logo
Mujer con niños en brazos. | Foto: Getty Images
Fuente: Mujer con niños en brazos. | Foto: Getty Images

Mujer pasa 10 años en casa criando a sus 4 hijos: su esposo se queja de que él es el único sostén de la familia - Historia del día

Georgimar Coronil
29 sept 2022
07:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un marido discute con su mujer y se queja de que él es el único sostén de la familia y que trabaja mucho. Ella le propone invertir los papeles y él acepta, pensando que sería un juego de niños.

Publicidad

En algún momento, toda persona trabajadora se da por aludida, y Alison no era una excepción. Era una encantadora ama de casa para su marido Henry, quien consideraba que las tareas del hogar eran sencillas, a diferencia de su trabajo de oficina.

Todo iba muy bien hasta que un día Alison, le pidió a Henry, que acababa de regresar de un agotador día de trabajo, que le ayudara con algo en la cocina.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Henry tiró su maletín al sofá, se aflojó la corbata y se sentó exhausto. Tomó el control del televisor y sintonizó el canal de noticias cuando Alison lo llamó. No podía alcanzar el pote de harina de la estantería y necesitaba su ayuda para bajarlo.

"Henry, cariño, ¿puedes venir aquí y bajarme esta cosa? No la alcanzo".

Henry oyó a Alison, pero hizo oídos sordos y subió el volumen del televisor en su lugar.

"Cariño, ¿puedes venir aquí un momento? Necesito tu ayuda", Alison volvió a gritar. En ese momento, Henry perdió la calma y entró furioso en la cocina.

Publicidad

Lee también: Mamá se burla de hombre sucio en tienda: descubre su identidad cuando llevan a su hijo al hospital al día siguiente - Historia del día

"Amor, acabo de llegar a casa. He estado trabajando todo el día... ¿Puedo descansar en paz? Estás todo el día en casa sin hacer NADA. Mírame... estoy muerto de cansancio".

Alison se sintió ofendida. Empezó a discutir, tratando de defender que ella no estaba sin trabajo en casa, sino que había pasado diez años criando a sus hijos y manteniendo el orden en el hogar.

"¿No hago NADA? Estoy tan ocupada en casa... hago todas las tareas domésticas, ¿y cómo puedes decir que no hago nada?", argumentó Alison. Pero Henry no se rendía todavía.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"¿Ah sí? Soy el único sostén de la familia. Trabajo duro desde la mañana hasta la noche. Llego a casa cansado. Pero tú solo cuidas de nuestros hijos, cocinas y haces la limpieza. Tienes tiempo para descansar, a diferencia de mí, que llego a casa agotado, solo para escuchar tus molestos cánticos de 'cariño, baja esto... cariño, baja aquello'".

Publicidad

Alison no estaba de acuerdo. Estaba muy molesta y le ofreció a Henry intercambiar los papeles y ver de quién era el trabajo más complejo y agotador.

"¿Me estás tomando el pelo? No puedes hacer mi trabajo, cariño", se jactó él. "Pero yo puedo hacer todo tu trabajo. Para mí es un juego de niños. Estoy trabajando en un proyecto. ¿Serás capaz de hacerlo?".

Alison se mantuvo firme. Argumentó que podía realizar el trabajo de Henry sin ningún problema. Al fin y al cabo, ambos habían estudiado la misma carrera en la universidad, donde se conocieron y se enamoraron.

Henry sintió que su ego estaba herido, así que decidió demostrar que Alison estaba equivocada. Habló con su jefe y acordó colocar a Alison como su sustituta durante unos días, suponiendo que ella no soportaría trabajar en su lugar ni siquiera un día. Confiando en que iba a ganar, accedió a cambiar los papeles, a partir del día siguiente.

Publicidad

A la mañana siguiente, Alison se preparaba para ir a trabajar cuando olió algo parecido a comida quemada. "¿Qué es ese olor tan raro?".

Vio humo en la cocina y se apresuró a comprobarlo. Henry estaba de pie frente a la cocina, mirando los huevos revueltos quemados pegados a la sartén como si fueran palomitas carbonizadas. Se había dejado la tostadora encendida y las tostadas eran otro desastre.

Alison no pudo controlar su risa.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Apártate de mi camino. Tengo que enviar a nuestros hijos al colegio", dijo Henry, saliendo a toda prisa para escapar de sus burlas. Preparó a sus hijos con torpeza, olvidando el color de la corbata y los calcetines que tenían que llevar ese día. Se olvidó de empacar la mitad de sus libros y les dio 10 dólares a cada uno para comprar el almuerzo.

"Vamos, regálense un buen almuerzo hoy. Papá está teniendo una mañana difícil, chicos", dijo llevándolos al coche.

"¿Puedo ayudar? Todavía tengo 15 minutos para salir. Puedo preparar un buen desayuno", se ofreció a ayudar Alison. Pero Henry, que no quería que su orgullo se viera herido, rechazó su oferta y se fue con los niños.

Publicidad

"No hace falta. Yo puedo encargarme de esto. Acabo de empezar y estoy agarrando velocidad. Te ganaré en esta carrera. Solo tienes que esperar y ver".

Lee también: Conserje escolar le pide a chico huérfano que lo sustituya por 1 día: regresa en un auto de lujo y lo adopta - Historia del día

Henry volvió a casa después de dejar a los niños y empezó a lavar. Metió toda la ropa sucia en la lavadora sin separar la blanca de la de color.

"¿Acaso esto cansa? Solo hay que meter la ropa, echar el detergente y listo, la lavadora se encargará de todo. Ahora, déjame empezar con la cena. Seguiré alguna receta, sorprenderé a mi mujer y demostraré que soy mejor cocinero que ella".

Publicidad

Henry se dirigió a la cocina y no supo cómo empezar. Dejó la laptop sobre la encimera y vio diferentes vídeos de cocina. No tenía ni idea de qué hacer porque todo parecía muy complicado. Finalmente, decidió hacer tortillas de carne para la cena y empezó.

"¡Ya casi está! ¡Ya casi está, cariño!", exclamó, poniendo la última tortilla en la sartén. De repente, recordó que había dejado la lavadora encendida. Se apresuró a revisar la ropa, solo para encontrar todas sus camisas y chalecos blancos teñidos de diferentes colores.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"¡Oh, no! No separé la ropa blanca de la de color. ¿Qué voy a hacer ahora?", expresó. Volvió a meter la ropa teñida en la lavadora y añadió un poco de lejía, esperando que se arreglara. Suspiró aliviado y recordó que había dejado la tortilla en la sartén y corrió a la cocina.

"¡Dios mío! Otra vez no", jadeó, corriendo entre el humo, tosiendo. La tortilla estaba quemada y la sartén ardía. Pero Henry no se rindió. Se quitó la harina del delantal y se tumbó en el sofá para descansar.

Casi se quedó dormido cuando de repente recordó que tenía que recoger a los niños del colegio. "Oh, no... Los niños... Tengo que ir", gritó y se apresuró a ir a su coche.

Publicidad

El padre condujo lo más rápido que pudo porque ya llegaba tarde. Por suerte, el timbre del colegio acababa de sonar cuando llegó. Se apresuró a llegar a casa con sus hijos. Pero uno de ellos se negó a entrar.

"¿Qué pasa, Sara?", dijo y se volvió, dándose cuenta de que había traído a casa a la niña equivocada. "¡Oh, Dios mío! Alison me va a matar. ¿Dónde está Sara? ¿Y por qué no me dijiste que no eras Sara?".

"Estaba asustada y pensé que eras nuestro nuevo conductor", dijo la niña llamada Amanda.

Volvió corriendo al colegio con sus hijos y encontró a Sara en la puerta, llorando.

Publicidad

"Querida, lo siento mucho. Tenía prisa".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Mientras tanto, Amanda corrió hacia sus padres, que entraron en pánico, asumiendo que había desaparecido o había sido secuestrada.

Publicidad

"Lo siento mucho. Pensé que su hija era mía. Tienen el mismo aspecto en el uniforme", se disculpó con sus padres y huyó del lugar con sus hijos para escapar de cualquier culpa o crítica.

"¡Uf! Solo ha sido un día, y ha sido un LARGO DÍA", comentó.

Cuando Alison volvió a casa del trabajo ese día, encontró a Henry profundamente dormido en el sofá. Revisó la cocina y se quedó boquiabierta al ver el desorden y decidió tener una charla amable con él.

Lee también: Papá se entera de que su hija pasa horas en la cocina de la escuela después de clases y va la oficina del director - Historia del día

Publicidad

"Cariño, he vuelto a casa. Despierta...".

Henry se levantó y se estiró, fingiendo que había tenido un día igualmente fantástico en casa. "Hola, cariño... ¿Cómo te ha ido el día? Me encanta esto. Puedo descansar mucho como tú lo hacías cuando yo estaba en la oficina", se burló.

"Mira, todavía podemos hacer que esto funcione. Puedo ayudarte. Veo que todavía no has barrido el suelo. También has metido la pata lavando la ropa", Alison intentó convencerle, pero Henry se negó.

"Te lo dije; ¡es tan fácil estar en tu lugar! Yo puedo hacerlo. No tienes que preocuparte", dijo, tomando la escoba en la mano.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Alison no pudo decir nada más. Durante los días siguientes, volvió a casa para encontrarse con algún nuevo desorden que Henry había hecho en la cocina o mientras lavaba la ropa. Pero al cuarto día de su desafío, llegó a casa para ver algo más que la dejó sin palabras y asombrada.

Publicidad

"¡¿Qué...?!", se quedó mirando atónita. "¡Esto es increíble!". Alison podía oler la deliciosa cena que estaba pulcramente servida en la mesa. Los niños estaban bien vestidos. Las habitaciones estaban limpias y las cortinas cambiadas. Todo era perfecto y demasiado bueno para ser verdad.

"Cariño, ¿has hecho todo esto? ¡Estoy tan orgullosa de ti! Eres un buen amo de casa", expresó, acercándose a Henry para abrazarlo. Pero él la sorprendió con un ramo de rosas rojas.

"Querida, eres increíble. Siento mucho haberme aprovechado de ti y de tus responsabilidades para con nosotros. No podía hacer frente a tus obligaciones, así que contraté a una criada. Ella hizo todo esto, ¡no yo!".

Publicidad

Alison estaba aturdida.

"No sabía que llevar bien una casa requiere trabajo duro, comprensión y experiencia. Me rindo, ¡y tú ganas!", dijo.

Alison besó a Henry y le perdonó. Estaba encantada de que él comprendiera que se había equivocado y entrara en razón. Contrataron al ama de llaves y, aunque Alison volvió a su papel de ama de casa, tener a la señora de servicio cerca le ayudó a encontrar tiempo para enseñar y entretener a sus hijos.

Al final, Henry volvió felizmente a su trabajo. Nunca se quejó de que estaba cansado de su trabajo y no discutió cuando Alison necesitaba su ayuda en casa.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • No hay que dar por sentado el papel o las responsabilidades de alguien: Henry pensaba que el trabajo en el hogar era sencillo, pero se dio cuenta de que estaba equivocado.

  • Hay que apreciar y comprender el duro trabajo de los demás: Como Henry era el único sostén de la familia, se sentía orgulloso de sí mismo y pensaba que su esposa Alison nunca había desempeñado un papel tan importante como el suyo. No valoraba su duro trabajo ni comprendía el dolor que ella soportaba para llevar la casa sin problemas hasta que se invirtieron los papeles.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Pasajero nota que el avión pierde altitud, entra a la cabina y ve el asiento vacío - Historia del día

29 de mayo de 2022

Hombre se acerca a niño que llora en la calle: "Llévame lejos de ellos", le suplica el chico - Historia del día

13 de junio de 2022

Mujer compra viejo abrigo en tienda de segunda mano y halla nota en el bolsillo que dice: "Ayuda a mis nietos" - Historia del día

23 de junio de 2022

Cuatro niños desaparecen tras el primer día en colegio nuevo, los padres reciben llamada diciendo: "Estamos a 270 km" - Historia del día

18 de septiembre de 2022

Mamá se burla de hombre sucio en tienda: descubre su identidad cuando llevan a su hijo al hospital al día siguiente - Historia del día

10 de julio de 2022

Papá se entera de que su hija pasa horas en la cocina de la escuela después de clases y va la oficina del director - Historia del día

20 de julio de 2022

Novia le prohíbe a su padre pobre ir a su boda: lo ve en un traje costoso conduciendo una limusina - Historia del día

14 de junio de 2022

Tras ser despedido, pobre conserje salva a perro atrapado en tubería: al otro día recibe oferta para dirigir una gran empresa - Historia del día

17 de agosto de 2022

Mujer lleva a indigente a casa: él desaparece por la mañana y su esposo le pide el divorcio - Historia del día

11 de junio de 2022

Tras la muerte de su esposo millonario, viuda mayor se ve obligada a vivir en un tráiler viejo y sucio - Historia del día

01 de junio de 2022

Pobre hombre repara gratis las casas de ancianos: regresa del trabajo y no reconoce su propia casa - Historia del día

26 de septiembre de 2022

Conserje escolar le pide a chico huérfano que lo sustituya por 1 día: regresa en un auto de lujo y lo adopta - Historia del día

28 de julio de 2022

Esposa se entera de que su marido, que nunca quiso tener hijos, tiene otra mujer y 5 hijos - Historia del día

02 de junio de 2022

Hombre mayor limpia la basura alrededor de las casas vecinas y ve que un niño lo ayuda - Historia del día

04 de septiembre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited