logo
Adolescente triste sentado en las escaleras del metro. | Foto: Shutterstock
Fuente: Adolescente triste sentado en las escaleras del metro. | Foto: Shutterstock

Salvé a un adolescente pobre en el metro que quedó huérfano recientemente: años después le propuso matrimonio a mi hija - Historia del día

Georgimar Coronil
04 nov 2022
14:20
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Perder a un hijo es la peor pesadilla de todo padre. Un día, estaba en la estación de metro, sosteniendo la delicada mano de mi hija Sara.

Publicidad

Al llegar el tren, la multitud me empujó hacia delante, y casi me caigo. Entonces la puerta del metro se cerró y me relajé. "¡Ha sido una locura! Hola, cariño, ¿estás bien?" Dije. Fue entonces cuando me di cuenta de que Sara había desaparecido.

Aparté bruscamente a los pasajeros del tren, pero Sara no aparecía por ninguna parte. Me puse a llorar y a gritar su nombre.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Sara, “¿dónde estás, cariño?”. me pregunté entre lágrimas. Me agarré la cabeza y empecé a sollozar.

Poco después, oí una voz tranquila que preguntaba: "¿Estás bien?".

Miré hacia atrás y vi a un chico vestido con harapos. No parecía mayor de 15 años y tenía ojos amables. "¡Busco a mi hija!", le dije. "¡La he perdido!".

El adolescente sonrió. "¿Se llama Sara?", preguntó.

Lee también: Chico ayuda a señora mayor a cargar sus compras: ve en su casa la foto de un niño que se parece a él - Historia del día

Publicidad

"¡Sí, lo es!", respondí. "¿La has visto? ¿Cómo sabes su nombre?".

"Ven conmigo", dijo el adolescente.

Me llevó a un asiento donde vi a mi Sara. Estaba comiendo felizmente un sándwich mientras balanceaba sus pies.

"¡Sara, cariño!". La rodeé con mis brazos. "Oh, gracias a Dios que estás bien".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Ella sonrió. "Jordan me ayudó, papá. Nos separaron en la puerta y Jordan me ayudó a subir al tren. También me dio su sándwich… Parece que era todo lo que tenía para comer, pero me lo dio".

No podía agradecer lo suficiente a Jordan. Perder a Sara fue el punto más oscuro de mi vida, y Jordan fue una luz en esa oscuridad. Salvó la vida de mi hija.

"¿Te importa si te pregunto a qué te dedicas?", le pregunté. "Pareces muy joven".

"Soy indigente y huérfano", me explicó. "Vivía con mi tía hasta que me echó. Estoy aliviado de haber salido de allí, porque ella había hecho de mi vida una pesadilla. Mendigo para vivir, pero ahora soy más feliz. Confía en mí. Estar sin dinero y ser huérfano no duele tanto como una vida miserable", terminó, y me sentí mal por él.

Publicidad

La bondad regresa de formas sorprendentes.

Jordan era un buen chico. Lo veía en sus ojos. Tenía que ayudarlo, así que lo traje a casa.

También demostró ser muy trabajador, y nos ayudaba con las reparaciones de la casa. Le ofrecí dinero por la tarea, pero siempre lo rechazó. Pronto nos dijo que había encontrado un trabajo y se mudó. Vivió con nosotros durante dos años.

A veces, cuando estaba solo, me preguntaba si estaba bien.

"¿Dónde estás ahora, Jordan? ¿Eres feliz?", me preguntaba mirando al cielo. Diez años después, desearía no haber preguntado eso.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"¡Hola, papá! Está en camino", me dijo mi hija Sara. Mi mujer y yo habíamos invitado a su novio a cenar. Sara quería que lo conociéramos.

Publicidad

Cuando sonó el timbre, Sara corrió hacia la puerta. "¡Ya está aquí!", gritó.

Mi mujer y yo nos reímos. "¿Alguien va a creer que tiene 22 años? Todavía es una niña", dije entre risas.

"Las hijas nunca crecen para sus padres. Y aquí tenemos el equipo padre e hija más fuerte del mundo", añadió mi mujer, y yo me reí.

Lee también: Anciana ayuda a un padre soltero a cambiar el pañal de su bebé: al día siguiente, un auto de lujo llega a su casa - Historia del día

Pero en cuanto Sara hizo entrar a su novio, mi sonrisa se desvaneció. Su novio resultó ser Jordan. Jordan, que estuvo sin hogar durante varios años. ¿Cómo pudo Sara hacer eso?

Publicidad

"Te acuerdas de Jordan, ¿verdad? Es mi novio. Nos pusimos en contacto por internet", dijo Sara, y yo perdí la cabeza.

"¡No puedes hablar en serio, Sara! ¿Quieres casarte con alguien que fue un vagabundo hasta hace unos años? No, eso no va a pasar", respondí.

"¡Cariño!", intervino mi mujer. "Eso es una grosería. Deja que se siente, al menos".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"¡No podemos aprobar esto, Marla! ¡No puedo!". Declaré.

¿Qué padre entregaría voluntariamente a su hija a un hombre que una vez fue un indigente y provenía de una familia rota? No quería que mi Sara formara parte de algo roto. Era mi única hija y quería lo mejor para ella.

"Lo siento, Sara", le dije. "¡Dile que se vaya ahora mismo! No puedo aprobar esto".

"Señor, yo…" Jordan acababa de empezar a hablar cuando le interrumpí.

"¡Estoy hablando con mi hija! ¿Quién te ha dado derecho a interferir?". Le grité.

Publicidad

Jordan no dijo nada más.

Sara me cogió de las manos. "Solo quiero decirte una cosa, papá. Por favor, escucha esta única cosa. Te prometo que no te arrepentirás. ¿Por favor?".

"No…" .

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Y prométeme que no me interrumpirás antes de que termine, papá, por favor", insistió Sara.

Me rendí. "Está bien", dije.

"Jordan no solo me dio un sándwich ese día, papá", me dijo Sara. "También te ayudó a ti, papá. ¿Cómo puedes olvidar eso?".

Podía ver a dónde quería llegar.

Lee también: Niño huérfano trabaja a diario para ayudar a su mamá adoptiva enferma: se entera de que un extraño pagó sus facturas médicas - Historia del día

"Aquel día, cuando me ayudó, lo besé en la mejilla y lo abracé", continuó. "Me aterroricé cuando no te vi. No me importaba si era un indigente o no. Y tampoco me importa ahora. En aquel momento, Jordan fue la única ayuda que recibimos. Me dio su sándwich, aunque era todo lo que tenía. ¡Imagina lo amable que es, papá! Si hizo eso por alguien que no conocía, piensa en lo mucho que haría por mí ahora que soy alguien a quien quiere".

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"No me importa su pasado, papá, y no me importa su familia. Conozco a Jordan. Le quiero. Y lo aprecio por todo lo que ha hecho por nosotros. Es el que elegí, y siempre será especial para mí. Pero no haremos nada sin tu bendición y la de mamá. Jordan no quería proponerme matrimonio hasta que mamá y tú estuvieran de acuerdo con nuestra relación".

Publicidad

Cuando Sara dijo eso, algo dentro de mí cambió. Miré a Jordan y recordé nuestro pasado. Allí estaba él… el que había salvado a mi Sara. Si él no la hubiera ayudado, tal vez Sara no habría estado conmigo, pensé.

Dejando atrás su pasado, di un paso adelante y le abracé. "Lo siento, Jordan", le dije. "Me equivoqué. Lo siento".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Me devolvió el abrazo y lloró. Era la primera vez que veía llorar a Jordan. "¿Puedo preguntarte algo?", dijo.

"Adelante. Ahora eres parte de esta familia", le contesté.

"Gracias", susurró. "Nunca me había sentido tan querido. ¿Está bien si te llamo papá?", dijo.

"Por supuesto", le respondí y lo abracé.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • La bondad regresa de formas sorprendentes: Jordan tuvo la amabilidad de ayudar a Sara cuando se perdió. Años más tarde, esa bondad volvió a él en forma de amor.
  • El pasado de una persona no define su futuro: El padre de Sara no quería que Jordan se casara con ella porque no tenía un buen pasado. El padre de Sara se dio cuenta de que estaba equivocado después de que Sara le recordara que la única parte del pasado de Jordan que le definía era cuando les ayudaba.
Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les inspire.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Vecina se burla de mujer pobre por el aspecto sucio de su casa: se disculpa tras entrar - Historia del día

14 de julio de 2022

Anciana endeudada es desalojada de su casa, recibe llamada diciéndole: "Compré su casa para usted" - Historia del día

24 de agosto de 2022

Anciana ayuda a un padre soltero a cambiar el pañal de su bebé: al día siguiente, un auto de lujo llega a su casa - Historia del día

30 de julio de 2022

Niño huérfano trabaja a diario para ayudar a su mamá adoptiva enferma: se entera de que un extraño pagó sus facturas médicas - Historia del día

17 de octubre de 2022

Hombre pasa sus vacaciones ayudando a colega con su bebé recién nacido: ve a su jefe tocar su puerta - Historia del día

13 de septiembre de 2022

Embarazada salva a pobre chico de matones: él le devuelve el favor tras verla en el hospital años después - Historia del día

16 de septiembre de 2022

Maestro adopta a niña que es idéntica a su difunta hija: años después aparece su madre - Historia del día

09 de septiembre de 2022

Pobre niño llora por sus botas rotas hasta que conoce a un nuevo compañero de clase sin piernas - Historia del día

21 de octubre de 2022

Adolescente es la única que cuida a su abuelo anciano: él la echa cuando cumple 18 - Historia del día

05 de septiembre de 2022

Hombre llora leyendo cartas viejas de su difunta esposa hasta que se entera de que necesita hacerle una prueba de ADN a sus hijos - Historia del día

13 de octubre de 2022

Hijo envía a su madre a un asilo de ancianos: regresa por ella arrepentido tras enterarse de que heredó $2,6 millones - Historia del día

12 de agosto de 2022

Mujer pasa 10 años en casa criando a sus 4 hijos: su esposo se queja de que él es el único sostén de la familia - Historia del día

29 de septiembre de 2022

Mendigo gasta todo su dinero en comprar comida para una niña perdida en el metro, recibe llaves de una casa a cambio - Historia del día

08 de septiembre de 2022

Enfermera despedida invita a indigente a sentarse con ella en un café: al otro día la busca una limusina - Historia del día

26 de julio de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited