logo
Chico parado frente a una casa azul. | Foto: Getty Images | Flickr/w_lemay (Public Domain)
Chico parado frente a una casa azul. | Foto: Getty Images | Flickr/w_lemay (Public Domain)

Nadie entra en la casa del anciano hasta que un adolescente aparece en su porche cuando comienza el huracán - Historia del día

Vanessa Guzmán
28 oct 2022
06:00

Nadie sabía lo que un anciano gruñón estaba protegiendo detrás de las puertas cerradas de su casa, hasta que un chico intentó entrar para salvarlo durante un huracán.

Publicidad

¿Qué podría haber sido peor para Frank, de 68 años, que volver a casa y encontrarla vacía? Después de un largo día como limpiador en un café, regresaba a casa cansado y sabiendo que nadie lo estaría esperando.

La puerta se abría con un crujido, lo que hacía que Frank tosiera debido al polvo y el olor a muebles viejos y podridos. Tan pronto como entraba en su casa destartalada, daba un portazo mientras los vecinos y los niños se quejaban. A nadie le gustaba porque era grosero y nunca permitía que nadie entrara.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"¿Por qué no puede irse a otro lado? - Sí, qué grosero y feo se ve frunciendo el ceño todo el tiempo", chismearon a sus espaldas.

¿Por qué Frank vivía solo en esa vieja casa encantada y qué escondía allí? Nadie sabía lo que había dentro de la tenebrosa casa hasta que Josh, un adolescente que se mudó recientemente con su madre viuda, se paró en su porche un día.

Publicidad

Josh, de 13 años, y su madre, Camilla, eran nuevos en la ciudad. Había pasado más de un mes desde que perdieron al hombre más querido de sus vidas, el padre de Josh, Jackson. No podían pagar el alquiler de su vieja casa, así que se mudaron fuera de la ciudad a un lugar más pequeño.

"Es por eso que nunca permito que nadie entre a mi casa", lloró Frank, señalando con el dedo un rincón deteriorado de su hogar.

Las cosas que Camilla y Josh escucharon sobre Frank de todos sus vecinos después de mudarse no fueron muy agradables.

"Es mejor que tú y tu hijo se mantengan alejados de ese viejo gruñón que vive al lado", le advirtieron. "Él nunca habla con nadie y siempre se mantiene encerrado cuando no está trabajando".

“Sí, nunca deja entrar a nadie y se vuelve loco si alguien se acerca a su casa. Nadie sabe lo que está haciendo adentro”, agregó otro.

Camilla estaba preocupada e hizo caso a las advertencias de los vecinos. Le prohibió a Josh que se acercara a la casa de Frank.

Día tras día, Josh comenzó a observar a Frank, cuya casa estaba a solo unos metros frente a la ventana de su dormitorio.

Publicidad

"¿Por qué ese hombre no habla con nadie? Es triste cómo aquí la gente habla mal de él. ¿Por qué se encierra todo el tiempo? Tengo que averiguarlo", se dijo Josh. Pero nunca tuvo tiempo para eso. Josh acababa de empezar a ir a su nueva escuela y siempre regresaba a casa cansado.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Un día, estaba a punto de irse a la escuela cuando su madre lo detuvo. "¿No viste las noticias hoy por la mañana? Han pronosticado un huracán y está a punto de llover mucho. No salgas hoy".

Josh estuvo de acuerdo, e incluso Camilla se tomó un día libre de su trabajo. Empezó a llover fuertemente, acompañado de fuertes vientos. "Gracias a Dios que no fui a la escuela hoy", suspiró Josh mientras se acurrucaba en su cama, mirando por la ventana.

Publicidad

De repente, notó que el huracán había arrancado una parte del techo de la casa de Frank. Josh corrió al rescate del anciano, ignorando los gritos de alarma de su madre para detenerlo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

"¿Señor? Señor, por favor abra la puerta. Tiene que salir. Una parte de su techo se ha dañado y está lloviendo mucho. Por favor, salga", gritó, golpeando violentamente la puerta de Frank.

Josh miró a su alrededor en busca de ayuda, pero todos sus vecinos se habían encerrado en sus casas. E incluso si hubieran sabido que Frank estaba en problemas, dudaba que hubieran venido a rescatarlo.

"Por favor, abra la puerta. Tiene que salir rápido", seguía gritando Josh, pero Frank no respondió. Camilla siguió llamando al chico. Estaba asustada. Para empeorar las cosas, llovía fuerte y ferozmente, como si hubiera una guerra en el cielo. Josh presionó su cuerpo empapado contra la puerta de Frank, llamando repetidamente y gritando por él.

Publicidad

"Sé que está adentro. Lo vi entrar a tu casa hace una hora. ¿Está bien? Por favor, abra la puerta. Respóndame, señor. ¡Por favor, salga!".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Josh usó toda su fuerza para tratar de abrir la puerta. De repente, Frank la abrió. "¿Qué quieres?", se quejó.

"¿No lo ve? Está lloviendo mucho, y vi que el viento arrancó una parte de su techo. Por favor, venga a mi casa y quédese allí hasta que el clima se calme".

Frank, que era conocido como "gruñón y grosero" y sus vecinos lo evitaban, se conmovió hasta las lágrimas. No podía creer que alguien realmente se preocupara por él y quisiera ayudarlo. Él dudó. "No puedo ir. No puedo dejar algo querido para mí solo aquí. Quedará destruido", lloró.

Publicidad

Josh no tenía idea de qué estaba hablando Frank. Lo agarró de la mano y lo condujo hacia su casa. "Todo estará bien, no se preocupe. Puede regresar a su casa una vez que el clima mejore", dijo.

Frank siguió a Josh, cálidas lágrimas corrían por su rostro junto con las gotas de lluvia.

"Mamá, por favor, dale algo caliente para beber", dijo Josh. Su madre estaba visiblemente molesta por recibir a Frank, pero la consolaba que Josh estuviera dispuesto a ayudar al pobre hombre en un momento tan difícil.

"¿Vive solo?", le preguntó a Frank. "¿Por qué nadie te habla? ¿Y por qué siempre te encierras?".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Frank tomó su último sorbo de té y frunció los labios, limpiándose el bigote mojado. Las lágrimas brotaron lentamente de sus ojos cuando comenzó a hablar. "Tengo un hijo y un nieto. Han pasado tres años desde la última vez que los vi".

Publicidad

"¿Tres años? ¿Pero qué pasó?", preguntó Josh. Camilla también estaba desconcertada.

"Tuve un pequeño malentendido con mi hijo Jake. Él quería irse al extranjero, pero yo no estaba de acuerdo. Temía perderlos a él y a mi nieto para siempre. Discutimos y, como resultado, salió furioso de mi casa con su hijo. Me arrebató la felicidad cuando se fue y dejó de hablarme después de eso”, reveló Frank.

"Siento mucho que le haya pasado eso. Pero debe saber: el mañana siempre es incierto y nuestra vida es muy corta. No sabe lo que puede pasar mañana. Por favor, reconcíliese con su hijo antes de que sea demasiado tarde", aconsejó. Camila.

Frank sintió una esperanza por primera vez en tres años. Tan pronto como el clima mejoró, llevó a Camilla y Josh a su casa para mostrarles algo.

"Es por eso que nunca permito que nadie entre a mi casa", dijo, señalando con el dedo un rincón deteriorado de su hogar. Camilla y Josh se emocionaron hasta las lágrimas después de ver lo que era.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

"Durante mi tiempo libre, recogía tablones de madera y desechos plásticos e hice un tren de juguete para mi nieto, Dave. No quería que los niños jugaran con él porque temía que lo estropearan", dijo Frank.

Resultó que Frank había estado esperando que su hijo y su nieto lo visitaran algún día. No podía permitirse el lujo de comprar un regalo caro para su nieto, por lo que elaboró ​​un tren de juguete hecho a mano para sorprenderlo. Frank nunca permitió que nadie entrara para proteger ese regalo. Afortunadamente, no sufrió daños en el huracán.

Más tarde, Josh y Camilla compartieron con sus vecinos lo que habían encontrado en la casa de Frank. Todos empatizaron con él y lamentaron haber hablado mal de él. Se unieron y arreglaron su techo dañado como muestra de disculpa. Mientras tanto, otra sorpresa emotiva le esperaba a Frank.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

Unos días después, Jake regresó a casa con su hijo después de ver las noticias sobre el huracán en el pueblo de su padre. "Papá, me alegro de que estés bien. Lo siento mucho", lloró. Frank no pudo contener las lágrimas después de ver a su hijo y nieto. "Siento mucho haber tardado tres largos años en disculparme, hijo", sollozó, abrazándolos.

Frank finalmente le dio su tren de juguete hecho a mano a su nieto. Atrajo más lágrimas a sus ojos y calmó su corazón. Sonrió y saludó a Josh y Camilla desde la puerta de su casa, agradeciéndoles con lágrimas de alegría por ayudarlo a darse cuenta de la importancia de reconciliarse con sus seres queridos antes de que sea demasiado tarde.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Es mejor pedir disculpas a nuestros seres queridos antes de que sea demasiado tarde: Frank se disculpó con su hijo, con quien había tenido una pelea años atrás. Su nueva vecina, Camilla, le habló sobre la importancia de pedir perdón a sus seres queridos antes de que sea demasiado tarde.
  • No saques conclusiones precipitadas sobre alguien: Los vecinos calificaron a Frank de grosero y gruñón, sin saber por qué nunca permitía que nadie entrara a su casa. Al final resultó que Frank se esforzaba por proteger el tren de juguete hecho a mano que estaba esperando para regalarle a su nieto.

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Tras años de búsqueda, una mujer encuentra a su padre en la residencia donde trabaja - Historia del día

27 de octubre de 2023

Abuela envía invitación de cumpleaños a la persona equivocada, acaba celebrándolo con hombre negro más joven - Historia del día

03 de agosto de 2023

Mujer mayor da de comer a niño hambriento en Halloween, ve la imagen de su hijo perdido cuando él se quita la máscara - Historia del día

20 de septiembre de 2023

Abuelo hace cunas para los bebés de sus vecinos, años después se reúnen para celebrar su centenario - Historia del día

27 de octubre de 2023

Hombre sin hogar encuentra sofá viejo en la basura: voltea el cojín y ve una cremallera larga - Historia del día

18 de septiembre de 2023

Chico de familia rica se entera de que la pobre y solitaria vecina es su mamá biológica - Historia del día

21 de octubre de 2023

"¿Papá?" chico halla a su padre soldado durmiendo en la calle, "¿Quién eres?" responde el hombre - Historia del día

30 de octubre de 2023

Mamá nota que hijo está perdiendo peso, se entera de que nuevo profesor le quita la comida a diario - Historia del día

02 de octubre de 2023

Hombre soltero adopta a niña de vecina pobre, una semana después ella le enseña bóveda en su casa - Historia del día

24 de octubre de 2023

Tengo 51 años y me enamoré del hijo de 33 años de mi mejor amiga - Mi historia

04 de noviembre de 2023

Padre descubre que sus hijos gemelos son en realidad sus hermanos - Historia del día

11 de julio de 2023

Guardia de estación ve a niña recostada en un banco durante días: "Papá prometió volver...", dijo ella - Historia del día

05 de octubre de 2023

Tribunal está por quitarle la patria potestad a la abuela hasta que el nieto pronuncia sus primeras palabras - Historia del día

11 de octubre de 2023

Mujer descubre a esposo quitándose anillo de boda cuando sale de casa, lo sigue una vez - Historia del día

29 de septiembre de 2023