logo
Limpiador de piscinas trabajando | Foto: Shutterstock
Fuente: Limpiador de piscinas trabajando | Foto: Shutterstock

Empleado halla un anillo de oro y le pide al jefe que busque al dueño: quiere comprarlo después de que el jefe lo vende - Historia del día

Georgimar Coronil
26 oct 2022
10:00

Un limpiador de piscinas con dificultades para pagar el tratamiento de su abuela enferma y la comida de sus hermanas encuentra un anillo de oro perdido mientras limpia la piscina. Se lo da a su jefe y le dice que busque al dueño, pero luego lo encuentra en una casa de empeños.

Publicidad

Andy era un joven enérgico, un chico responsable para su edad, y tenía muchos compromisos. Tras la muerte de su madre, se mudó a casa de su abuela, Catalina, con sus dos hermanas pequeñas.

El chico no era bien visto por nadie, sobre todo después de que se hiciera amigo de los miembros de una banda local de maleantes. Según la gente, Andy era un holgazán de 16 años sin objetivos en la vida ni planes de ir a la universidad.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

La mayoría tachaba a Andy de adolescente mimado que se dirigía hacia un camino de autodestrucción e infamia. Pero nadie sabía que tenía un corazón de oro, hasta que las circunstancias le permitieron demostrarlo, tras encontrar accidentalmente el anillo de oro perdido de alguien en su lugar de trabajo.

El padre de Andy había abandonado a su familia hacía varios años. Por eso el chico sentía resentimiento y nunca quiso ser como él. Después de que su madre muriera, cuando él tenía 13 años, Andy y sus hermanas se mudaron con su abuela. Ella era su única pariente.

Andy se dio cuenta de que Catalina ya no podía trabajar ni hacer cosas por su cuenta. No quería agobiarla más y quería mantener a la familia.

Publicidad

Trabajaba como limpiador de piscinas en un centro turístico local y se desplazaba diariamente entre la escuela y el trabajo. Por ello, ya no podía concentrarse en sus estudios y sus notas bajaron drásticamente. No obstante, esa era la menor de sus preocupaciones.

Lee más: Niño ahorra por 1 año para comprarle regalo a la abuela: recibe 20 veces más del dueño de la tienda al día siguiente - Historia del día

"Tengo que hacerlo… Vamos, Andy. Puedes hacerlo", se animaba a sí mismo. Un día, mientras limpiaba la piscina con una espumadera manual, Andy vio algo que brillaba en el agua. No era ningún residuo ni una hoja, lo sabía.

Publicidad

Andy lo recogió con la espumadera y vio que era un costoso anillo de oro. Alguien lo había perdido. Esta ganancia podría cubrir fácilmente tres meses de comida y las facturas médicas de su abuela. Pero, ¿se lo llevó Andy?

"Debo avisar a mi jefe", pensó. Tomó el anillo y se lo dio a su jefe, William. "Usted tiene la lista de los invitados que estuvieron en la piscina esta tarde. Quizá alguien lo haya perdido. Tenemos que devolver el anillo", insistió.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Los ojos de William brillaron de codicia. Agarró el anillo de oro y sacó la lista. "Hmmm, voy a investigar este asunto. Y chico, ¡estás despedido!", dijo, sobresaltando a Andy.

"¿Despedido? Pero si no he hecho nada malo. Por favor, necesito este trabajo. Es la única manera de alimentar a mi familia. No me despida", suplicó Andy. Pero el desalmado William hizo oídos sordos y amenazó con llamar a seguridad si el chico no abandonaba el local.

"Te despido porque no estoy contento con tu trabajo", expresó William. "Vete y no vuelvas. Toma, ten tu sueldo del día y vete".

Con el corazón roto, Andy volvió a casa. Reunió todo el dinero que había ahorrado, pero apenas le alcanzó para comprar la medicación de su abuela. Sumido en la tristeza, buscó un viejo amuleto de plata, el único recuerdo que tenía de su difunta madre, y al día siguiente lo llevó a una casa de empeños local.

Publicidad

"Joven, ¿en qué puedo ayudarle?", le preguntó el prestamista mientras examinaba un anillo bajo su lupa.

"¡¿Ese anillo?!, exclamó Andy, reconociendo rápidamente que era la misma joya que le había entregado a su jefe el día anterior. El anillo tenía unas extrañas iniciales grabadas, y Andy lo reconoció al instante.

"¿Pero cómo ha llegado hasta aquí? ¿Quién se lo vendió?", le preguntó al hombre.

"Un sujeto me vendió el anillo anoche", respondió él. Andy sospechó inmediatamente algo y utilizó los conocimientos del prestamista sobre el negocio para rastrear el origen del anillo.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"Letras como esta solamente se graban en una joyería, a dos paradas de aquí", dijo el vendedor.

Sin pensarlo más, Andy se ofreció a comprar el anillo. Vendió su amuleto y gastó todos sus ahorros en adquirirlo. Luego, fue a la joyería para ver si podía encontrar la dirección de la persona que había perdido el anillo.

Publicidad

"Sí, tienes razón. Este anillo fue diseñado aquí hace varios años", le informó el joyero a Andy tras observar la pieza.

Buscó en el registro de clientes y le dio a Andy la dirección de Bárbara, una mujer de 64 años que vivía sola en una casa grande en las afueras de la ciudad. Andy se apresuró a ir a verla.

Lee más: Chofer de bus es despedido por dar un viaje gratis a chica sin hogar: luego ella visita al jefe en una camioneta negra - Historia del día

"¿Le pertenece este anillo?", le preguntó a la mujer, que parecía confundida al ver a Andy con el anillo de su difunta hija.

Publicidad

"¡Oh, sí! Era de mi difunta hija. Lo llevaba como colgante en mi cadena y lo perdí. ¿Dónde lo encontraste?", gritó Bárbara.

"Lo encontré en la piscina del complejo turístico", respondió Andy.

Bárbara recordaba haber visitado el complejo y haber saludado a una amiga en la piscina. "Debo haberla perdido mientras me agachaba para hablar con mi amiga", recordó Barbara. "¿Cómo encontraste mi dirección?".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

"Es una larga historia. Pero tenemos que ir por alguien. Por favor, ven conmigo", dijo Andy.

Momentos después, él y Barbara llegaron al recinto con la policía. Resultó que la codicia de William había sacado lo peor de él. Tras conseguir el anillo de oro de Andy, despidió al pobre chico, descartó la lista de invitados y vendió el anillo por una buena cantidad de dinero.

Como consecuencia de su falta de honradez, la policía se llevó a William esposado. Lo condenaron por robo y fue a la cárcel.

Más tarde, Barbara se enteró de las dificultades de Andy y decidió devolverle su amabilidad y honestidad. Lo contrató como jardinero a tiempo parcial y pagó el tratamiento de su abuela.

Publicidad

La noticia de la honestidad de Andy se extendió por el barrio y en su escuela. Los que le tachaban de inútil le alabaron y dejaron de juzgarle.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Sé amable con los demás y no los juzgues sin saber la verdad: A los vecinos de Andy, e incluso a sus compañeros de la escuela, no les caía bien por sus malas notas y sus vínculos con una banda local. No sabían sobre su lucha por mantener a su familia y lo juzgaron erróneamente.

  • La codicia lleva a la decepción, mientras que la amabilidad se recompensa con compasión y aprecio: William despidió a Andy y descartó la lista de invitados para poder vender el anillo de oro y ganar dinero fácil. En cambio, Andy se dedicó a encontrar a la dueña de la joya y se la devolvió. Al final, la avaricia de William lo envió a la cárcel, mientras que la amabilidad de Andy le valió el reconocimiento.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podrías alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Papá soltero ayuda a anciana a cortar el césped y poco después recibe una llamada de su abogado - Historia del día

06 de septiembre de 2022

Niño ve a un hombre que le recuerda a su difunto padre: se le acerca con $20 y una nota

10 de julio de 2022

Chofer de bus es despedido por dar un viaje gratis a chica sin hogar: luego ella visita al jefe en una camioneta negra - Historia del día

05 de octubre de 2022

Mesera renuncia a su almuerzo por un anciano mal vestido que huele mal: ve a su jefe abrazándolo - Historia del día

01 de septiembre de 2022

Adolescente le presta su abrigo a una anciana friolenta: al otro día, la chica halla un anillo y una nota en el bolsillo - Historia del día

31 de agosto de 2022

Abuela que gastó sus ahorros pagando la boda de su nieto tiene prohibido asistir a la ceremonia - Historia del día

07 de octubre de 2022

Enfermera despedida invita a indigente a sentarse con ella en un café: al otro día la busca una limusina - Historia del día

26 de julio de 2022

Pobre viuda lucha por alimentar a sus gemelas adoptadas: años después aparece el padre biológico - Historia del día

16 de septiembre de 2022

Mesero paga la cena de mujer a quien dejaron plantada: al otro día ella lo invita a un yate privado - Historia del día

20 de agosto de 2022

Mamá de 3 niños que lloran de hambre descubre que no puede pagar sus hamburguesas: una voz le dice "No te preocupes" - Historia del día

05 de septiembre de 2022

Pobre niño con una sola pierna cede el asiento a una anciana en el bus: pronto se convierte en miembro de su familia - Historia del día

27 de septiembre de 2022

Mujer le compra una hamburguesa a niño pobre y hambriento: toda su familia va a su casa al otro día - Historia del día

16 de julio de 2022

Tras ser despedido, pobre conserje salva a perro atrapado en tubería: al otro día recibe oferta para dirigir una gran empresa - Historia del día

17 de agosto de 2022

Mi nieto me dijo que era la peor abuela: 8 años después apareció de rodillas en mi puerta - Historia del día

10 de agosto de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited