logo
Joven ayuda a anciano con muletas. | Foto: Getty Images
Fuente: Joven ayuda a anciano con muletas. | Foto: Getty Images

Pobre estudiante le lleva comida a vecino anciano: el hombre lo ayuda a obtener una beca como recompensa - Historia del día

Vanessa Guzmán
26 sept 2022
01:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Cuando Logan, de 17 años, vio a su anciano vecino teniendo algunos problemas en la tienda de comestibles, se ofreció a ayudar de inmediato. Lo que el chico no sabía era que el hombre mayor le daría un giro a su vida.

Publicidad

Logan no podía permitirse llegar tarde. Mientras los otros jóvenes se paraban fuera de la escuela secundaria a conversar a la hora de salida, él pasaba junto a ellos rápidamente. Debía estar a tiempo en la farmacia del vecindario.

"No puedo dejar que mamá pase un día más sin su medicación. Cree que no me doy cuenta, pero su salud ha empeorado".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

De hecho, Elena había estado más débil de lo habitual últimamente. Recientemente, había obtenido un ascenso en la tienda de comestibles, pero el pequeño aumento de sueldo no era nada comparado con la cantidad de estrés que tenía que manejar.

Sus pies se estaban hinchando y se había quedado sin su medicamento diario para la diabetes hacía una semana. Pero como suelen hacer las madres, Elena ignoró su propio dolor e incomodidad con el objetivo de mantener a su hijo.

Logan era un estudiante brillante, alguien que sus compañeros consideraban "aburrido", pero que sus profesores describían como "material para una beca". Era alguien que nunca obtenía malas calificaciones, le gustaban los deportes y hacía varias actividades extracurriculares.

Publicidad

El chico se había comprometido a hacer todo lo necesario para ganar una beca para estudiar en una buena universidad. Pero nada era más importante para él, que apoyar a su madre.

Tenía una ruta de periódicos a las 6 todas las mañanas. Y después del horario escolar, trabajaba como repartidor en la tienda de comestibles local.

Lee también: Niño ayuda a anciano con manos temblorosas a recoger sus víveres del piso: el señor le da un paquete pequeño - Historia del día

Juntos, Logan y Elena lograban llegar a fin de mes mientras luchaban por cumplir sueños más grandes.

Publicidad

"¡Comprar las medicinas de mamá, listo!". Logan marcó el elemento de su lista de verificación mental. Llegó a la farmacia justo a tiempo y finalmente pudo detenerse para tomar unos tragos de agua antes de dirigirse a la tienda de comestibles para comenzar su turno.

Justo afuera del local comercial, Logan vio una cara familiar.

“¡Señor Pedro!”, llamó al anciano con muletas, a quien reconoció como su vecino.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

El señor Pedro se volvió sin entusiasmo para ver quién lo había visto. “Ah, es el chico de al lado. Dios, espero que no venga y me empiece a dar una charla sin sentido”, pensó el anciano mientras saludaba a Logan con una sonrisa poco entusiasta.

El señor Pedro no siempre había sido tan cínico, pero fue el efecto secundario de vivir una vida solitaria y olvidada después de la muerte de su amada esposa años atrás.

"Sr. Pedro, es un placer verlo. Pase, déjeme ayudarlo con sus compras hoy", ofreció Logan.

El anciano parecía confundido. “¿Por qué alguien se ofrecería a ayudar a un extraño al que apenas ha visto un par de veces en su vida?”, pensó.

Publicidad

Logan felizmente ayudó al anciano a encontrar lo que necesitaba y también lo ayudó a facturar los artículos.

"Serían $23, Sr. Pedro", dijo Logan.

El Sr. Pedro se sorprendió por el monto de la factura, pero trató de no parecer avergonzado. Inmediatamente preguntó: "¿Y cuánto sin las frutas?".

"19 dólares, señor".

"Ya veo". El Sr. Pedro miró en su billetera, contando los pocos billetes y monedas que había allí. Estudió el billete y dijo: "En realidad, me quedo con las verduras solamente, gracias".

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

"¿Sabe qué? Déjeme ayudarlo. Parece que puede haber... olvidado su tarjeta en casa o algo así. Está bien, a quién no le pasó. Permítame pagar su pedido esta vez".

Publicidad

En realidad, Logan había estado observando al Sr. Pedro. Y por la chaqueta vieja del hombre y la billetera deteriorada, pudo darse cuenta de que estaba pasando por un momento difícil económicamente.

El Sr. Pedro no vio venir este amable gesto, y aunque hirió un poco su orgullo, aceptó la ayuda del joven.

Logan pagó el pedido y le entregó su compra al anciano. Pero el Sr. Pedro solo pudo avanzar unos pocos pasos mientras trataba de sostener todas las bolsas ​​sin que las muletas se le cayeran.

Logan se tomó un momento para mirar la hora y corrió hacia el Sr. Pedro.

Publicidad

"Espere, señor. Permítame ayudarlo a llevar estos comestibles a casa. De todos modos, tengo algo de tiempo antes de que comience mi turno".

"¿Estás seguro, joven?".

"Por supuesto, es un placer".

Fue una caminata breve hasta la casa del Sr. Pedro en el que ambos conversaron durante todo el camino.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

"¿Qué haces trabajando en una tienda de comestibles? ¡Parece que deberías estar en la universidad!", preguntó el Sr. Pedro.

Al escuchar la historia de Logan y enterarse de sus repetidos intentos de obtener una beca, el Sr. Pedro se conmovió. También había algo que quería compartir con Logan, pero notó que el chico estaba distraído, mirando su reloj de vez en cuando.

"Fue un placer conocerte, Logan. Y gracias por ser tan amable de ayudarme con las compras. ¡No tenía idea de que un joven tan brillante vivía al lado!”.

"¿Me harías otro favor? ¿Quizás podrías pasar hoy después de tu turno en la tienda?", preguntó el Sr. Pedro.

Publicidad

Logan estuvo de acuerdo, sospechando que el hombre probablemente necesitaba ayuda en la casa.

Después del trabajo, un cansado Logan llamó a la puerta de su vecino como prometió, preguntándose si tenía alguna energía para ayudar. En cambio, entró y descubrió lo más asombroso del anciano.

En el centro de la estrecha sala de estar había un largo estante de vidrio lleno de filas de trofeos, medallas y recuerdos.

"¿Esos son todos suyos?". Logan quedó hipnotizado al ver todos los reconocimientos organizados.

"Sí, lo son. Verás, solía ser profesor y jefe del departamento de Física en una prestigiosa universidad".

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Logan se quedó sin habla cuando se dio cuenta de que estaba en presencia de un académico respetado.

Publicidad

"Pero no te he llamado solo para presumir, hijo", sonrió el Sr. Pedro.

"Hablé con algunos de mis antiguos colegas, ahora miembros de la junta de la universidad. Les hablé de un joven caballero brillante con el que me encontré hoy y les pedí que estuvieran atentos a una solicitud de beca de él".

Logan se llenó de alegría al escuchar esas palabras. Con lágrimas en los ojos, buscó a tientas las palabras para agradecer a su vecino.

"No va a ser tan fácil obtener esta beca. Pero si estás listo para trabajar, estoy dispuesto a ayudarte con todo lo que sé".

"¡Por supuesto que sí, gracias! Gracias, Sr. Pedro. No tiene idea de cuánto significa esto para mí".

Publicidad

"Puedes agradecerme cuando obtengas la beca. Por ahora, ve a casa y descansa un poco. A partir de mañana, necesito que estés aquí todos los días a las 6 a. m. en punto. Ni un minuto tarde. ¿Está bien?".

Logan volvió a mirar su reloj, ya contando los minutos hasta su primera sesión con su nuevo entrenador.

Lee también: Mesero paga la factura del supermercado de una anciana en duelo: recibe propina de $500 y una nota horas después

Durante los meses siguientes, Logan trabajó el doble de duro en sus estudios y siguió todas las instrucciones que le ofreció el Sr. Pedro. Dormía menos horas y no se olvidaba de estar pendiente de la salud de su madre.

Publicidad

Elena se aseguró de que los dos hombres estuvieran bien alimentados. También pidió el aumento de sueldo que se merecía en el trabajo para que Logan pudiera dejar su trabajo y concentrarse en su solicitud de beca.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Hasta que un buen día, Logan recibió una carta de la universidad de sus sueños. Se sentó con su madre y el Sr. Pedro para abrir el sobre y se echó a llorar después de leer la misiva. Eran lágrimas de alegría. Logan había recibido la beca más prestigiosa de la universidad.

El joven sobresalió en la universidad, al igual que lo hizo en la escuela secundaria, la salud de Elena mejoró y el Sr. Pedro volvió a sentirse como parte de una familia.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Tu bondad siempre volverá para bendecirte de alguna forma: El simple acto de bondad de Logan lo llevó a encontrar un gran maestro que lo ayudó a cumplir su sueño.

  • No olvidemos a las personas que nos ayudaron a tener éxito: Al igual que Logan debe su éxito a su madre y al amable vecino convertido en entrenador, todos tenemos personas cuyo apoyo marcó una diferencia en nuestras vidas. Recordemos reconocerlos y decirles que importan.

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

Publicaciones similares

Hombre sigue a un niño que agarra frutas casi podridas de su quiosco a diario - Historia del día

17 de julio de 2022

Papá se entera de que hija se queda en el cuarto del conserje escolar después de clases y comienza a sospechar - Historia del día

14 de julio de 2022

Niño defiende a su abuela ante su exjefe tras verla en casa llorando - Historia del día

31 de agosto de 2022

Papá pobre camina kilómetros para presentarle a su bebé a su abuela discapacitada: halla la casa vacía - Historia del día

03 de septiembre de 2022

Pobre mujer cuida a su vieja maestra: días después encuentra el testamento de la señora en su buzón - Historia del día

04 de agosto de 2022

Pobre chico cuida a diario de su viejo maestro enfermo: su hijo aparece solo 1 año después - Historia del día

18 de septiembre de 2022

Hombre de 87 años regresa a casa del hospital y ve que sus cosas han sido sacadas a la calle - Historia del día

01 de junio de 2022

Hombre se divorcia de mujer pobre para casarse con una rica: termina solo hasta que un adolescente toca su puerta - Historia del día

02 de julio de 2022

Empleado de comercio es despedido por ayudar a discapacitado, al día siguiente obtiene un trabajo que paga 5 veces más - Historia del día

06 de septiembre de 2022

Hombre mayor limpia la basura alrededor de las casas vecinas y ve que un niño lo ayuda - Historia del día

04 de septiembre de 2022

Anciana no puede pagar los víveres para la cena: halla bolsas llenas de comida al regresar a casa - Historia del día

21 de agosto de 2022

Padres prefieren al hijo menor y descuidan al mayor: el chico desaparece y regresa 11 años después - Historia del día

15 de junio de 2022

Hombre pobre devuelve bolso perdido a señora mayor: recibe comida caliente y un nuevo hogar a cambio - Historia del día

22 de agosto de 2022

Hermanos pobres ayudan a anciano discapacitado con su finca por años: hallan accidentalmente fajos de dinero en el granero - Historia del Día

22 de agosto de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited