logo
Una persona recostada en el suelo. | Foto: Shutterstock
Fuente: Una persona recostada en el suelo. | Foto: Shutterstock

Pobre adolescente le hace RCP a un indigente: una limusina los lleva al aeropuerto días después - Historia del día

Mientras todos ignoraban a un indigente desmayado, una adolescente le salvó la vida haciéndole RCP. Días después, una limusina llegó a la casa de la chica y descubrió algo impactante sobre la identidad del hombre.

Publicidad

Un poco de amabilidad no cuesta nada. A veces pareciera que las personas se detuvieran a pensar lo que ganarán por ser amables.

Tal vez ganen un poco de aprecio, que realmente no es algo grandioso. Entonces, ¿por qué debemos ser amables?

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Diríamos que tu único acto de bondad puede salvar y transformar la vida de alguien. Pero no nos creas. Decide tú mismo después de haber leído lo que sucedió cuando una jovencita llamada Catherine encontró inconsciente a un indigente.

Todo sucedió en una tarde brillante y soleada cuando la chica regresaba a casa desde la escuela. Catherine, de 13 años, fue criada por su madre soltera, Linda, después de que su padre muriera de un paro cardíaco dos años atrás.

La madre tenía dos trabajos para asegurarse de que ella y su hija tuvieran lo suficiente para sobrevivir, pero en realidad, sus ingresos solo les ayudaban a llegar a fin de mes.

Publicidad

Lee más: Niña le agarra la mano a un indigente sucio y lo lleva a su casa - Historia del día

Un día, Catherine regresaba de la escuela cuando notó a un hombre extrañamente acostado en medio de la vía. La gente pasaba junto a él, y no le prestaban atención.

La chica hizo una pausa y miró fijamente al hombre durante un rato. Estaba convencida de que había algo extraño en la forma en que estaba acostado. “¿Por qué se acostaría en medio de la calle?”, se preguntó ella. “¿Estará bien?”.

Catherine se apresuró a ver si el hombre estaba bien. Se arrodilló a su lado y le tocó suavemente el hombro. “Disculpe, señor. ¿Está bien?”.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Él no respondió. La adolescente revisó su pulso como había visto en las películas, y sintió que era débil. "Señor, ¿puede oírme? ¿Está bien?", preguntó, tratando de despertarlo, pero el hombre no respondía.

Publicidad

Preocupada, sacó su teléfono de su mochila y marcó el 911. Notificó al despachador de los síntomas del hombre y él le aseguró que una ambulancia estaba en camino; sin embargo, le pidió que le realizara RCP al individuo.

Catherine se quedó paralizada. “Yo… yo nunca he hecho RCP. ¿Qué pasa si lo hago mal?”, dijo la jovencita, preocupada.

El despachador le aseguró que le daría instrucciones paso a paso y la chica finalmente accedió. Sostuvo el teléfono entre la oreja y el hombro, escuchando las instrucciones, y comenzó el procedimiento.

Le hizo compresiones torácicas al hombre según las instrucciones y luego el boca a boca. “¿Qué está haciendo esa chica? ¿Acaba de besar a un vagabundo?”, dijo alguien burlándose de ella, pero Catherine no escuchaba nada.

Publicidad

“¡Todavía no reacciona!”, le dijo al despachador, preocupada. “¿Esto va a funcionar?”.

“¡Solo sigue haciéndolo!”, aseguró la voz al otro lado de la línea.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

La jovencita continuó, y en ese momento, una multitud se había reunido a su alrededor. Algunas personas estaban grabando cómo le estaba haciendo RCP al hombre.

De repente, el individuo tomó una bocanada de aire y abrió los ojos. “¡Gracias a Dios!”, dijo la chica casi llorando al verlo despierto. “¡Está despierto!”, dijo ella por teléfono.

Poco después, los paramédicos llegaron al lugar y se llevaron al hombre al hospital.

Lee también: Indigente halla el diario personal de una chica en el basurero y corre a ayudarla - Historia del día

“¿Estará bien?”, le preguntó Catherine al camillero, quién llevó al hombre a la ambulancia, y él asintió brevemente.

Publicidad

Después de salvar la vida del señor ese día, la jovencita nunca esperó volver a encontrarse con él. Llegó a las portadas de algunos medios locales, pero no fue algo extraordinario.

Este tipo de noticias se transmitían diariamente en todos los canales del país, y no eran una sorpresa.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Unos días después, un domingo por la mañana, una limusina se detuvo frente a su casa y un hombre vestido con un traje caro la saludó cuando abrió la puerta.

“Es sobre el hombre cuya vida salvaste hace unos días”, explicó el individuo que estaba parado en la puerta. “Es todo lo que puedo decir por el momento. Por favor, ven conmigo. Alguien quiere conocerte a ti y a tu madre”.

Con curiosidad por saber qué significaba todo aquello, Catherine y Linda fueron con el hombre. Las llevó directamente al aeropuerto y allí las recibió una pareja de ancianos. La mujer se presentó como Edith, la madre del indigente.

Entre lágrimas, tomó la mano de Catherine. “Gracias por salvar la vida de mi hijo”, dijo. “Nuestro hijo... no está en un buen estado de ánimo. Él... se escapó de nuestra casa hace meses, y lo hemos estado buscando desde entonces”.

Publicidad

“Su nombre es Alberto”, continuó. “Y este es mi esposo, Carlos. Somos comerciantes de diamantes, y solo tenemos un hijo. Verás, pasamos toda nuestra vida construyendo nuestro negocio, y queríamos que él lo dirigiera algún día.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“Pero mi hijo no quería nada de esto. Quería una vida diferente. Siempre se quejaba de que éramos sobreprotectores y estrictos, pero nunca lo escuchamos hasta que un día se fue”.

“Y luego descubrimos que estaba aquí, viviendo la vida de un indigente. Aterrizamos aquí hace unas horas. Finalmente, lo llevaremos a casa porque está mejor”.

“Pero, lamentablemente, no recuerda nada. Los médicos dicen que sufrió un golpe en la cabeza y perdió la memoria. Él… no se acuerda de nosotros”, finalizó la señora, rompiendo en llanto.

“Tú eres Catherine, ¿verdad?”, preguntó Carlos, poniendo sus brazos alrededor de los hombros de su esposa para consolarla.

Publicidad

“Escuchamos de ti en las noticias. Estamos eternamente agradecidos por todo lo que hiciste por nuestro hijo. Queríamos agradecerte personalmente por ello. Seguramente nunca lo olvidaremos. Por favor, haznos saber si necesitas nuestra ayuda en el futuro”.

Carlos le ofreció a Catherine una generosa suma a cambio de lo que había hecho, pero ella la rechazó con modestia. Sin embargo, Linda les pidió algo a la pareja.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“No necesitamos dinero. En cambio, quiero pedirles algo más”, dijo.

“Cariño, lo que sea”, dijo Edith entre lágrimas. “Solo dilo”.

“Amen a su hijo“, dijo Linda, sosteniendo las manos de Edith. “Como padres, siempre queremos lo mejor para nuestros hijos, y ellos también para ellos mismos”.

“Pero es posible que pueda haber un camino alternativo hacia un objetivo común. Su hijo no quería su negocio, pero habría encontrado una manera hacer lo mejor que pudiera para enorgullecerlos. Así que ahora que lo tienen de regreso, por favor ámenlo y apóyenlo”.

“Puede que no los recuerde, pero si aman y respetan sus decisiones, nunca dejará de amarlos”.

Publicidad

Edith asintió y abrazó a Linda. Mientras la pareja se dirigía al aeropuerto, Catherine abrazó a su madre. “¡Eres la mejor, mamá! ¡Te amo!”.

“Yo también te amo, y estoy orgullosa de ti, cariño”, dijo Linda, sonriendo y abrazando a su hija.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Trata de entender a tus hijos y sus deseos. Si Edith y Carlos hubieran tratado de entender a Alberto, no se habrían perdido todos los momentos que podrían haber pasado con su hijo. Afortunadamente, se les presentó otra oportunidad de recuperar el tiempo perdido.

Tu pequeña amabilidad puede salvar la vida de alguien y cambiarla. La amabilidad de Catherine salvó la vida de Alberto y lo ayudó a reunirse con sus padres. En cierto modo, este incidente cambió a los padres del hombre, quienes ahora lo apoyarán más en sus decisiones.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Publicidad

Lee más: Policía protege a indigente al que se suponía que detuviera y recibe de él una pequeña caja - Historia del día

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Conserje se ve obligado a vivir en la escuela con su esposa y 4 hijos: un día revisa su cuenta bancaria y encuentra $2 millones - Historia del día

25 de julio de 2022

Enfermera despedida invita a indigente a sentarse con ella en un café: al otro día la busca una limusina - Historia del día

26 de julio de 2022

Mendigo gasta todo su dinero en comprar comida para una niña perdida en el metro, recibe llaves de una casa a cambio - Historia del día

08 de septiembre de 2022

Niño pobre nota que hay comida en su lonchera todos los días a pesar de que su madre solitaria está en coma - Historia del día

13 de julio de 2022

Chofer de bus nota que un niño no se bajó en la última parada: "¿Puedo pasar la noche aquí?", pregunta el chico - Historia del día

21 de agosto de 2022

Señora pobre ayuda a mamá soltera a cuidar a su recién nacido en un avión y recibe 100 rosas tras el aterrizaje - Historia del día

06 de septiembre de 2022

Maestro refugia a chica que duerme en un banco: se entera de que su padre millonario fue su mejor estudiante - Historia del día

25 de septiembre de 2022

Madre soltera de 3 hijos refugia a hombre sin hogar que perdió la memoria y descubre que es millonario - Historia del día

20 de septiembre de 2022

Niño ayuda a señora con equipaje en el aeropuerto y se queda dormido: se despierta y ve que sus padres lo dejaron - Historia del día

21 de junio de 2022

Hombre se acerca a niño que llora en la calle: "Llévame lejos de ellos", le suplica el chico - Historia del día

13 de junio de 2022

Niño corre a la casa de anciana tras escuchar accidentalmente sus gritos de ayuda en un teléfono público - Historia del día

08 de agosto de 2022

Un mes antes de convertirse en millonaria, mujer pobre estaba hurgando en la basura - Historia del día

13 de julio de 2022

Visitantes de restaurante lujoso se burlan de anciana discapacitada: el dueño grita su nombre en plena cena - Historia del día

13 de julio de 2022

Niño cede su asiento a una anciana en el autobús: a cambio, ella convierte a su madre en millonaria - Historia del día

31 de agosto de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited