logo
Niña durmiendo en un banquillo. | Foto: Shutterstock
Fuente: Niña durmiendo en un banquillo. | Foto: Shutterstock

Maestro refugia a chica que duerme en un banco: se entera de que su padre millonario fue su mejor estudiante - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un maestro dedicado se sorprendió al descubrir que la chica fugitiva que encontró durmiendo en un banco era la hija de uno de sus mejores exalumnos, un hombre obsesionado con el dinero.

Publicidad

¿Qué podemos ganar que haga que valga la pena perder el amor de tu único hijo? Tomás era un hombre que amaba el éxito y amaba el dinero porque, después de todo, así es como el mundo mide el éxito.

Ser un padre atento era secundario. Su propio padre había sido un adicto al trabajo y había pasado incluso menos tiempo con él de lo que él pasaba con su hija, Diana. Él había crecido bien. Era feliz, ¿no?

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Pero lo que Tomás no sabía era que, mientras él estaba en una negociación en Tokio, construyendo otra fortuna, su única hija estaba tomando un autobús al pequeño pueblo donde había crecido.

Diana se había escapado de la exclusiva y costosa escuela privada donde su padre la había inscrito. Estaba durmiendo en un banquillo bajo las estrellas, en lugar de debajo de un edredón de seda.

Cuando la jovencita llegó al pequeño pueblo donde pasaba los veranos con su difunta abuela y vivía momentos memorables que recordaba con cariño, apenas estaba amaneciendo. Se bajó del autobús frente al ayuntamiento y cruzó la calle.

Lee más: Niño encuentra mujer inconsciente en el parque: su madre la reconoce como su hermana perdida - Historia del día

Publicidad

Todo el pueblo estaba en silencio, profundamente dormido. La cansada Diana no tenía adónde ir, así que buscó un banquillo en el pequeño parque y se acostó, con la cabeza sobre su mochila.

Solo pretendía descansar un poco, pero cayó en un profundo sueño. Se despertó al sentir una mano suave sobre su hombro. “Disculpa”, dijo un hombre. “¿Estás bien?”.

Diana se incorporó. Había un anciano de rostro amable parado frente a ella, mirándola con preocupación. “¿Puedo llamar a alguien por ti?”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

La chica se echó a llorar. La amabilidad fue un bálsamo para su corazón. “No hay nadie a quien llamar”, sollozó. “Mi abuela está muerta. ¡Ni siquiera sé por qué vine aquí!”.

“Pero, querida”, dijo el hombre. “¿Cuál es tu nombre?”.

“Diana Jurado”, dijo, limpiándose las mejillas manchadas de lágrimas. “Anabel Jurado era mi abuela”.

“¡Y Tomás es tu papá!”, dijo el hombre sonriendo. “Él fue mi mejor estudiante hace años. Soy el Sr. Andrés...”.

“¿Sr. Andrés?”, preguntó Diana. Mi papá hablaba de usted todo el tiempo, cuando todavía hablaba conmigo”.

Publicidad

“Diana”, dijo suavemente el anciano. “¿Te escapaste? ¡Llamaré a tu papá ahora, él vendrá y te llevará a casa!”.

“No lo haga”, dijo Diana. “Por favor...”.

El Sr. Andrés se estremeció ante la amargura en la voz de la chica. “Está bien”, dijo él. “Te quedarás conmigo y mi esposa hasta que resolvamos esto”.

“No quiero verlo”, gritó Diana. “¡Nunca más!”.

El anciano decidió tomar el asunto en sus propias manos y llamó a la compañía de Tomás. “El señor Jurado no atiende llamadas”, le dijo fríamente la secretaria.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

“¿Ni siquiera cuando se trata de su hija?”, preguntó el Sr. Andrés. “Creo que ella se fugó de casa”. El maestro esperó en la línea durante mucho, mucho tiempo.

Publicidad

Finalmente, la voz de un hombre irritado habló: “¡Es mejor que esto no sea un engaño! ¿Qué es eso de que mi hija se fugó de casa?”.

“Tomás”, dijo el anciano. “Te habla el Sr. Andrés, tu viejo maestro. Encontré a tu hija esta mañana durmiendo en un banco del parque. Ella escapó. ¿No sabías eso?”.

Lee también: Cada día niño se escapa de clases y vuelve a casa llorando hasta que su madre irrumpe en la escuela - Historia del día

Tomás sonaba aún más enojado cuando dijo: “¡Regresé de Tokio ayer por la mañana! ¿Cómo se suponía que iba a saberlo? Envíela de vuelta, por favor”.

Publicidad

“Me temo que no quiere volver”, dijo el Sr. Andrés. “Ella no quiere verte. Si no quieres perder a tu hija, Tomás, será mejor que vengas al pueblo”.

El empresario estaba enojado. ¡Iba a perder al menos un día de trabajo, solo para arreglar este lío! Se subió a su jet privado y voló a su ciudad natal.

Llamó a la puerta del Sr. Andrés y Diana abrió. “¿Qué estás haciendo aquí?”, preguntó ella enojada.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“He venido para llevarte a casa, Diana”, dijo Tomás. “Déjate de tonterías”.

“¿Tonterías?”, preguntó la jovencita. “¿En serio? ¿Sabes por qué me fui, papá?”.

“¡No!”, contestó el hombre. “No te entiendo. Supongo que son las hormonas adolescentes”.

“Mi cumpleaños fue el sábado”, dijo Diana en voz baja. “Y te escuché decirle a tu secretaria que reservara el viaje a Tokio para el fin de semana porque no tenías ningún evento social importante. ¿Recuerdas eso, papá?”.

Tomás aguantó la respiración. “Yo... estoy seguro... Tantas preocupaciones... Lo olvidé...”.

Publicidad

“Ya no importa”, dijo Diana. “¡Solo aléjate de mí!”. Le dio la espalda a Tomás y le cerró la puerta en la cara. Él se quedó allí durante un rato, luego se alejó. ¡Él tenía una idea!

A la mañana siguiente, estaba de regreso en la puerta del Sr. Andrés. “Diana”, gritó feliz. “¡Ven a ver lo que te compré para tu cumpleaños!”. Hizo un gesto de triunfo hacia un elegante descapotable rojo. “¡Tienes tu licencia, ahora tienes un auto!”.

“No lo quiero”, dijo la adolescente. “Los regalos caros no son lo que necesito de ti”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Tomás estaba furioso. Condujo el auto de regreso al hotel en el que se hospedaba. “¿Por qué no puede perdonarme un poco de olvido?”, se preguntó a sí mismo. “Es la primera vez...”.

¿Pero lo era? Tomás trató de recordar lo que él y Diana habían hecho para su cumpleaños el año anterior y el anterior. Nada. Terminaba diciéndole a su secretaria que le comprara un regalo.

De hecho, prácticamente había ignorado a su hija desde que su esposa falleció cuatro años antes. “Ay, Diana”, susurró. “¡Lo siento!”.

Regresó a la casa del Sr. Andrés y golpeó la puerta. “¡Diana!”, gritó él. “Lo siento, soy un idiota. ¡Prometo que las cosas serán diferentes!”.

Publicidad

La jovencita abrió la puerta y lo miró. “No, no lo serán, papá. ¡Siempre estaré en segundo lugar después de tu negocio! ¡Por favor, vete!”.

Tomás se fue, pero tenía una idea y estaba decidido a recuperar a su hija. Cuando regresó tres días después, llevaba un ramo de margaritas silvestres.

“Diana”, dijo cuando ella abrió la puerta. “¿Recuerdas cómo solíamos recoger margaritas juntos cuando eras pequeña? Vamos a hacerlo de nuevo. He vendido mi empresa, cariño. Voy a comprar una casa aquí en la ciudad, y voy a ser un padre más atento”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Diana comenzó a llorar, y Tomás envolvió sus brazos alrededor de su niña. Él dijo. “Cariño, casi pierdo lo más importante de mi vida, ¡y nunca volveré a arriesgarme!”.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Recuerda lo que es realmente importante para ti, sin lo que no puedes vivir. Tomás estaba tan ocupado ganando dinero que se olvidó de ser un buen padre para su única hija.

Los regalos no pueden compensar la falta de amor y atención. Como muchos padres adinerados, Tomás pensó que un nuevo convertible haría que Diana olvidara cuánto la había lastimado.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Madre viuda nota que hijo se escapa de casa cada noche: un día, él regresa con bolso lleno de dinero - Historia del día

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Pobre chico cuida a diario de su viejo maestro enfermo: su hijo aparece solo 1 año después - Historia del día

18 de septiembre de 2022

Hombre mayor limpia la basura alrededor de las casas vecinas y ve que un niño lo ayuda - Historia del día

04 de septiembre de 2022

Chico reprocha a su mamá por pasar noches fuera tras la muerte de papá: una noche ella le ofrece que la acompañe - Historia del día

31 de julio de 2022

Al chico le regalan zapatos comprados en tienda de segunda mano: ve un mensaje oculto en la suela - Historia del día

12 de junio de 2022

Abuela hace un largo viaje para el cumpleaños de su nieto: su hija no la deja entrar en la casa - Historia del día

21 de julio de 2022

Niña vende sus muñecas favoritas para reparar el vehículo averiado de mamá: la familia recibe uno nuevo al día siguiente - Historia del día

07 de agosto de 2022

Adolescente le presta su abrigo a una anciana friolenta: al otro día, la chica halla un anillo y una nota en el bolsillo - Historia del día

31 de agosto de 2022

Hijo envía a su madre a hogar de ancianos en taxi con un chofer joven y se retuerce de envidia tiempo después - Historia del día

12 de junio de 2022

Chico se burla de madre de 62 años frente a sus amigos: al otro día un vecino se presenta para hablar de ello - Historia del día

24 de junio de 2022

Millonario se burla de pobre limpiador de ventanas: se entera de que es padre soltero de dos niñas - Historia del día

11 de agosto de 2022

Un mes antes de convertirse en millonaria, mujer pobre estaba hurgando en la basura - Historia del día

13 de julio de 2022

Mendigo hace juguetes a mano para los huérfanos: el dueño de una empresa de juguetes lo invita a una reunión urgente un día - Historia del día

17 de septiembre de 2022

Padre rico nota que hija a menudo se queda con su chofer en el auto por horas y comienza a sospechar - Historia del día

16 de julio de 2022

Niño irrumpe en el trabajo de su padre 1 día después de su muerte para enfrentarse a su jefe - Historia del día

06 de agosto de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited