logo
Niño recostado en una cama. | Foto: Shutterstock
Fuente: Niño recostado en una cama. | Foto: Shutterstock

Niño defiende al conserje del colegio y termina en el hospital: 12 policías se presentan en su habitación luego - Historia del día

A Sergio, de 10 años, no le importó que le rompieran el brazo mientras se enfrentaba a un grupo de bravucones en la escuela. Lo que no esperaba era que una docena de policías fueran a buscarlo al hospital.

Publicidad

El pequeño Sergio estaba mirando por la ventana del dormitorio, esperando. Podía ver la carretera en el otro extremo del horizonte, donde los faros brillantes se cruzaban.

En un automóvil que circulaba por la carretera esa noche, una pareja compartía un cómodo silencio. “¿Sabes qué? Hagamos ese viaje a Bora Bora”. Darío le ofreció la mano a su esposa, quien estaba sentada a su lado en el auto.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

“Vaya, ¿de dónde salió eso?”, preguntó Esther con tono bromista.

“No quiero esperar a jubilarme para... ¡Vivir mi vida! A veces, el trabajo te hace olvidar que tienes una familia: un niño brillante y una esposa hermosa”.

Esther golpeó juguetonamente el dorso de la palma de Darío. “Así que fuiste a una fiesta de jubilación de un compañero policía y cambiaste de opinión. ¡Esa información es muy útil!”.

Lee más: Banquero ve a su hijo burlándose de un niño cuyo padre trabaja como conserje - Historia del día

“Lo digo en serio. Tomemos un descanso de la rutina y…”.

Publicidad

“Ah, ¿así que nuestras vidas están estancadas ahora?”. A Esther le divertía ver cómo su esposo caía fácilmente en las trampas.

“Bueno, no cualquier rutina. ¡Una hermosa rutina! Mira, todo lo que digo es, disfrutemos nuestras vidas antes de que…”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

La oscuridad del sinuoso camino fue interrumpida por una luz cegadora que se acercaba al auto.

No hubo tiempo para notar que un camión que se aproximaba había patinado en el carril equivocado y se había estrellado contra el automóvil.

Surgiendo de ese destello de brillo penetrante y neumáticos chirriando, el auto salió disparado por los aires. Por una milésima de segundo, los esposos lo supieron. Se tomaron de la mano, y luego todo terminó.

De regreso a casa, Sergio estaba conmocionado y asombrado al ver a lo lejos un auto volador. “¡No puedo esperar para contarle a papá sobre esto!”, pensó, sin darse cuenta de la brutal ironía.

Publicidad

Habían pasado cuatro años tranquilos desde aquel fatal accidente. Nadie podía ocupar el lugar de sus padres en la vida de Sergio, pero su abuelo José era la única familia que le quedaba.

Y el hombre mayor tenía la intención de criar a su nieto con tanto amor y virtud como los que le había dado a Darío.

“Me pregunto cómo le estará yendo a Sergio hoy”, se preguntó José, preocupado mientras caminaba a casa desde las lápidas de su hijo y su nuera.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Al mismo tiempo, su nieto estaba en el hospital local, gritando de dolor.

José condujo hasta el centro médico tan pronto como recibió una llamada anónima. Esas terribles palabras se repetían en su cabeza:

“Sergio está herido. Tuvieron que llevarlo de urgencia al hospital. Está preguntando por usted. No se preocupe, señor, estaré aquí hasta que llegue”.

Lee también: Mujer rica se burla del conserje: su padre le quita todo y le entrega un uniforme de limpieza - Historia del día

“¡Sergio, hijo mío!”, José corrió hacia su nieto, despertándolo. Lo abrazó con cuidado por su mano derecha enyesada.

Publicidad

“¿Qué pasó? ¿Quién es este hombre?”.

El hombre mayor notó que el extraño que estaba junto a su nieto vestía un uniforme de conserje.

“¿Fue usted quien me llamó? ¿Tuvo algo que ver con esto?”.

“Yo... yo no lastimé a su hijo. Pero soy parte de la razón por la que está aquí”, respondió el hombre.

“¿Qué se supone que significa eso?”. La sospecha de José aumentaba cada segundo que pasaba.

“No es su culpa, abuelo. Fui yo”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Sergio bajó la mirada mientras narraba lo que había sucedido: le dijo a su abuelo que estaba sentado tranquilamente en el patio de recreo, cuando un grupo de niños empezó a burlarse del conserje, Pedro.

Él trató de convencer a los chicos para que se detuvieran, pero lo empujaron. “Ahí fue cuando lo escuché”, continuó Sergio a regañadientes. “Escuché la voz de mi difunto padre: ‘Sé valiente, Sergio. Ya sabes lo que es correcto. Confía en ello’”.

“Así que traté de alejar a los niños de Pedro. Finalmente, tuve que empujar a uno de ellos con todas mis fuerzas. Se aferró a mi mano con mucha fuerza, y ambos aterrizamos sobre mi codo derecho al tocar el suelo. Así fue como Me rompí la mano”.

Publicidad

“¿Es esto cierto, joven?”, Pedro asintió.

El conserje habló claramente para disipar las sospechas del hombre mayor. “Estaba en medio de un ataque de asma cuando los niños comenzaron a reunirse a mi alrededor!”.

“Tiraron mi inhalador y estaba completamente impotente cuando Sergio me vio. Su nieto me defendió cuando estaba esforzándome por respirar. Ojalá podría devolverle el dinero o cubrir su tratamiento, pero yo no…”.

“No, eso no es necesario, Pedro. Te ayudé porque mi papá me enseñó a ser siempre valiente y hacer lo correcto, sin esperar ninguna recompensa”.

Publicidad

José estaba con los ojos empañados escuchando a su nieto. Estaba empezando a sonar cada vez más como su difunto padre.

Justo cuando Sergio, José y Pedro estaban por salir después de completar los trámites del hospital, un grupo de 12 policías apareció en la sala. Todos en el lugar se enderezaron al ver a los oficiales uniformados.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

“¿Sergio Hernández?”, preguntó uno de los policías, mostrando su identificación oficial. El niño asintió con nerviosismo. ¿Se había quejado la escuela de él? ¿Iba a ir a la cárcel?

“Ven con nosotros, por favor. Hay alguien a quien nos gustaría que conocieras”.

Los presentes trataban de no mirar mientras los policías caminaban detrás del niño y los dos hombres.

Justo cuando se acercaban a la camioneta de la policía, un perro policía salió de ella. Sergio le sonrió al can, pero inmediatamente puso de nuevo una expresión sombría en su rostro.

“No debería estar pensando en jugar con un perro en este momento. ¡Podría ir a la cárcel!”.

Publicidad

Pero el perro era demasiado amistoso para ignorarlo. Empezó a mover la cola mientras daba vueltas alrededor del chico, tratando de saltar sobre él y lamerle la cara.

Sergio olvidó por completo que estaba en medio de una situación tensa y simplemente abrazó al perro.

“¡Parece que le gustas!”.

“¡A mí también me gusta! No sabía que los perros policía podían ser tan amistosos”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

“Bueno, es tuyo, chico”.

Sergio pensó que el policía estaba bromeando.

“Roco tuvo que retirarse antes de tiempo de ser un perro policía debido a una enfermedad. Ahora que está completamente curado, debe regresar con su familia humana más cercana”.

Roco... Sergio había escuchado ese nombre antes. Miró a su abuelo y el hombre mayor estaba llorando. Una de las policías palmeó la espalda de José, tratando de consolar al anciano.

“Todos amábamos a Darío. Han pasado cuatro años y todavía se siente raro hablar de él en tiempo pasado”.

Publicidad

Dirigiéndose a Sergio, continuó: “Pero hoy, cuando José nos contó por teléfono cómo habías defendido al conserje de la escuela, supimos que era hora de presentarte a Roco”.

Fue entonces cuando el chico recordó quién era el perro. Meses antes de su muerte, Darío estaba entusiasmado con un nuevo perro policía que le habían asignado.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

“Él es feroz, esa cosita. Y ya me ha tomado cariño. Salimos todo el tiempo, Roco y yo”, había dicho su padre en una ocasión.

“¡Tal vez te consigamos un perro en algún momento, Sergio!”, intervino Esther, sabiendo cuánto le gustaba a su hijo jugar con los perros.

“¿Me puedo quedar con Roco? ¡Por favor, por favor, por favor!”, le rogó el niño a su padre.

“Tal vez algún día…”, dijo Darío, unos meses antes de respirar por última vez.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

No olvides las lecciones de vida que tus seres queridos sembraron en ti. Los amados padres de Sergio ya no existían, pero él nunca olvidó los valores que su padre le había enseñado.

Adopta un perro si puedes. Hay mucho amor para dar y recibir de los perros que necesitan un compañero humano. Lleva un nuevo amigo peludo a casa y comienza una vida de la amistad más incondicional.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Niña va en secreto al cuarto de la conserje a diario: un día su padre va a la escuela - Historia del día

Publicidad

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra
info

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.

Publicaciones similares

Hombre rico hospeda a hermana pobre: en la mañana ve que ella se fue y dejó a un niño que él no sabía que existía - Historia del día

02 de agosto de 2022

Hijo deja encerrada a mamá en el sótano mientras tiene una cita: recibe llamada del hospital más tarde - Historia del día

02 de septiembre de 2022

Conserje mayor vende cosas de su casa hasta que encuentra cheque por $12.000 en su bolsillo - Historia del día

21 de junio de 2022

Niño rico oye que su papá se burla de la abuela de compañero de clase en la graduación y la defiende - Historia del día

27 de julio de 2022

Hombre le da las llaves del auto a desconocida que lo necesita urgentemente: al otro día su esposo le toca la puerta - Historia del día

05 de agosto de 2022

Niño cuida a la abuela de su mejor amiga: 9 años después hereda su casa a cambio - Historia del día

11 de julio de 2022

Maestro adopta a niña que es idéntica a su difunta hija: años después aparece su madre - Historia del día

09 de septiembre de 2022

Nadie sabe que viejo profesor ha estado viviendo en una camioneta por 1 año hasta que tienen una reunión urgente - Historia del día

14 de julio de 2022

Tras ser despedido, pobre conserje salva a perro atrapado en tubería: al otro día recibe oferta para dirigir una gran empresa - Historia del día

17 de agosto de 2022

Gemelos venden sus juguetes para pagar el alquiler tras enterarse de que mamá está enferma y no puede trabajar - Historia del día

18 de agosto de 2022

Bombero rescata a niño de casa en llamas: "¿Dónde está Sam?", pregunta el chico - Historia del día

21 de agosto de 2022

Conserje se ve obligado a vivir en la escuela con su esposa y 4 hijos: un día revisa su cuenta bancaria y encuentra $2 millones - Historia del día

25 de julio de 2022

Papá millonario se da cuenta de que cometió un error al impedir que su hija se casara con el hijo del conserje - Historia del día

02 de julio de 2022

Conserje escolar le pide a chico huérfano que lo sustituya por 1 día: regresa en un auto de lujo y lo adopta - Historia del día

28 de julio de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited