logo
Anciana sentada en un banco. | Shutterstock
Fuente: Anciana sentada en un banco. | Shutterstock

Hombre refugia a una anciana abandonada en el parque: se entera de que es la madre biológica que ha estado buscando - Historia del día

Vanessa Guzmán
30 sept 2022
04:20
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

El corazón de un hombre amable se compadece de una anciana solitaria en el parque y le ofrece refugio en su casa. En un extraño giro de los acontecimientos, ella resulta ser su madre biológica, a quien había estado buscando durante años.

Publicidad

Norman tenía una buena vida. Trabajaba como ingeniero de software para una gran empresa de TI, vivía en una bonita casa en un vecindario agradable y tenía muchos amigos.

Pero no mucha gente sabía que detrás del extrovertido y alegre Norman había un niño pequeño que tuvo una infancia traumática.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Era tan solo un bebé cuando lo dejaron en un refugio. Su madre biológica lo había abandonado y le dejó una carta explicando por qué le hizo eso. Pero él nunca le creyó. Quería escuchar la historia de su madre y estaba desesperado por encontrarla.

Una noche, Norman estaba dando un paseo por el parque cuando sus ojos se posaron en una frágil anciana sentada en un banco. Ella miraba constantemente a un punto en el suelo y parecía perdida. El corazón de Norman se compadeció de la mujer mayor y se acercó a ella.

"Disculpe, señora", dijo. "¿Está bien? ¿Puedo ayudarla con algo?".

Levantó la vista brevemente y Norman notó que tenía los ojos llorosos. "Él me echó... Él y su esposa... ¡Oh, no tengo adónde ir!", expresó, rompiendo en llanto.

Publicidad

Norman se sentó a su lado y comenzó a consolarla. "Está bien. Estoy aquí. Puede contarme si lo desea. Soy todo oídos", precisó.

"Mi hijastro", comenzó. "Compartía una casa con él. Había vendido la casa de mi difunto esposo y me instó a que me mudara con él. Dijo que me cuidaría y nunca me dejaría sola... Oh, querido, me enamoré de sus palabras. Su esposa comenzó a causar problemas poco después de que me mudé con ellos”.

"Yo le conté que su esposa me estaba molestando, pero no me creyó. Discutimos y simplemente me echó. ¡No debí haber vendido la casa de mi esposo!", se quejó.

Lee también: Mujer conoce a su madre biológica en un hospicio y toma su mano con la esperanza de que despierte

Publicidad

Norman sintió pena por ella porque sabía lo que era ser abandonado. Él había experimentado lo mismo cuando era niño. Así que, al final, decidió ofrecerle cobijo a la mujer.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Soy Norman", se presentó. "Vivo solo y tengo una habitación libre en mi casa. Si no te importa, podrías quedarte conmigo. Me encantaría tener compañía".

La anciana se agarró el pecho con incredulidad. "¿Por qué harías eso, hijo?", preguntó. "Yo soy una completa extraña. Lo siento, creo que hablé demasiado".

"Oh, no, no, señora", dijo Norman. "Lamento haberla hecho sentir incómoda. Solo quería ser de ayuda".

La anciana se secó las lágrimas. "Tienes un buen corazón, Norman. ¿Estás seguro de que quedarme contigo no te causará demasiados problemas? Encontraré un lugar y me mudaré pronto, hijo. No quiero molestarte... Por el cierto, mi nombre es Margaret".

Publicidad

"Mi casa será su hogar, Margaret. Desde mi perspectiva, no le estoy haciendo ningún favor. Estoy solo en casa y tenerla cerca sería maravilloso".

Así que Norman levantó a Margaret del banco y la llevó a su casa. Le mostró la habitación de invitados y le preparó un poco de té.

Mientras tomaba el té, Norman notó que todavía parecía triste. Para distraerla, empezó a hablar de su vida. "Lo siento, no tengo una vida muy interesante", sonrió. "Simplemente, trabajo, como, duermo y salgo con mis amigos".

"¿Y tus padres?", preguntó Margaret, de repente.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Norman vaciló. "Ah, bueno, crecí en un hogar de acogida. No sé nada acerca de mis padres biológicos. Mi madre... ella me abandonó cuando era un bebé".

"Lamento escuchar eso", comentó Margaret con tristeza. Luego se hizo un silencio incómodo.

"En realidad," añadió rápidamente. "Ahora que lo mencionas, recordé algo terrible. Yo renuncié a un hijo. Fui una mala madre", admitió. "Tal vez esa es la razón por la que estoy sufriendo así... refugiándome en la casa de un extraño".

"Antes de que mi esposo y yo decidiéramos casarnos, quedé embarazada de mi exnovio. Mi esposo me pidió que eligiera, él o mi hijo. Oh, todavía me rompe el corazón...", contó y comenzó a llorar. "Dejé a mi hijito. ¡Lo abandoné!".

Publicidad

Los ojos de Norman se llenaron de lágrimas cuando escuchó la historia de Margaret. Trajo demasiados recuerdos de la carta de su infancia, recuerdos tan similares a los que ella contó que le pusieron la piel de gallina.

"Y luego, dos años después de la boda", agregó, "descubrí que mi esposo tenía un hijo de su matrimonio anterior... mi hijastro. Como no podíamos concebir, decidí criar al niño y miren lo que hizo. Extraño a mi hijo. ¡Lo extraño tanto! Ojalá pudiera regresar y llevármelo. ¡Pero no tuve el coraje! ¡Oh, fui una cobarde! Pasé toda mi vida viviendo en el arrepentimiento por perderlo", reveló entre el llanto.

"¿Le dejaste una carta a tu hijo?", preguntó repentinamente Norman, tratando de contener las lágrimas. "¿Querías llamarlo John?".

Publicidad

Cuando Margaret escuchó a Norman decir eso, la taza de té se le resbaló de las manos y cayó al suelo. "¡No!", dijo con la respiración contenida. "Eres…".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

En ese momento, Norman no pudo contener las lágrimas. "¡Mamá! ¡Te encontré! ¡Finalmente, nos conocimos!", dijo, y los ojos de Margaret estaban muy abiertos por el asombro. Entonces se dio cuenta de que el hombre al que le estaba abriendo el corazón era su hijo biológico.

Margaret sollozó desconsoladamente y abrazó a Norman. "Lo siento, hijo", dijo. "¡Tú, puedes odiarme por lo que hice! Fui una madre terrible, pero déjame abrazarte por un tiempo. ¡Por favor!".

Norman le devolvió el abrazo. No podía odiarla después de saber cuánto lo había anhelado toda su vida. Tener a su madre de vuelta era más importante para Norman que su ira. Entonces, dejando atrás el pasado, abrazó a su madre de todo corazón.

Publicidad

"No te odio, mamá. Nunca...".

Margaret y Norman comenzaron una nueva vida juntos y él decidió recuperar el tiempo perdido. Sin embargo, su madre no estuvo a su lado por mucho tiempo.

Un año después, le diagnosticaron una afección cardíaca progresiva y falleció tranquilamente mientras dormía. Norman celebró su funeral y se despidió de ella. Había invitado a su hijastro al entierro, pero nunca apareció. Pero un día, visitó a Norman.

"Quiero que me devuelvas las joyas", exigió. "¡Ella no puede dejártelas a ti! ¡Yo era su hijo!".

Lee también: "Creo que eres mi madre biológica": Hombre conoce a mamá 35 años después ser dado en adopción

Publicidad

"¿Estás aquí por unas estúpidas reliquias?", preguntó Norman enojado. "Genial, puedes tenerlas. No te sorprendas, te las enviaré a tu dirección. No vale la pena preocuparse por nada que pertenezca a la familia que lastimó a mi madre. Los idiotas como tú solo quieren dinero”, manifestó.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“Ahora puedes irte a morir con eso en tu mente. Y, por favor, ¡No te atrevas a llamarte a ti mismo su hijo! ¡Solo eres un idiota!".

Norman cerró la puerta en la cara del hombre y le devolvió las joyas poco después, aunque Margaret se las había dejado a él. Lo hizo porque ya había recibido lo más preciado de la vida: la oportunidad de reconciliarse con Margaret y pasar tiempo con ella.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Nuestra familia y seres queridos son los verdaderos tesoros de la vida: Norman valoraba tener la compañía de Margaret por encima de todo, y ella era su verdadero tesoro.

Publicidad

Un corazón fuerte puede y debe perdonar: Aunque Margaret se equivocó al dejar a Norman, él decidió perdonarla y seguir adelante.

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Hijo envía a su madre a hogar de ancianos en taxi con un chofer joven y se retuerce de envidia tiempo después - Historia del día

12 de junio de 2022

Anciana deja que huérfano pandillero viva en su casa: pronto nadie reconoce su hogar - Historia del día

01 de septiembre de 2022

Millonario accidentalmente se entera de que su madre anciana vive en un viejo invernadero abandonado - Historia del día

05 de julio de 2022

"¡Papá, ayudemos a este anciano lloroso!", dice niño y el padre reconoce al hombre de su pasado - Historia del día

29 de junio de 2022

Director de hogar de ancianos lleva a una anciana bonita a su oficina cada noche: las otras mujeres están celosas - Historia del día

03 de agosto de 2022

Niño triste usa disfraz de Superman para traer de vuelta a su madre fallecida: recibe inesperadamente una carta de ella - Historia del día

26 de julio de 2022

Hombre deja a esposa que adoptó a una anciana de una residencia: ella recibe una carta cuando la señora muere - Historia del día

08 de junio de 2022

Niño cede su asiento a una anciana en el autobús: a cambio, ella convierte a su madre en millonaria - Historia del día

31 de agosto de 2022

Hombre de 80 años celebra su cumpleaños solo: hijo del que no sabía nada se acerca a saludarlo - Historia del día

03 de julio de 2022

Cartero de 24 años me llevó a su casa después de que mi propio hijo se olvidara de mí por completo - Historia del día

15 de septiembre de 2022

Hombre rico hospeda a hermana pobre: en la mañana ve que ella se fue y dejó a un niño que él no sabía que existía - Historia del día

02 de agosto de 2022

Niño promete regar las plantas de la anciana cuando ella se muda a un asilo: halla una nota en la tierra - Historia del día

16 de agosto de 2022

Pobre hijo limpia la casa mientras mamá divorciada trabaja día y noche: halla una caja fuerte de la que no sabían nada - Historia del día

13 de septiembre de 2022

Anciana ve a un niño sentado solo en el parque durante horas y se emociona al reconocer su rostro - Historia del día

02 de junio de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited