logo
Un anciano llorando desesperadamente | Foto: Shutterstock
Fuente: Un anciano llorando desesperadamente | Foto: Shutterstock

Viudo pasa días y noches llorando en la tumba de su esposa: "Hombre, ven conmigo", oye que le dicen - Historia del día

Georgimar Coronil
14 nov 2022
17:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un anciano pierde repentinamente a su mujer y queda desolado. Días después, su hijastra le echa de casa y él pasa días y noches en la tumba de su mujer. Por suerte, una ayuda inesperada le llega tras escuchar una voz.

Publicidad

Javier tenía 78 años cuando su esposa falleció, dejándolo devastado y con el corazón roto. Para colmo de males, también tenía Alzheimer, ya que había desarrollado la enfermedad poco antes del fallecimiento de su esposa.

Javier y Susana estuvieron casados durante más de dos décadas y él no sabía cómo afrontar la vida sin ella. Se sentía perdido sin ella.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Cuando Javier y Susana se casaron, Susana estaba recién divorciada y tenía una hija de dos años, Eva. Javier nunca se había casado antes, y tener una familia propia era más de lo que había deseado. Trataba a Eva como a su propia hija.

Sin embargo, las cosas tomaron un giro desagradable cuando su esposa murió repentinamente de un ataque al corazón. Una mañana, Javier fue a trabajar a su garaje, como era habitual, pero cuando volvió a la casa para comer, encontró a su pobre esposa tirada en el suelo, agarrándose desesperadamente el pecho.

"¡Dios mío! ¡Susana, mi amor! ¡No me hagas esto! Despiértate. Despierta!", grito Javier sacudiendo a su mujer.

Publicidad

Los médicos habían intentado todo lo posible, pero era demasiado tarde.

Lee también: Anciana ayuda a un padre soltero a cambiar el pañal de su bebé: al día siguiente, un auto de lujo llega a su casa - Historia del día

La enterraron en el cementerio de la ciudad unos días después, y desde entonces, las cosas no volvieron a ser como antes.

Unos días después de enterrar a su mujer, Javier llegó a casa y encontró sus maletas y bolsas esparcidas por el porche.

"¡Eva! ¡Eva! ¡Abre! ¿Qué está pasando?", exclamó.

Publicidad

"¡Esta es la casa de mi madre, y ya no eres bienvenida aquí!", respondió Eva mientras tiraba más cosas.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Javier no podía creerlo y le suplicaba que abriera, pero Eva no lo aceptaba. "¡Eva, esta casa es tan mía como la de Susana", gritó.

Cuando sus intentos por intentar que Eva abriera la puerta, no funcionaron, Javier llevó lentamente su equipaje a su camioneta y condujo hasta el cementerio. Se arrodilló junto a la tumba de su esposa y lloró a mares.

"¡Amor mío, solo has estado fuera unos días y mi vida ya se está desmoronando!", expresó. "¿Por qué tuviste que dejarme, mi amor?" La echaba tanto de menos que le dolía.

"Dios, acaba con mi vida también para poder estar con mi mujer", suplicó, levantando los ojos al cielo.

Publicidad

"No puedo vivir más así; ¡llévame, Señor!", gritó desesperadamente.

Javier lloró junto a la tumba de su esposa días y noches después de aquello.

Y entonces...

Un día, mientras yacía débil al pie de la tumba de su esposa, oyó una voz que lo llamaba.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"¡Hombre, ven conmigo!". Javier se sobresaltó y levantó la vista, esperando desesperadamente que Dios se hubiera decidido por fin a llevarlo.

Pero entonces, oyó: "Estoy detrás de ti".

Se giró rápidamente y vio a un joven detrás de él. "He visto a mucha gente llorar a sus seres queridos, pero nunca tan intensamente. ¿Era su esposa?", preguntó Jorge, que trabajaba en el cementerio como cuidador.

"¡Sí! Es el amor de mi vida, y estuvimos casados durante años", respondió Javier mientras se levantaba del suelo.

Lee también: Pobre hombre adopta a una anciana y la hace parte de su familia: sus 10 hijos aparecen tras su muerte - Historia del día

Publicidad

"¡Ven conmigo!" dijo Jorge, ayudando a Javier a levantarse. Lo condujo a la oficina del conserje, cerca de las puertas del cementerio, y le ofreció té y un sándwich antes de pedirle que le narrara su historia.

Javier se comió el sándwich con gusto. Llevaba días sin comer y estaba hambriento.

Tras enterarse de que la hijastra de Javier le había echado, Jorge supo que lo podía ayudar.

"Mi mujer es abogada; estoy seguro de que puede investigar tu caso y encontrar una forma de ayudarte. Ven a casa conmigo esta noche", ofreció Jorge.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Esa noche, Jorge llegó a casa con Javier, y el anciano le narró su triste historia a Jorge y a su mujer, Karla, y ella se ofreció a ayudarle.

Resulta que Jorge era padre de cuatro hijos, y sus hijos se compenetraron bien con Javier. Empezaron a llamarle abuelo y le ayudaron, aunque fuera por un momento, a olvidar toda su tristeza. Por primera vez desde la muerte de su esposa, Javier volvió a sonreír.

Pasó unos días en casa de Jorge, y en el siguiente día libre de Karla, ella y su marido acompañaron a Javier a su antigua casa. Encontraron a Eva y Karla la sentó.

"Soy Karla, una amiga de tu padre, y he venido a ayudarle a reclamar lo que es suyo por derecho".

Publicidad

"¡Pero la casa también es de mi madre!" contestó Eva, obviamente más consciente de que las cosas podrían cambiar pronto para ella.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Eso es cierto, pero también era de tu padre. Él puede elegir si te aloja aquí o te echa, no al revés", reiteró Karla.

"No me gustaría echarte, pero como no podemos cohabitar, lo único que pido es un poco de dinero para ayudarme a conseguir un lugar más pequeño para mí", intervino Javier.

Parecía un sacrificio bastante pequeño para su libertad, y Eva aceptó rápidamente las condiciones. Javier pronto compró una pequeña casa y, con la ayuda de Jorge y su familia, la amuebló y trasladó allí todas sus cosas.

Se convirtieron en su nueva familia y le visitaron a menudo, haciendo que sus últimos días fueran más llevaderos. Vivió una vida plena y siguió visitando la tumba de su mujer, no para llorar, sino para agradecerle que le enviara una familia en su vejez.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • A veces la ayuda viene de los lugares más inesperados: Cuando Javier estaba desesperado por tener una familia y un lugar donde quedarse, fue un extraño el que acudió a su rescate.

  • La familia no consiste en aquellos con los que uno está estrechamente relacionado: Javier encontró más amor con unos desconocidos que con su hija. Los hijos de Jorge le querían y respetaban más que Eva.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

"¿Cuándo regresan tus padres?", le pregunta señora a niña solitaria en el parque: "Nunca", responde ella - Historia del día

22 de julio de 2022

Niña huérfana visita la tumba de su madre cada semana: un día ve a una mujer idéntica a su mamá llorando allí - Historia del día

07 de octubre de 2022

Niño de 11 años cuida a sus hermanas mientras la madre pasa las noches fuera de casa - Historia del día

20 de agosto de 2022

Anciana ayuda a un padre soltero a cambiar el pañal de su bebé: al día siguiente, un auto de lujo llega a su casa - Historia del día

30 de julio de 2022

Mesero alimenta a niña discapacitada para que su madre cansada termine de comer, luego halla cheque por $10.000 en la mesa - Historia del día

11 de noviembre de 2022

Abogado mayor envía la noticia de su muerte a sus 5 hijos para determinar su heredero - Historia del día

26 de julio de 2022

Mujer ve a una niña cruzando la autopista sola: "Estoy buscando a mis padres", dice - Historia del día

06 de agosto de 2022

Empleado de limpieza nota a niña en los juegos del parque día y noche: "No tengo adónde ir", admite ella - Historia del día

20 de octubre de 2022

Millonario enfermo envía aviso de muerte a sus 5 hijos para elegir un heredero: nadie va excepto una joven desconocida - Historia del día

05 de octubre de 2022

Adolescente se muda a casa de abuela pobre para cuidarla: halla fajos de billetes en un viejo sofá - Historia del día

29 de agosto de 2022

Niño ayuda a anciano con manos temblorosas a recoger sus víveres del piso: el señor le da un paquete pequeño - Historia del día

08 de agosto de 2022

Chofer de bus es despedido por dar un viaje gratis a chica sin hogar: luego ella visita al jefe en una camioneta negra - Historia del día

05 de octubre de 2022

Niña le lee a su vecino ciego de 89 años: ve una foto de su padre marcada como "hijo" en las páginas de un libro - Historia del día

04 de agosto de 2022

Papá soltero de 5 niños cuida a su anciana vecina: a cambio, un día recibe $25.000 para la educación de sus hijos - Historia del día

04 de octubre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited