logo
Getty Images
Fuente: Getty Images

La Reina "canceló" a Camilla antes del primer matrimonio de Charles: fue excluida de las listas de invitados por 15 años, dice autor

Georgimar Coronil
13 sept 2022
17:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

La duquesa Camilla, que ahora lleva el título de reina consorte junto a su esposo, el rey Charles, fue en su día una marginada para la reina Elizabeth. Sin embargo, su relación evolucionó a la par de la popularidad de Camilla entre la familia real, pasando de lo malo a lo bueno con el tiempo.

Publicidad

No era ningún secreto que el rey Charles estaba enamorado de otra persona durante su matrimonio con la princesa Diana. A pesar de estar con una de las royals más famosas, que era amada por muchos en todo el mundo, él nunca se sintió satisfecho.

Antes de la trágica muerte de Diana en 1997, en un fatal accidente de auto, el príncipe ya había empezado a hacer los preparativos para que Camilla estuviera a su lado.

El príncipe Charles y Camilla Parker-Bowles en 1979. | Foto: Getty Images

El príncipe Charles y Camilla Parker-Bowles en 1979. | Foto: Getty Images

Publicidad

En una entrevista de 1994, Charles reconoció que Camilla era una gran amiga, sosteniendo que su amistad permanecería intacta incluso en el futuro. A puerta cerrada, su compañía implicaba intimidad, ya que ella era su amante.

Ambos se cruzaron por primera vez en 1970 durante su asistencia a un partido de polo. El príncipe y Camilla, hija de un oficial del ejército inglés, tenían algunas cosas en común, y fue suficiente para que comenzaran un romance.

Sin embargo, después de que Charles se marchara a servir en la marina, Camilla encontró el amor en los brazos de otro oficial del ejército, Andrew Parker Bowles, con quien se casó y llegó a tener dos hijos.

Publicidad

La pérdida de su amante no hizo que el príncipe de Gales rompiera los lazos con Camilla. Al contrario, continuaron su amistad e incluso él se convirtió en el padrino de su hijo.

Lee más: Camilla dice que la relación con Charles "a veces no es fácil", ya que son "como barcos que se cruzan en la noche"

Sin embargo, Charles siguió buscando una esposa, lo que lo llevó a salir con dos mujeres de la familia Spencer: primero, Lady Sarah, y luego su hermana menor, Diana.

Finalmente, el príncipe se casó con Diana, más de diez años menor que él, y tuvieron dos hijos, William y Harry. Sin embargo, las cosas no tardaron mucho en empezar a desmoronarse.

Publicidad

Según la biografía autorizada de Charles, en 1986 comenzó un romance con Camilla. Debido a que ambos estaban casados en ese entonces, el príncipe se esforzó por ocultar su aventura, pero todo fue en vano.

No solo Diana sabía que Camilla era la amante de su marido, sino que también había pruebas, como una conversación telefónica filtrada apodada "Camillagate". El audio grabado (una conversación telefónica entre Charles y Camilla) tenía un contenido explícito y embarazoso.

Carlos, Príncipe de Gales, y su esposa, Diana, Princesa de Gales, durante su visita a Ottawa, en Canadá. | Foto: Getty Images

Carlos, Príncipe de Gales, y su esposa, Diana, Princesa de Gales, durante su visita a Ottawa, en Canadá. | Foto: Getty Images

Publicidad

Más tarde, Diana admitió que su matrimonio estaba conformado por tres personas, lo que podría haber sido el motivo de su separación. Sin embargo, Charles no fue el único culpable. Su esposa también estuvo involucrada con un hombre llamado James Gilbey, después de que el príncipe rompiera sus votos matrimoniales.

En 1995, el matrimonio de Camilla había terminado, y al año siguiente Charles y Diana finalizaron su divorcio. Esto presentó a los amantes la oportunidad adecuada para estar juntos, pero tuvieron que esperar debido a un desagradable suceso: el accidente de Diana que se cobró su vida.

No fue hasta el año siguiente que Charles procedió, con la intención de legitimar su relación con Camilla. El padre de dos hijos confirmó que ella se estaba familiarizando con los miembros de su familia. Reveló que incluso pasaron las vacaciones juntos.

Publicidad

En todo momento, la reina se negó a tener relación con Camilla. Evitaba asistir a los eventos con la amante de su hijo. Pero a medida que Charles avanzaba, Camilla pronto se convirtió en residente de Clarence House.

En 2005, los tortolitos se comprometieron y se casaron en una pequeña boda, en la que William fue el padrino. La reina estuvo ausente en el momento del intercambio de votos, pero asistió a la recepción.

Tras el nuevo estatus de Camilla como esposa del príncipe Charles, también adoptó el nombre de duquesa de Cornualles en lugar de princesa de Gales. Esto se debió a que la familia real quería que Diana conservara el título.

Publicidad
Lady Camilla Parker-Bowles. | Foto: Getty Images

Lady Camilla Parker-Bowles. | Foto: Getty Images

Cómo Progresó la Relación de Camilla Con la Reina

Mucho antes de que Camilla se convirtiera en la amante de Charles, el palacio no aprobaba su relación. Sin embargo, en un primer momento, la reina se mostró amistosa con Camilla, que supo relacionarse con la realeza a través de una conversación discreta.

Publicidad

Se pudo saber que la monarca no estuvo feliz cuando la relación de su hijo con Camilla se convirtió en algo romántico, sobre todo porque ella estaba casada. A pesar de que Charles había pasado por el altar en ese momento, la reina prohibió a Camilla asistir a cualquier evento real, incluso a la fiesta de 30 años de su hijo en el Palacio de Buckingham.

A pesar de su vínculo, el príncipe de Gales no tenía autoridad sobre la monarca reinante y no podía impugnar su decisión. Así que, en su lugar, buscó una novia que su madre aprobara, Diana.

Lee más: Harry y William nunca estarán de acuerdo con que Camilla tome el título de reina consorte que debió haber sido de su madre, según un autor

Publicidad

Años después, a medida que los problemas en su matrimonio fueron creciendo, Diana se molestó con su suegra porque nunca se enfrentó al príncipe por su comportamiento.

Sin que la princesa del pueblo lo supiera, la reina se excluyó de toda forma de confrontación, ya que esa conducta no convenía a su estatus.

Lo mejor que podía hacer era tener a Camilla lo más distante posible. Como resultado, la futura reina consorte no se alistó como invitada ni de la reina ni de la reina madre durante más de quince años.

Sin embargo, todo cambió en el año 2000, cuando Elizabeth II asistió a una barbacoa celebrada en honor al primo de Charles, Constantino. Allí, sonrió y Camilla hizo una reverencia. Lo que siguió fue una breve conversación antes de que volvieran a sus mesas.

Publicidad
La reina Elizabeth II, El príncipe Charles y la duquesa Camilla Parker Bowles el 9 de abril de 2005 en Berkshire, Inglaterra | Fuente: Getty Images

La reina Elizabeth II, El príncipe Charles y la duquesa Camilla Parker Bowles el 9 de abril de 2005 en Berkshire, Inglaterra | Fuente: Getty Images

La Relación de la Reina Con Charles

Como toda relación de madre e hijo, Charles y Elizabeth podían estar en desacuerdo pero nunca enfrentarse abiertamente. Sin embargo, a lo largo de los años, a través de los altibajos, él halló dominó la forma de ganarse el favor de su madre, como hizo con su segunda esposa.

Publicidad

Madre e hijo eran muy unidos y fueron conocidos por hablar muy bien el uno del otro durante los discursos, refiriéndose el uno al otro como: "cariño" y "mami".

Pero eso no es todo; la reina siempre estaba dispuesta a elogiar la diligencia de su hijo en el desempeño de sus funciones reales a través de sus discursos. A pesar de la calidez y el afecto que compartían, las fuentes afirman que no todo ha sido un camino de rosas.

El autor, Andrew Morton, sostuvo que un alto asesor de la realeza afirmó una vez que Charles anhelaba una monarquía "reducida" y que estaría "encantado en privado" si su madre abdicara.

La reina no estaba dispuesta a ello y rompió su protocolo para enfrentarse a su hijo. Sin embargo, él se disculpó y negó que la historia fuera cierta.

Publicidad
El príncipe Charles de Gran Bretaña y su esposa, Camilla, duquesa de Cornualles en Hanover Square, en el Bajo Manhattan, el 1 de noviembre de 2005. | Foto: Getty Images

El príncipe Charles de Gran Bretaña y su esposa, Camilla, duquesa de Cornualles en Hanover Square, en el Bajo Manhattan, el 1 de noviembre de 2005. | Foto: Getty Images

La Relación de Camilla Con Sus Hijastros

Camilla nunca fue vista como la favorita de la realeza, ni para el pueblo británico ni para la familia de su esposo. Sin embargo, Charles no estaba dispuesto a dejar escapar su amor por segunda vez. Se esforzó para que fuera aceptada, especialmente por su madre y sus hijos.

Publicidad

En 1998, hubo una reunión no planificada primero con el príncipe William y Camilla en el Palacio de St. James.

Aunque fue bien, pues duró unos treinta minutos, la duquesa de Cornualles admitió que estaba muy nerviosa. Los hijos de Diana la aceptaron y se volvieron más tolerantes a medida que crecían.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Charles llamaba "mami" a la Reina en público aunque la describía como "fría y distante", afirma fuente

10 de septiembre de 2022

Camilla "se resentía de quedar eclipsada" por Kate y subestimaba a los Middleton, según un libro

05 de julio de 2022

Charles lloró por el comentario de la herencia de William tras presuntamente sentirse excluido de la vida de su hijo

04 de julio de 2022

A la madre de Diana le preocupaba que se casara con Charles: no se hablaron durante años tras la boda

30 de agosto de 2022