logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Hombre le da las llaves del auto a desconocida que lo necesita urgentemente: al otro día su esposo le toca la puerta - Historia del día

Georgimar Coronil
05 ago 2022
10:40
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un padre de familia le entregó las llaves de su costoso coche a una mujer desconocida que le suplicó ayuda. Al día siguiente, el marido de la dama llamó a su puerta y le reveló algo que le produjo escalofríos.

Publicidad

No es frecuente conocer a personas que le entreguen su carro a una total desconocida. Con el aumento de los robos de vehículos, siempre es aconsejable no dejar el coche a extraños.

Sin embargo, hay algunas excepciones, como Sergio Díaz, de 33 años, que no lo pensó dos veces cuando una desconocida se le acercó para pedirle las llaves de su coche, alegando una "emergencia".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

Este padre de familia no vio lo que se avecinaba antes de tomar su imprudente decisión. En lugar de seguir interrogando a la mujer, le dio las llaves de su carro Toyota Camry.

Sergio y su esposa Rebecca estaban comprando con sus hijos en el supermercado, un sábado por la tarde. Como era su día libre, decidieron abastecer su despensa con víveres para toda la semana.

"Oye, cariño, cuidado con las bolsas", dijo Sergio mientras seguía a su mujer hasta su coche. Llevaban grandes bolsas de la compra mientras sus hijos, David y María, caminaban detrás de ellos.

Justo cuando estaba a punto de abrir el coche, una joven desconocida con una sudadera roja vino corriendo hacia él, pidiendo ayuda.

Publicidad

Lee también: Hombre destroza el auto de su vecino con un bate: luego usan ese mismo auto para salvar a su esposa - Historia del día

"¡Por favor, ayúdeme!", lloraba la mujer. "Por favor, dame las llaves del coche. Hay una emergencia".

Sergio y Rebecca estaban desconcertados. Se miraron incrédulos y se preguntaron de qué estaba hablando la mujer.

"Espera... ¿Te conozco?", le preguntó Sergio a la señora. "Lo siento, pero no creo que pueda darle mi coche".

"No, por favor", suplicó la mujer. "Me llamo Amanda y necesito un carro urgentemente para llevar a mi hijo al hospital".

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Sergio se sorprendió. "¿Al hospital?", preguntó. "¿Qué le ha pasado a tu hijo?".

"Está ahí mismo", dijo Amanda, señalando una esquina del estacionamiento. Sergio y Rebecca la siguieron y lo que vieron allí les produjo escalofríos.

Publicidad

"Dios mío... Toma las llaves de mi coche. Y dame tu número de teléfono. Te mandaré un mensaje con mi dirección", dijo Sergio, entregándole las llaves de su caro coche a la mujer. Se inquietó al ver al pequeño hijo de Amanda tirado en el suelo. Parecía que había tropezado y se había hecho daño en la cabeza, que sangraba.

Mientras tanto, Rebecca sospechaba. "Cariño, no creo que sea buena idea confiar en una desconocida", dijo. "La última vez que hiciste lo mismo, tardamos una semana en encontrar nuestro vehículo que fue robado por la persona que te rogó se lo prestaras. Este coche es nuevo, y no quiero que vuelvas a correr ese riesgo".

"Cálmate, cariño", dijo Sergio. "Solo estoy tratando de ayudar. No me parece que sea una ladrona". Le entregó las llaves a la mujer, asumiendo que había hecho lo correcto al confiar en su instinto.

Publicidad

"Gracias, nunca olvidaré tu ayuda", dijo Amanda, y puso a su hijo Tomás, herido, y a sus dos hijas en el asiento trasero. "Muchas gracias", dijo ella, sonriendo, y luego pasó por la puerta del supermercado.

"¿Qué hacemos ahora?", preguntó Rebecca a su marido, preocupada. "Espero que nos devuelva el carro. Si no, va a aprender una lección muy importante por las malas".

Sergio también estaba preocupado de repente. Algo no le parecía bien, sobre todo cuando vio que Amanda sonreía al marcharse cuando se suponía que estaba preocupada por su hijo herido. Esperaba que su mujer no tuviera razón.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Volvió al lugar donde yacía Tomás y se inclinó un poco para comprobarlo. Fue entonces cuando se dio cuenta de que el líquido carmesí que creía que salía de la cabeza de Tomás no era sangre en absoluto. Era un tinte líquido rojo.

"Oh, cielos... debería haberte escuchado... creo que nos han robado", dijo y llamó al 911.

"¿Robado?", preguntó Rebecca. "Oh no, ¿entonces nuestro coche? Te lo dije, ¡y todo es culpa tuya!".

Cuando la policía llegó, comenzó a investigar, y lo que se desarrolló a continuación provocó una noche de insomnio para Sergio.

Lee también: Mujer sin hogar ve que un hombre mete a niña llorosa en un auto: su pedido de ayuda cae en oídos sordos - Historia del día

Publicidad

"Sí, oficial, eso es", dijo Sergio. "Dijo que se llamaba Amanda y que su hijo estaba herido. Aquí, aquí es donde los vimos".

Los oficiales examinaron las manchas carmesí. "Bueno, parece un robo bien planeado. Comprobemos la grabación del circuito cerrado de televisión", dijo el agente.

Pero, para su desgracia, la cámara de esa parte del estacionamiento estaba en reparación. Sergio perdió su única oportunidad de rastrear la identidad de Amanda. Cogió un taxi para volver a casa con su familia después de que los agentes le aseguraran que pronto encontrarían su coche.

Un decepcionado Sergio trató de rastrear su vehículo con su función de localización, pero no tuvo éxito. No se le ocurrió otra cosa que esperar la respuesta de la policía.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"¡No puede ser! ¡Su número está apagado!", gritó. Estuvo ansioso toda la noche, mirando a menudo por la ventana para ver si la policía llegaba con alguna novedad.

Publicidad

La noche se convirtió en la peor pesadilla para Sergio, que no podía dejar de pensar en su coche robado. "Sabía que parecía sospechosa", dijo Rebecca. "Te he dicho varias veces que no te fíes de los extraños, y nunca me haces caso".

"Cariño, por favor, ¿puedes parar?", suplicó Sergio. "Ya estoy molesto, y ahora mismo solo puedo pensar en cómo recuperar nuestro coche. Por favor, deja de molestarme".

Sergio pasó la noche inquieto y se durmió decepcionado. Al día siguiente, un vehículo tocó la bocina frente a su casa y le resultó demasiado familiar.

"¡Cariño, despierta!", gritó Rebecca. "¡Sergio, despierta! Creo que hay alguien fuera". Ansiosos, la pareja se dirigió a su puerta principal. Sergio se llevó el susto de su vida al abrirla.

Publicidad

"¡Dios mío! Nuestro coche!", exclamó sorprendido. "¿Y quién es usted?", le dijo al hombre que se bajó del asiento del conductor. Sergio se sorprendió cuando Amanda y sus tres hijos salieron también del coche.

"¿Tú?", dijo. "¿Cómo te atreves a robar mi coche? Confié en ti. Espera a que te denuncie a la policía...".

El hombre con Amanda interrumpió a Sergio. "Sr. Díaz. Por favor, cálmese. Soy Rafael Martínez, y esta es mi esposa, Amanda", dijo el hombre. "¡Hola, señora Díaz! ¿Cómo está?".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

"¿Y cómo conoce a mi esposa? Espera un minuto... ¿qué está pasando?", preguntó.

"¿Podemos entrar y hablar un minuto? Te lo explicaré todo".

Vacilante y confundido por lo que estaba pasando, Sergio invitó a los desconocidos a entrar en su casa.

"Tu mujer fingió que tu hijo tenía una lesión y se llevó mi coche anoche", se quejó Sergio. "Ya lo denunciamos a la policía, pero no entiendo qué pasa ahora".

Lee también: Policía responde llamado y encuentra a una madre de 4 hijos que no puede alimentar a su bebé - Historia del día

Publicidad

"Sí, señor Díaz. Tengo la denuncia", dijo Rafael.

"¿Tienes la denuncia? ¿Qué quieres decir?", preguntó Sergio. Y fue entonces cuando se desveló otra verdad.

"Soy policía. Amanda y tu esposa son amigas. En realidad, estábamos rodando un cortometraje para concienciar a la gente de por qué no debe confiar sus coches o cualquier otra cosa a desconocidos", dijo Rafael.

"Debes estar al tanto de los crecientes robos de vehículos en nuestra localidad. Habíamos decidido filmar un robo escenificado y hacerlo lo más auténtico posible para difundir el mensaje".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Resultó que Rafael y su equipo estaban en el estacionamiento, filmando la reacción de Sergio ante el robo. Rebecca estaba al tanto y se había unido a la policía para ayudar en la causa. También quería enseñarle a Sergio una importante lección sobre por qué no debería volver a confiar en los extraños.

"Nuestro principal mensaje era no confiar en los extraños y la importancia de llamar al 911 durante una emergencia. Hiciste exactamente lo que teníamos en mente", añadió el agente. "Los estafadores pueden acercarse fácilmente a personas inocentes disfrazadas, y queríamos que la gente fuera consciente de ello".

"¡Caramba, oficial! Casi me muero pensando que me habían robado el coche!", exclamó Sergio aliviado.

Publicidad

"Bueno, señor Díaz. Le agradezco su genuina participación. Le habríamos devuelto el coche ayer, pero se estropeó. Tuvimos que arreglarlo y nos llevó toda una noche en el taller”, dijo el agente.

El cortometraje no tardó en circular por las redes sociales. Sergio y su familia fueron mencionados como "actores" en el descargo de responsabilidad. Sergio se hizo bastante famoso por sus genuinas reacciones cuando el desconocido se acercó a él para pedirle ayuda.

A partir de ese día, Sergio y las personas que vieron el video fueron conscientes de la importancia de no confiar ciegamente en los extraños. Al final, él y el oficial Rafael se hicieron buenos amigos, y a menudo discutían nuevas tácticas para concienciar a la gente.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Ayuda a los demás, pero asegúrate de que son personas de confianza: Cuando Amanda se acercó a Sergio pidiéndole ayuda para salvar a su hijo herido, él le dio ciegamente las llaves de su coche sin verificar los hechos.

Publicidad

No confíes ciegamente en nadie sin verificar su identidad: El objetivo principal de que Amanda se acercara a Sergio para pedirle las llaves del coche era filmar sus reacciones en secreto y concienciar a la gente de que no debe confiar ciegamente en los desconocidos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
info

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.

Publicaciones similares

Mujer sin hogar ve que un hombre mete a niña llorosa en un auto: su pedido de ayuda cae en oídos sordos - Historia del día

01 de mayo de 2022

Nadie sabe que viejo profesor ha estado viviendo en una camioneta por 1 año hasta que tienen una reunión urgente - Historia del día

14 de julio de 2022

Niño cuida a la abuela de su mejor amiga: 9 años después hereda su casa a cambio - Historia del día

11 de julio de 2022

Bebés de esposa rica y viuda pobre son intercambiados por error al nacer: se enteran 27 años después - Historia del día

06 de mayo de 2022