logo
Niño lavando un auto. | Foto: Shutterstock
Fuente: Niño lavando un auto. | Foto: Shutterstock

Adopté al hijo de mi difunta esposa tras su muerte: un día vi a un chico idéntico a él lavando autos - Historia del día

Vanessa Guzmán
23 sept 2022
03:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un hombre que adopta al hijo de su difunta esposa sale un día fuera de la ciudad para comprarle un regalo de cumpleaños. El destino lo enfrenta cara a cara con un descubrimiento desgarrador.

Publicidad

Después de que mi esposa Merlina muriera de cáncer hace dos años, me quebré emocionalmente. No podía pensar en otra cosa y me sentaba durante largas horas cerca de su tumba.

Lo único que restauró mi fe en la vida fue mi hijo Samuel, el hijo de Merlina de su relación anterior. Así que lo adopté porque ese niño significaba el mundo para mí.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Dos meses antes de que el niño cumpliera 8 años, lo dejé con mi madre y me fui de la ciudad. Tenía una reunión de negocios y quería sorprenderlo con un lindo regalo de cumpleaños. Entonces no tenía idea de que me cruzaría con su copia exácta en el lugar a donde fui.

Todavía recuerdo esa tarde cuando metí la bicicleta que compré para Samuel en la cajuela de mi auto y un niño pequeño, un niño de la edad de mi Samuel, me llamó.

Justo cuando me acercaba a mi auto, el chico me dijo: "Discúlpeme señor. ¿Puedo lavar su auto a cambio de algo de dinero?".

Me di la vuelta y lo que vi me sobresaltó. El chico era idéntico a mi hijo, y no tenía ni idea de cómo era eso posible. Estaba seguro de que mi difunta esposa solo había dado a luz a uno solo.

Publicidad

El niño tomó mi silencio como un 'sí' y cojeó hasta mi auto. No sabía que tenía una discapacidad hasta que lo vi cojear. Empezó a limpiar mi coche con un paño mientras yo estaba allí, todavía conmocionado. Decidí averiguar más sobre él.

Lee también: Mujer pobre abandona a gemelos recién nacidos, pero 15 años después se hace rica y corre a buscarlos - Historia del día

"¿Cuál es tu nombre? ¿Y por qué estás lavando autos aquí?", le pregunté.

"Mi nombre es Eric y estoy lavando autos para ayudar a mi mami. Está enferma en casa".

"Ya veo. Soy Mateo, por cierto. Encantado de conocerte, Eric. ¿Dónde vives?".

Publicidad

Le di algo de dinero y le ofrecí llevarlo a su casa. Pero mi verdadero motivo era averiguar por qué se parecía tanto a mi hijo.

Me guio hasta su casa y me presentó a su madre. Me dijo que su nombre era Amanda.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

"¡Hola, Amanda! Soy de otra ciudad. Solo estaba aquí para...". Hice una pausa después de notar que tenía dificultades para levantarse. "¿Estás bien? ¿Necesitas ayuda?".

Amanda estaba bastante sorprendida. "Lo siento, ¿te conozco?", me preguntó.

Le conté cómo conocí a Eric hace un rato. Aparentemente, no tenía idea de que su hijo había estado lavando autos por algo de dinero.

"Me dijo que iba a estar con sus amigos. Lo siento, pero ¿rompió algo? ¿Daño tu auto?".

"No, en absoluto. Pero vine aquí porque su hijo Eric se parece muchísimo a mi hijo Samuel. Quedé bastante desconcertado. Le mostraré una foto de él en mi teléfono”.

Publicidad

En este punto, Amanda se puso pálida. Me dijo que Eric no era su hijo biológico, sino un niño que ella y su esposo David había adoptado en un refugio hace seis años.

"Mi marido murió en un accidente de tráfico hace tres meses. Y desde entonces, mi vida ha sido miserable. No puedo trabajar debido al deterioro de mi salud. Mi madre nos ayuda a menudo con algo de dinero para comprar comestibles y medicinas", reveló.

Sentí pena por Amanda, pero en ese momento, solo quería saber más sobre los orígenes de Eric. Conduje hasta el refugio del que me habló y allí descubrí que una enfermera había entregado a Eric cuando era un recién nacido. Esa misma enfermera estaba trabajando en el hospital donde Merlina me dijo que dio a luz a Samuel.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Sabía que había algo turbio aquí, así que fui a conocer a la mujer, solo para descubrir que mi esposa me había mentido durante todo nuestro matrimonio.

Publicidad

"¿Conoces a esta mujer?", le pregunté a la enfermera, mostrándole la foto de Merlina. Pero ella se negó a reconocerlo.

"Vine aquí para preguntar sobre esta mujer. Si no obtengo respuestas, me temo que mi próxima visita tendrá que ser con la policía. ¿La conoces?", insistí. Tenía que saber la verdad.

Pude ver el miedo surgir en sus ojos. Bebió un poco de agua y reveló una verdad oculta durante mucho tiempo sobre mi esposa. Quedé sacudido.

"No sé su nombre, pero la conozco. Tenía 18 años cuando vino a dar a luz a sus mellizos hace ocho años", dijo.

"¿MELLIZOS?", pregunté asustado.

Publicidad

"Sí. Dio a luz a mellizos y me dijo que su novio la dejó después de enterarse de que uno de sus bebés nacería con una discapacidad. Sus padres la echaron y no tenía a dónde ir. Me rogó que me llevara a uno de los bebés, al niño con un defecto en la pierna. Lo dejé en un refugio. Al principio me negué, pero ella lloró tanto que no pude negarme".

Mi corazón se destrozó después de escuchar esto. Me alejé sin decirle ni preguntar nada más a la mujer. Estaba desconsolado más allá de lo creíble. La esposa a la que amaba y asumía que nunca me guardaba ningún secreto me había ocultado a su otro hijo durante ocho años.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Aunque me contó sobre una 'cierta' mala racha en su relación anterior, nunca me dijo que había tenido gemelos. Lo que más me dolió fue que siguió adelante sin siquiera una pizca de culpa después de abandonar a su hijo que nació con una discapacidad.

Sabiendo la verdad, no podía dejar a Eric así. Se merecía estar con su hermano. Así que me reuní con Amanda nuevamente esa noche y le expliqué todo. Aunque no podía llevarme a Eric de regreso a casa conmigo de inmediato, a menudo viajaba a su ciudad para asegurarme de que se sintiera cómodo teniéndome cerca.

Pagué el tratamiento de Amanda y le devolví la buena salud. Estaba agradecida y, gradualmente, me empezó a gustar. Pero lo que más me importaba era cómo se sentiría Samuel después de ver a su hermano que nunca supo que existía.

Publicidad

En el octavo cumpleaños de Samuel, Amanda vino a mi casa con Eric, quien también estaba celebrando su aniversario de vida. Todo salió como lo había planeado. Presenté a los niños y se sorprendieron.

"Papá, se parece a mí. ¿Quién es él?", exclamó Samuel.

Eric no dijo nada porque era tímido, pero estaba igualmente asombrado.

"¡Hijo, es tu hermano gemelo, Eric! Deséale un feliz cumpleaños", le dije, esperando ver la reacción de Samuel.

Lee también: Gemelas se conocen por accidente 15 años después de haber sido separadas al nacer

Publicidad

Por unos segundos prevaleció el silencio y mi corazón comenzó a acelerarse. "Lo mantuvieron alejado porque es especial. ¡Le dijeron que podía reunirse contigo solo en su octavo cumpleaños!". Le mentí a mi hijo. "¿No se desearán los campeones un feliz cumpleaños?".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Los chicos creyeron lo que dije y se abrazaron. Cortaron su pastel de cumpleaños juntos y no pude evitar llorar. Nunca podré perdonar a Merlina por abandonar a Eric y ocultarme la verdad. Pero me alegro de haber unido a los chicos, que me han brindado felicidad como nunca antes.

Los niños que nacen con una discapacidad aún pueden vivir vidas normales si se perciben como normales. Son especiales, no diferentes, y merecen amor, no abandono. Me alegro de haber encontrado a Eric y haberlo unido a su hermano.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Algunas sorpresas pueden ser tan milagrosas que cambian la vida de alguien: Mateo adoptó al hijo de su difunta esposa de una relación anterior después de su muerte. Desconocía que el niño tenía un hermano gemelo hasta que accidentalmente se topó con él fuera de la ciudad.

Publicidad

No abandones a los niños con discapacidad, pues merecen amor, no aislamiento: Cuando Merlina dio a luz a gemelos, abandonó al bebé que nació con una discapacidad. Ella ocultó esta verdad a su marido y se llevó el secreto a la tumba.

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Después de un viaje laboral de su marido, esposa descubre una nota con las palabras "Te extraño, papi" - Historia del día

05 de septiembre de 2022

Mis hijos me abandonaron en mi cumpleaños 86 tras recibir una carta de una mujer desconocida el día anterior - Historia del día

23 de julio de 2022

"¿Cuándo regresan tus padres?", le pregunta señora a niña solitaria en el parque: "Nunca", responde ella - Historia del día

22 de julio de 2022

Hombre en avión recoge foto que dejó caer el pasajero a su lado y reconoce a la esposa que perdió hace 17 años - Historia del día

03 de junio de 2022