“¡Tomás! ¿Estás revisando mi teléfono?”. Kate le arrebató el dispositivo de las manos cuando regresó. “¡Ya es suficiente! ¡Te estás pasando!”.

El chico se rio sarcásticamente, seguro de que tenía razón al culparla por engañar a su padre. “¡ESTEBAN! Tiene un lindo nombre, mamá. Entonces, ¿te ama más que papá?”.

“¿Crees que será un buen padre para mí? Ah, espera, estoy seguro de que no quiere tener hijos, por eso no me dijiste nada sobre tu relación”.

Kate casi tira la leche sobre la mesa y miró a Tomás a los ojos. “No tiene sentido hablar contigo. ¿Qué tal si me acompañas esta noche? ¡Realmente quiero que veas lo que tu madre está haciendo con Esteban!”.

Publicidad

“¡Sí, eso sería perfecto! Vendrás conmigo esta noche ¡Y los dos nos encontraremos con Esteban! ¿Te parece?”, dijo ella mientras recogía sus cosas. Luego salió rápidamente por la puerta principal.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Shutterstock

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Tomás la miró fijamente mientras se alejaba. “Está bien, mamá”, murmuró enojado. “¡Estaré esperando para conocerlo también!”. Luego recogió su mochila y se fue a la escuela.

Esa noche, cuando dieron las 11:30, Kate se vistió y bajó a la sala de estar, donde se encontró con Tomás, y se fueron de casa juntos. Después de un viaje en automóvil de unos 20 minutos, la mujer se detuvo en un edificio oscuro y lúgubre.

El chico estaba confundido cuando miró a su alrededor. Todo el lugar olía a pescado podrido, y no pasó mucho tiempo hasta que vio el letrero en el frente del edificio. Entonces se dio cuenta de que era una planta de reciclaje de basura.

Publicidad

Lee también: Mamá lleva al exnovio de su hija a la casa y le dice: "Este es tu nuevo papá" - Historia del día

“Vamos, entremos...”, dijo Kate. Luego condujo a su hijo al interior del edificio. Se detuvieron en una pequeña habitación. La mujer abrió un casillero dentro y sacó una chaqueta azul, así como dos juegos de guantes y máscaras.

“Guardó un juego para ella y le entregó el otro a Tomás. “¡Vamos a conocer a Esteban ahora!”, dijo mientras se ponía la chaqueta, la máscara y los guantes, y su hijo la siguió, todavía confundido.

Mientras salían del edificio, un hombre con uniforme azul se acercó a Kate con un sujetapapeles. El chico miró la placa de identificación en su uniforme: Esteban.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

“¡Llegaste temprano, Kate! ¡Bien hecho! ¿Quién es este chico que está contigo?”, preguntó, mirando a Tomás.

Publicidad

“Ah, mi hijo solo quería conocer el lugar. Podría ayudarme un poco si quiere...”, respondió ella.

“Está bien, pero déjame decirte que no será compensado por ello. Además, dado que es la primera vez que lo traes lo dejaré pasar. No puedes traer a nadie contigo para que te ayude la próxima vez”.

“¡Por supuesto!”, dijo la mujer sonriendo.

“Está bien entonces”, dijo Esteban. “Manejarás el envío número 54 esta noche. Clasifica la basura lo antes posible, ya que necesitamos terminar ese lote esta noche. Ponte a trabajar de inmediato”, agregó y se alejó.

“¿Estás feliz ahora que conociste a Esteban? Te lo dije...”. Kate se giró hacia su hijo y vio lágrimas corriendo por sus ojos. “Lo siento”, murmuró, bajando la cabeza. “Me equivoqué al juzgarte...”.

Publicidad

“¡Exacto! Trabajo como clasificadora de basura aquí y Esteban es mi supervisor. No he estado engañando a tu padre. Nunca he amado a alguien tanto como lo amé a él, y dudo que alguna vez lo haga”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“Ahora, déjame ir a trabajar, pues no podremos pagar nuestras cuentas si no trabajo en este lugar. Puedes irte ahora a casa si quieres...”.

Pero el chico no se fue. En cambio, la abrazó y no dejaba de llorar. “Lo siento mucho, mamá. Por favor, perdóname. Prometo encontrar un trabajo también y ayudarte. ¡Te lo compensaré!”.

En ese momento, el corazón de Kate se suavizó un poco. Después de todo, era madre y sabía que su hijo se había dado cuenta de su error. Así que lo abrazó y le dijo: “Quiero que te concentres en tus estudios, Tomás”.

“¡Quiero que tengas una buena vida y te conviertas en un buen ser humano! Estoy aquí para cuidarte. Por eso tomé un trabajo nocturno. No me importa tener dos trabajos, ¿de acuerdo?”.

Publicidad

Pero el chico se sentía muy culpable por lo que había hecho. Así que encontró un trabajo de medio tiempo en un restaurante y comenzó a ayudarla en la casa.

Años más tarde, después de graduarse de la escuela secundaria, Tomás se esforzó mucho para obtener una beca para una de las mejores universidades.

Estudiaba mucho y lo daba todo en la universidad porque quería enorgullecer a Kate. Después de graduarse, consiguió un buen trabajo y le aseguró a Kate que la cuidaría.

“Perdóname por las veces que te lastimé, mamá”, dijo, abrazándola. “Me cuidaste cuando más te necesitaba. Ahora es mi turno de hacer lo mismo por ti. Te amo”.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Los padres sacrifican mucho por sus hijos para que merezcan todo el amor y respeto de ellos. Tomás se dio cuenta de lo equivocado que estaba al acusar a Kate de haber actuado mal cuando descubrió que estaba trabajando de noche para mantenerlos económicamente.

Publicidad

No te apresures a sacar conclusiones. Tomás acusó a Kate de salir con Esteban, aunque él no estaba al tanto de lo que realmente estaba ocurriendo. Debería haberle dado la oportunidad de explicarse.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Adolescente reprocha a su difunto padre por no dedicarle tiempo hasta que descubre una puerta en el garaje - Historia del día

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Mujer se despierta por la mañana y no encuentra a su hijo en casa: ve unos boletos en la mesa - Historia del día

01 de junio de 2022

Esposa ve a su marido millonario visitando a mujer con trillizas y se entera de que ellas heredarán su mansión - Historia del día

25 de abril de 2022

Hijo envía a su madre a hogar de ancianos en taxi con un chofer joven y se retuerce de envidia tiempo después - Historia del día

12 de junio de 2022

Mujer que sufrió abortos se despierta a diario con la risa de niños en su patio: sale y no ve a nadie - Historia del día

15 de mayo de 2022