logo
Ataúd dispuesto para funeral. | Foto: Shutterstock
Ataúd dispuesto para funeral. | Foto: Shutterstock

Abuela simula su propia muerte para probar a sus hijos, solo uno se queda con toda la herencia - Historia del día

Vanessa Guzmán
20 oct 2022
06:00

Una anciana teme ser demasiado mayor para cumplir con un encargo sagrado. Pone a prueba a sus hijos para descubrir cuál de ellos está dispuesto y es digno de asumir su legado.

Publicidad

Dina tenía ahora ochenta y tres años y su salud había empeorado. Ya no era ágil y enérgica como lo había sido años atrás. Ahora apenas podía levantarse de la cama.

Miró el retrato de un hombre en uniforme en la pared frente a su cama. "No he olvidado mi promesa", dijo en voz baja. "Nunca olvidar, ¿recuerdas? No iré a descansar sin transmitir mi legado”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Dina sabía que podía obtener fácilmente cualquier promesa de sus hijos, pero una vez que se fuera, ¿se olvidaría esa promesa? Tenía que saberlo, así que, al día siguiente, Dina puso en marcha su plan.

Le pidió a su amiga más antigua, Graciela, que llamara a sus hijos y anunciara su muerte y el funeral, que tendría lugar dentro de cinco días.

Publicidad

Graciela también transmitiría la petición de Dina en el lecho de muerte: "Tu madre estaba atormentada por la idea de no haber podido ir más a la tumba de su padre. Iba al cementerio todos los domingos...".

"Desafortunadamente, este último mes, ella estaba demasiado enferma para ir... Mañana es el Día de los Caídos, y me rogó que te pidiera que fueras en su lugar, para presentar tus respetos".

"Oh", dijo cortésmente la hija mayor de Dina, Teresa. "Por supuesto, mi pobre madre... Dios la tenga en su gloria. ¡Iré mañana a primera hora!".

A continuación, Graciela llamó a Kevin, el hijo mediano de Dina. Kevin escuchó la noticia de la muerte de su madre y expresó educadamente su pesar. "Pobre mamá", suspiró. "Ella nunca volvió a ser la misma después de que su padre falleció”.

“En cuanto a esta visita al cementerio, no te preocupes, estaré allí. Sé cuánto significó mi abuelo para ella. Era un gran hombre, y ella siempre ha estado muy orgullosa de que luchó por este país".

"Gracias, Kevin", dijo Graciela. "¡Sé que Dina estaría muy orgullosa de ti!".

Publicidad

Entonces Graciela llamó a David, el hijo menor de Dina. Después de anunciar la muerte de su madre, hubo un silencio de sorpresa al otro lado de la línea. "¿Mamá?", preguntó David, sorprendido. "¿Mamá está muerta?".

Graciela lo escuchó comenzar a sollozar y rápidamente explicó el “último deseo” de Dina. Estaba sorprendida por la respuesta de David. "Lo siento, no puedo pensar en este momento... Por favor... No sé... Lo pensaré...".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

David colgó llorando y, por primera vez, Graciela pensó que podría ser una broma cruel para los hijos de Dina. "No lo sé, Dina", dijo. "¡El pobre David estaba destrozado!".

"Sí", dijo Dina con tristeza. "Pero Kevin y Teresa apenas cambiaron el tono de voz... Y necesito saber, Graciela, quién va a honrar el legado de la familia. Quien lo haga, también obtendrá el dinero".

Publicidad

"¡Pensé que ibas a dividir el dinero en partes iguales!", exclamó Graciela. “¿No es eso lo que decidió tu marido antes de morir?”.

"Sí", dijo Dina. "Pero quiero ver quién se preocupa realmente por mí y por mis deseos. Quién honrará mi pedido mucho después de mi muerte".

Al día siguiente, Dina estaba en el cementerio sentada junto a la tumba de su padre. Ella le había comprado un ramo de amapolas. Recordaba el momento en que se despidió de su padre cuando se tuvo que marchar a la guerra.

"¡Prométeme que no me olvidarás, niña!", le dijo él, columpiándola en sus brazos grandes y fuertes. Su papá se había ido a Francia y no volvió, pero Dina nunca lo olvidó.

Se había prometido a sí misma que su tumba, y su memoria sería honrada, y ahora, a medida que pasaba el tiempo y ninguno de sus hijos aparecía, sabía que nadie vendría. A nadie le importaría. Ni por su padre, ni por ella.

Dina se levantó y estaba a punto de irse cuando una voz gritó: "¿MAMÁ?". Era su hijo David. Estaba de pie en el camino más cercano a la tumba de su padre y sostenía un ramo de flores.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

"¡Mamá!", gritó. Dejó caer las flores y corrió a abrazarla, con lágrimas corriendo por sus mejillas. "Mamá, mamá... Una loca me dijo que estabas muerta...".

"¡Estoy bien, David!", dijo Dina, secretamente avergonzada de haberle causado tanto dolor a su hijo menor. "Era solo... Lo siento mucho, hijo. Pero tenía que saber quién se preocupaba por mí y quién cumpliría sus promesas".

David miró a su alrededor. "¿Dónde están Kevin y Teresa?", preguntó.

Dina negó con la cabeza con tristeza. "Dijeron que vendrían, pero no se presentaron", explicó. "¡Supongo que las promesas que se hacen fácilmente se rompen fácilmente!".

Al día siguiente, Dina les dio la noticia de su supervivencia a Teresa y Kevin. También anunció que cambiaría su testamento. La totalidad de su considerable patrimonio iba a David.

"¿Por qué?", chilló Teresa. "¡No es justo!".

"Sí, lo es", dijo Dina. "David fue el único que me amó y me respetó lo suficiente como para venir al cementerio y honrar a mi padre. Tú y Kevin ni siquiera derramaron una lágrima por mí, así que créeme, ¡no voy a derramar una lágrima por ti!".

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Las promesas que se hacen fácilmente se rompen fácilmente: Teresa y Kevin acordaron de inmediato ir al cementerio, pero olvidaron su promesa. David, que estaba demasiado dolido para decidir, honró los deseos de su madre.

Llevamos los recuerdos de nuestros seres queridos fallecidos al futuro: Dina se aseguró de que su padre nunca fuera olvidado al enseñarle a su hijo a honrar a su heroico abuelo.

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Papá soltero descubre que su hija no sube al autobús escolar y recorre kilómetros sola; al día siguiente la sigue - Historia del día

09 de octubre de 2023

Señora mayor recibe llamada de una mujer que dice ser la hija que creía muerta al nacer hace 46 años - Historia del día

09 de agosto de 2023

Mujer mayor da de comer a niño hambriento en Halloween, ve la imagen de su hijo perdido cuando él se quita la máscara - Historia del día

20 de septiembre de 2023

Hombre aleja a su hija a la que nunca conoció, más tarde llora al conocer su última voluntad - Historia del día

25 de julio de 2023

Chica huérfana ve flores nuevas en tumba de mamá cada semana, ahí conoce a papa del que nunca supo - Historia del día

30 de septiembre de 2023

Tras años de búsqueda, una mujer encuentra a su padre en la residencia donde trabaja - Historia del día

27 de octubre de 2023

Hijo visita la tumba de su mamá lamentando el poco tiempo que pasaron juntos, halla su carta de despedida - Historia del día

09 de agosto de 2023

Un niño invita a una banda de música al cumpleaños de su abuela, que oye la voz del hombre que perdió hace 54 años - Historia del día

12 de agosto de 2023

Vivo sola a los 68 años porque mis hijos han olvidado que existo - Historia del día

25 de julio de 2023

Mamá visita a diario la tumba de su hijo para pedirle perdón, ve a niño llorando allí el Día de los Veteranos - Historia del día

08 de octubre de 2023

Juré quedarme soltero tras la muerte de mi adorable esposa, un día me enteré de que mis hijas no son mías - Historia del día

13 de septiembre de 2023

Niña visita a su abuela en una residencia a diario, descubre que sus padres le prometieron llevarla a casa hace años - Historia del día

20 de agosto de 2023

Gasté todo el dinero ahorrado para mi operación en mi hijo adoptivo y luego me enteré de que tiene una herencia enorme - Historia del día

16 de septiembre de 2023

Abogado adopta a una anciana con problemas de memoria, un día su cliente la reconoce - Historia del día

12 de octubre de 2023